jueves, 31 de octubre de 2013

LAS VERDADERAS CUCARACHAS QUE DEBEMOS ATACAR

Por MARIEN ARISTY CAPITÁN
m.aristy[@]hoy.com.do


Desagradables, en más de una ocasión nos han provocado disgustos. Un susto aquí, un apuro allá, momentos de asco… sus efectos, definitivamente, son múltiples. Nunca, sin embargo, pensé que serían capaces de provocar tristeza.

Sólo después de la visita de Rihanna comprendí que las cucarachas son tan mágicas que develan todo tipo de sentimientos y actitudes. Y es que, tras el desafortunado tuit de la cantante, muchos hemos sacado a flote las miserias que llevamos dentro.

A pesar de que el comentario de Rihanna no me gustó por la puntillita de “only in DR”, las reacciones ante su queja por encontrar una cucaracha, un grillo y un murciélago (¿de veras un murciélagó?) en su habitación han sido desproporcionadas: la han insultado hasta la saciedad, haciendo de las burlas y la exageración una fiesta de muy mal gusto.

Mientras eso pasa, y dedicamos energías a ese tema, dejamos de lado las cosas que sí importan, es decir, las cucarachas de nuestra sociedad: denuncias por corrupción que no prosperan, un presupuesto que no convence por el desatino de las partidas, un ineficiente sistema de salud, una economía que sólo es buena para ricos y funcionarios y unos legisladores que prohíben las hookah pero no tienen tiempo para los proyectos importantes.

Son muchas las cosas que merecen atención. Como la lucha contra el cáncer de mama, que pierde su ímpetu cuando muere octubre; o la falta de educación cívica, algo que demostramos con demasiada frecuencia. Rihanna ha metido el dedo en la llaga. Ella nos ha vuelto a recordar lo que somos. ¡Qué tristeza!

hoy.com.do
Siga Leyendo...

COMO EN UN ABISMO MORAL

Por ANDRÉS L. MATEO
yulendyn[@]gmail.com


Vivimos como en un abismo moral. Lo predominante en la sociedad dominicana es el parecer sobre el ser. Leonel Fernández en Francia recibiendo un “Reconocimiento de la Universidad París VIII”. La imagen parece ser la única categoría a través de la que se expresa y se libera el tiempo subjetivo. ¿No es ese hombre que ríe, con su “reconocimiento” en las manos, la perversión de la imagen? ¿No es ésa burla la anarquía simpática de una sociedad sin valores, hundida en la guiñada trágica de la corrupción generalizada?

Los valores no flotan incontaminados, todo fenómeno valorativo constituye un elemento de la cultura. En tanto objetos o determinaciones espirituales, los valores no son otra cosa que la expresión concentrada de las relaciones sociales. Las sociedades no pueden ser exitosas sin que la interactuación entre sus miembros esté mediada por una escala de valores y leyes, apoyadas en un régimen de consecuencias. ¿Cómo tener, por ejemplo, una idea cabal de la justicia, si ante nuestros propios ojos los funcionarios corruptos amasan fortunas obscenas y no les pasa nada? ¿De qué puede valer el discurso moralista en el aula de un pobre profesor que se desgañita para explicarles a sus alumnos lo que es la honradez, el bien y la verdad; si el cinismo de una foto tiene categoría de magisterio, y se ampara en el don de un valor social, y esculpe la mentira como un atributo?
¿Por qué, la corrupción dominicana, siendo un antivalor, tiene su carta de triunfo asegurada en la práctica? Simplemente, porque la relación valorativa consiste en uno de los modos en que la realidad puede ser asimilada, y porque en la vida social opera un conjunto de representaciones, esquemas e ideales que determinan la conciencia y la conducta de los individuos que la integran. Los corruptos son paradigmas exitosos, y los “líderes sociales” los albergan axiológicamente neutralizados. Nadie los repudia, el medio se los asimila como héroes, y bajo el manto de amparo de la práctica política se cuelan como paradigmas sociales.

¿Cuál es el país real en que vivimos?

La peor educación del continente americano y una de las peores del mundo. Ningún exceso es comparable a un día de martirio en un hospital dominicano, salvo la galería de horror que dibuja Dante en el “Infierno”. Y no es por encapricharse, pero el resto es una parodia: Se paga la energía eléctrica más cara del mundo, pero hay que tener inversores o plantas para contar con electricidad. Hay que pagar el agua, pero si no posee cisterna y bomba de empuje, jamás la verá. Las calles son una desgracia, y hay que andar como guinea tuerta. No hay futuro, sino el de la Loto, o el azar desnudo de la delincuencia. El sistema de seguridad social se ha transformado en una estafa, y la crispación e impotencia aplacan todos nuestros ímpetus. Debes pagar colegios privados, porque ni siquiera los más altos funcionarios del Ministerio de Educación mandan a sus hijos a la escuela pública. Y, además, están los impuestos. Apenas el aire está libre de ellos; y por solidaridad con lo invisible, la corrupción más descarada esfuma algo más del 12% del PIB.

Cuando Leonel Fernández gobernó, las embajadas y consulados se convirtieron en agencias para conseguirle doctorados, profesorados honoríficos y reconocimientos. Era el alpiste de la adulación a su megalomanía. En Francia está Laurita Faxas, quien representa al Estado dominicano en la UNESCO, con un buen récord en eso de conseguirle galardones a Leonel en universidades francesas. Lo cierto es que vivimos como en un abismo moral, porque uno mira la foto de ese hombre que ríe con su “reconocimiento” de París VIII en las manos, y no sabe si es el mismo que dejó un déficit de más de doscientos mil millones de pesos, y una deuda de 35 mil millones de dólares. El mismo que desguañangó el país, el mismo que se la pasaba viajando huyendo de todo lo insoportable que hay en el país real.

acento.com.do
Siga Leyendo...

LA POLÍTICA Y EL TIEMPO

Por CÉSAR PÉREZ
cperez[@]intec.edu.do


Con agudeza y dolor, la reputada diputada Minoú Tavárez Mirabal ha dicho que una de las funestas consecuencias la resolución del Tribunal Constitucional es que saca lo peor de nosotros: los odios ancestrales, los prejuicios, la xenofobia y, agrego, el racismo aprendidos en algunos los libros de textos de historia dominicana. Saca también a flote nuestro atavismo que nos impide reconocer la realidad del presente tiempo político que vive la humanidad.

El siglo XVIII fue el de la declaración universal de la igualdad entre todos los seres humanos, el XIX, el del derecho de elegir y ser elegido y, a finales del XX, el de la ciudadanización, vale decir, el derecho al acceso a los servicios básicos que garantizan una vida digna a todos los seres humanos. Hoy, alrededor de esos principios se han establecido grandes acuerdos internacionales vinculantes a diversos estados y de algunos este país es signatario.

Por el respecto a la diversidad de derechos que se derivan de esos acuerdos, se han llevado a cabo numerosas acciones para obligar a estados nacionales a cumplirlos. Entre muchos ejemplos, citamos la acción colectiva mundial de estados, naciones, partidos, movimientos y singulares personas que condenó y sancionó a Sudáfrica por su política de apartheid y exigió la liberación de Nelson Mandela, encarcelado por su lucha contra ese aberrante sistema, la sanción de la OEA al régimen de Trujillo por sus crímenes, entre ellos el de las hermanas Mirabal, la condena a los bombardeos de los norteamericanos contra el heroico Vietnam.

Se sancionó a Alemania por el genocidio nazi contra los judíos y a varios militares sudamericanos por sus crímenes de Estado. Sin embargo, a nadie se le ocurrió decir que esas sanciones implicaban un desconocimiento del derecho soberano de cada país. Lo que se exigía era el respeto a derechos humanos reconocidos por la inmensa mayoría de los pueblos de los estados de esta parte del mundo.

Quienes apoyaban las sanciones al régimen de Trujillo, en su momento fueron calificados de enemigos del país y de participar en un “complot internacional contra la dominicanidad”. Hoy, a quienes condenamos el intento de genocidio civil, a través del cual se pretende negar el derecho a la nacionalidad dominicana a casi un cuarto de millón de personas de ascendencia haitiana, se nos endilgan los mismos calificativos, además de acusarnos de ser agentes de potencias extranjeras.

Condenamos la resolución del TC porque, además de impracticable, racista y xenofóbica, constituye un nuevo intento de apartheid y de “limpieza étnica” que creará una situación de muerte jurídica y un potencial brote de violencia física contra los afectados, un serio problema nacional e internacional para este país. Porque la comunidad internacional nos condena y porque seremos irremediablemente sancionados por organismos internacionales, con devastadoras consecuencias para el turismo, la inversión extranjera y la imagen del país. Eso lo sabe el presidente Medina, igualmente sabe que ninguna comisión gubernamental logrará evitarlo, porque vivimos el tiempo de los tratados internacionales y del respeto a esos tratados.

Por eso, no le queda otro camino que no sea la búsqueda de una solución política al yerro jurídico, ideológico y político del TC.

hoy.com.do
Siga Leyendo...

miércoles, 30 de octubre de 2013

MATANZA ELECTORAL 2013

Por Rosario Espinal

La Sentencia 168/13 del Tribunal Constitucional tiene varios usos políticos, y uno muy importante es reducir la masa votante. Este era el único objetivo que le faltaba alcanzar al PLD y aliados para facilitar futuros triunfos electorales. Veamos.

Para durar 30 años más en el poder como aspira el PLD, según palabras de su presidente Leonel Fernández (quizás sean 300 al paso que van), necesitaban alcanzar cuatro objetivos básicos: 1) control de todos los poderes del Estado, 2) debilitamiento de la oposición partidaria, 3) expansión del Estado clientelar, y 4) eliminación de un segmento del electorado para reducir el costo clientelar.

Primero, ya el PLD controla todo el Estado Dominicano: el Poder Ejecutivo desde 2004, el Poder Legislativo desde 2006, y el Poder Judicial desde 2010 con la reforma constitucional.

Segundo, ya se produjo el debilitamiento de la oposición partidaria con la división del PRD. Miguel Vargas es la punta de lanza y el resto del partido carece de visión política para reorganizarse. Divididos no volverán al poder.

Tercero, ya el PLD expandió los tentáculos clientelares a todas las instancias públicas, estratos sociales y espacios geográficos.

En once años de gobierno ininterrumpidos, se ha producido el enriquecimiento de la estructura de dirigentes políticos. La empleomanía estatal ha aumentado en todos los niveles. Hay 35 jueces en las llamadas Altas Cortes, cuando en cualquier país institucionalizado la mitad haría el trabajo. Hay 22 ministerios, la mitad innecesaria. Ni hablar de la cantidad de empleados y botellas. Y el presupuesto nacional se ha multiplicado.

La expansión del Programa Solidaridad no tiene precedentes. República Dominicana es el país de América Latina con mayor proporción de hogares que reciben transferencias directas del gobierno. Aproximadamente 30% de los hogares dominicanos tiene tarjeta de solidaridad, que proveen subsidios migajas y no sacan a nadie de la pobreza, pero sí desarrollan lealtades clientelares. La mentalidad de los beneficiarios es: más vale algo que nada, y hay una cola esperando.

Cuarto, al PLD sólo le faltaba reducir la masa votante para reducir el costo clientelar de las elecciones. Los dominicanos de ascendencia haitiana eran la presa fácil.

El efecto cruel inmediato de la Sentencia 168/13 será mantenerlos en zozobra y marginados. Niños y jóvenes que no podrán estudiar porque no tienen actas de nacimiento, profesionales que no podrán ejercer y hacer transacciones civiles porque no tendrán cédula, dificultad para encontrar un trabajo o abrir una cuenta bancaria, etc., etc.

Para los arquitectos de la Sentencia 168/13 (jueces y no jueces), el beneficio inmediato será que esa población no podrá votar. Se estima que hay unos 250 mil, o quizás más. Sin derecho al voto esta gente no recibirá ni siquiera migajas porque el Estado clientelar no necesita su adhesión política.

Atención pueblo dominicano: si ya preparan la fiesta para celebrar el fin de la invasión haitiana, no se emborrachen. El gobierno dominicano seguirá permitiendo la migración ilegal haitiana y en los pueblos y campos seguirán presentes los haitianos. Es la mano de obra barata que da grandes ganancias a empresarios y al Estado.

El reperpero seudo-nacionalista auspiciado por el gobierno y aliados no busca sacarlos. Si así fuera, los empresarios agrícolas y de la construcción estuvieran ya protestando.

Desnacionalizar los dominicanos de ascendencia haitiana tiene como objetivo inmediato sacarlos del registro electoral para que no puedan votar, y para eso tenían que sacarlos del registro civil, y para eso, el Tribunal Constitucional hizo vericuetos jurídicos hasta llegar a 1929. Los mataron electoralmente a todos de un porrazo, haciendo legal lo ilegal. He aquí el nuevo orden constitucional dominicano.

Enlace al periódico HOY: http://hoy.com.do/matanza-electoral-2013/autor/rosario-espinal/
Siga Leyendo...

martes, 29 de octubre de 2013

LA PÓCIMA OFICIAL

Por Anulfo Mateo Pérez
anulfomateo@gmail.com


Frente a un partido que ha instalado una dictadura constitucional, las organizaciones que aspiran a cambios importantes en la conducción del país harían muy bien en razonar lo necesario del amarre en un solo haz de todas ellas, para alcanzar el poder mediante una firme oposición.

Es de comprenderse con toda claridad, que quienes nos han desgobernado por más de 12 años lo hacen de forma pérfida, al margen de la ética política, y embriagados con el inmenso poder acumulado.

El mundo ha cambiado en ciertos aspectos, como lo han hecho los métodos para controlar al adversario político. Por eso se corrompe, chantajea, infiltra y penetra a todo el que sea susceptible de ello.

Muchos se resisten con firmeza a entrar en la danza de la descomposición política, ética y moral a la que el peledeísmo balaguerizado ha conducido a la sociedad, pero otros se suman al gobierno a cambio de enriquecerse.

Una de las modalidades de control político de los que están en el poder, es comprar voluntades de dirigentes enlistados en la oposición para que hagan el trabajo de informantes; sembrados ahí para crear caos.

El caballo de Troya es uno de los medios preferidos de los que mueven los hilos del poder. Sus agentes encubiertos trabajan para crear confusión, rivalidades, “guerrillas” y división en las organizaciones opositoras.

Y esa práctica, propia de los organismos de inteligencia del Estado, la usa el oficialismo para controlar, neutralizar y desnaturalizar las acciones de las entidades políticas, sociales, sindicales, gremiales y populares.

Al movimiento juvenil le aplicaron la “medicina” y ya se aprecian sus nocivos efectos. La misma pócima la habían administrada antes a partidos políticos progresistas y revolucionarios, y los atomizaron.
Siga Leyendo...

LA VULGARIDAD EN LOS MEDIOS

Por MIGUEL GUERRERO

Las palabrotas que se escuchan en la radio y la televisión, y las acusaciones y menciones peyorativas de personalidades de la vida pública y privada que sin justificación alguna son citadas con una frecuencia pasmosa, violando su derecho a la privacidad, desbordan todos los límites. Es para preocuparse. Asombra la aceptación que esta modalidad del periodismo tiene en la clase política.

La búsqueda de ratings y el afán de figuración están dejando atrás la responsabilidad que el uso de un micrófono y un espacio televisivo exigen. No trato de enjuiciar la labor de profesionales en el ámbito en el que con mediana capacidad me desenvuelvo. Lo que trato es de llamar la atención sobre un problema que atañe directamente al periodismo dominicano.

La situación a la que me refiero terminará, algún día, de forma brusca, ya sea por una intervención gubernamental o con una especie de reclamo de honor. Cualquiera de ambas sería lastimosa y sentaría un precedente funesto, que luego los gobiernos emplearían cada vez que encuentren necesario acallar o mediatizar la labor de la prensa. Los medios de comunicación deben fijarse por derecho propio las limitaciones que la ley, el buen sentido y el derecho a la buena reputación hacen obligatorias.

Si dejamos esa decisión a la autoridad o a cualquier fuerza ajena a la prensa, estaríamos condenándola de antemano. La fijación de esos límites corresponde pues a los propios periodistas y comunicadores. Son éstos quienes deben establecer las líneas entre las cuales se debe realizar un ejercicio responsable, útil a la sociedad.

Eludir esta responsabilidad pone en peligro el clima mismo en que se desenvuelve la prensa, por cuanto para nadie es un secreto que la intolerancia vocacional de la autoridad pública no precisa de muchas razones para hacerse sentir. Ejemplos que lo avalan sobran en estos tiempos.

La intolerancia no proviene sólo de los gobiernos, los partidos y sindicatos, o las organizaciones sectarias, muy activas en el país. Es común también al periodismo. Algunas de las obscenidades que se escuchan o presencian en nuestros medios de comunicación, son muestras inequívocas de ello. El uso abusivo e irreflexivo de la libertad es tan nefasto como la represión que tan frecuentemente se ejerce contra ella.

La vulgaridad se está convirtiendo en un estilo y norma de la radio y la televisión. A ella recurren personas con suficiente capacidad e ilustración para desenvolverse con éxito en esos medios. Y ese es precisamente el peor de los legados que este absurdo proceder nos deja. Algunos dicen que la tendencia está marcada por las preferencias del gran público y no creo que esto sea cierto.

La verdad es que esta forma de comunicación enrarece el ambiente y desprestigia la prensa nacional. Otros países han pasado por una experiencia similar. Y para evitar intromisiones peligrosas de la autoridad pública en el ámbito del ejercicio de la libertad de expresión, los propios medios vieron la necesidad de imponerse normas, como fue el caso de España, aunque allí las extravagancias radiales y televisivas no alcanzan, justo es reconocerlo, los niveles de irrespeto al público que aquí hemos logrado.

En muchas partes, la gente ha renunciado voluntariamente a ciertos derechos con tal de recuperar su tranquilidad. Si esto sigue como va, los dominicanos, hastiados un día de tanta obscenidad en los medios electrónicos, se sentirán tentados a aceptar como normal la represión interventora del gobierno para reglamentar el material de difusión de la radio y la televisión, lo cual sería fatal e imperdonable. Por tanto, son los propios medios los llamados a actuar contra esa tendencia nefasta que hoy observamos en la radio y la televisión.
Siga Leyendo...

lunes, 28 de octubre de 2013

ADVERTENCIA: CLEPTOCRACIA GOBERNANTE ANDA TRAS LA Z -101 Y BIENVENIDO RODRÍGUEZ

Con el Grupo Corripio no han podido

Por Desde La República Dominicana

La cleptocracia gobernante, su líder y creador, conjuntamente con la pandilla que lo acompaña están dando los pasos para acorralar a la Z-101 y a su propietario Bienvenido Rodríguez.

Con el Grupo Corripio no han podido. Al director de uno de los diarios lo han acosado inmisericordemente, es el más vulnerable de todos. Con los otro dos titanes no es tan fácil, ahí hay dos murallas difícil de derrumbar. A otro lo han puesto a hacer películas para que se entretenga, otro está recuperándose de un accidente y a un extranjero están pensando en deportarlo por asuntos legales, aprovechando la sentencia.

Un diario electrónico está en los tribunales, a otro no lo dejan quieto insultando a sus dueños y ejecutivos por medio de los interactivos; y todos los otros medios que no comulgan con el régimen la estamos pasando negras, desde llamadas amenazantes hasta bloqueo de acceso a los medios.

Tres profesionales están sometidos a la justicia en un tribunal de USA y un conocido periodista y comentarista acaba de ser notificado que está siendo demandado en el país. Con las chicas le han buscado la vuelta, a una, solo esperan formalizar la venta del canal para sacarla; a la otra la emplearon, esperando que suavice su posición.

Aquí la gente ha tomado a chiste esto de la cleptocracia y de la dictadura. Cada día que pasa las cosas se están poniendo más claras y más negras a la vez, ni siquiera la investidura del Presidente la respeta esta ganga de mafiosos, nada más hay que ver cómo tratan al mandatario y a los pocos ministros que tiene, como si fuesen subalternos. Los ensotanados y los jueces se ufanan de estrujarle en la cara al pedacito de gobierno que manejan quién es que manda aquí en el país.

Están tras Bienvenido Rodríguez y la Z-101, no es nada personal, son tan solo negocios. Negocios en grande, a los cuales la Z, la apertura democrática del señor Rodríguez y la gran mayoría de su personal molesta.

La advertencia está hecha.
Siga Leyendo...

AL QUE ESCUPE PARA ARRIBA, LE CAE LA SALIVA EN LA CARA

Por Melvin Mañón

Nadie sabe a ciencia cierta el número, pero según varios estimados, mas de dos millones de dominicanos han emigrado de su país buscando mejor vida. Nadie sabe tampoco a ciencia cierta cuantos de esos dominicanos ingresaron y permanecen ilegalmente en esos países. Tampoco sabemos cuantos de esos dominicanos han tenido descendencia en los países de acogida. ¿Por qué es relevante este recuento? Pues porque, con la sentencia del Tribunal Constitucional sobre los ilegales haitianos, la República Dominicana se despoja de toda autoridad moral o legal para encaminar cualquier reclamo a favor de sus nacionales en el extranjero, el día que fuera necesario y ya lo ha sido en más de una ocasión.

Todo lo que indebida e inmerecidamente las autoridades dominicanas actuales le hagan a los haitianos, le será retribuido con creces al país en su conjunto y en particular a los dominicanos ilegales en el exterior. Ninguna sentencia, de ningún tribunal, sobre ninguna materia, puede sobreponerse a la realidad objetiva de un país, una época, un entorno y sus circunstancias.

Podrán decir, hablar, construir muros, perseguir gente, hacer ruido y ganarnos enemigos a granel, pero nada de eso hará cambiar la realidad. No la cambió Trujillo con la matanza de haitianos en 1937, no ha cambiado en Europa ni en EE.UU., menos podrá hacerlo aquí ni ahora. Mientras haya un índice de prosperidad mayor en este lado de la frontera, habrá inmigración haitiana y eso es válido para cualquier otro país y para cualquier otro entorno. Si esa inmigración es legal o ilegal, es totalmente irrelevante. Lo que cuenta son los hechos. Sobre todo, si se observan dos aspectos:

Uno, que las leyes y sentencias en papel no pueden reemplazar el incumplimiento, la irresponsabilidad y el abandono reiterado y múltiple de todas las autoridades dominicanas en la administración de la frontera terrestre.

Otro, que la sentencia del tribunal es anti histórica y absurda a mas no poder por cuanto, los países que como EE.UU. tienen una enorme masa de indocumentados están ultimando detalles de un proyecto de ley para regularizar el estatus de esas personas cediendo así a la realidad de los hechos en lugar de fantasías o pesadillas legales sin sentido y sin futuro. Mientras en EE.UU. se aprestan a resolver el limbo legal en que viven millones de personas, aquí, alegre e insensatamente, envían al mismo limbo a cientos de miles de haitianos y dominicanos.

Tenía y tiene sentido que un tribunal o autoridad competente, si hubiera alguna en este país, agotando un proceso de consultas múltiples y multidisciplinarias se abocara a buscar una solución legal a la inmigración ilegal haitiana. Eso tendría sentido. Lo que han hecho, en cambio, y como bien apuntaba Felipe Ciprián podría y debería ser invocado contra algunos de los mismos jueces hijos de inmigrantes, acaso ilegales, y una buena parte de la población total del país, del congreso, del gobierno, de la magistratura y sobre todo de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional.

Pero el tema haitiano en general y la sentencia del Tribunal Constitucional tiene otras vertientes.

De repente, el tema sobre el que mas se habla, donde todo el mundo opina y en el cual se centra de repente la atención es la sentencia del tribunal sobre el tema haitiano. Ese es un tema muy viejo, pero que conveniente le está resultando al PLD. No tenemos crisis económica, no estamos en peligro de muerte por la inseguridad física y jurídica, tenemos buena energía eléctrica y barata, todo el mundo tiene agua, no hay carreteras malas ni desempleo, la canasta familiar no ha subido ni los impuestos tampoco, los mercados están abastecidos de todo producto al mejor precio, el sistema político nuestro funciona a las mil maravillas y somos un país tan genial que nuestras autoridades no tienen que investigar los actos de corrupción denunciados y pueden ponerse a fondo a perseguir prostitutas. El anti haitianismo es una causa peligrosa y perdida de antemano, pero muy efectiva y oportuna. Ya no tenemos en este país mas problemas de que ocuparnos si no es el tema haitiano y la famosa e indigna sentencia.

Los que invocan los derechos y privilegios de la soberanía para decidir sobre el tema de los ilegales haitianos podrían merecer algún crédito si los hubieran invocado cada vez que este país ha sido invadido por tropas extranjeras, intervenidas sus finanzas, conculcados sus derechos. Quienes jamás han defendido esta patria no tienen moral para invocar este argumento. Son aves de paso, serviles, lambones de banqueros y canallas endémicos de nuestra fauna. Ningún gobierno corrupto ni hijo de la corrupción puede tener credibilidad ni tampoco tendrá autoridad para imponer esa sentencia, pero, mientras tanto y por un buen rato, el país será el hazmerreir de la comunidad internacional. En el gobierno y en el partido de gobierno seguirán riendo a carcajadas y puede suceder que, de la histeria antihaitiana desatada, broten episodios de violencia de los que este país saldrá aun mas ensangrentado y desprestigiado de lo que ya está.

La inmigración ilegal haitiana es un problema, pero no es el problema principal ahora ni tampoco es la sentencia una solución. De hecho, el problema haitiano es en primer lugar un problema dominicano, no solamente por el componente económico, sino porque quien no haya sido capaz de poner orden a lo interno jamás podrá organizar la presencia, el flujo y las relaciones con el vecino Haití y esta, debo decirlo, no es una culpa que se le pueda atribuir o endilgar a Danilo Medina. Suyas son muchas otras, pero esta no.
Siga Leyendo...

domingo, 27 de octubre de 2013

ALCANCÍA DE TEMO MONTÁS ES DE MIL MILLONES DE PESOS ANUALES

Insólito, inmoral y repudiable... Ministerio de Economía tiene un "barrilito" propio de RD$1,000,000,0000.00 para clientelismo político.

Luis Del Monte / Desde La República Dominicana

Acabo de enterarme por el prestigioso periodista Claudio Acosta del diario Hoy, en su popular columna ¿Qué se dice?, que el feudo de Temístocles Montás también tiene su caja chica para clientelismo político. No sé si es que me estoy desayunando tarde, si todo el mundo sabía de esto, pero ya no tengo ninguna duda de que los planes de permanencia en el poder del PLD son a largo plazo tal y como vaticinara su desacreditado y poco valorado presidente.

Ese Programa de Cohesión Social del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, que tiene asignado en el Presupuesto RD$1,000 millones anuales representan un manejo diario para el señor Montás de 2.74 millones de pesos, incluyendo sábados, domingos y días feriados para clientelismo político en un ministerio que se supone técnico y que no está para construir obras ni hacer donaciones.

Desconozco si este programa es nuevo o cuántos años lleva, lo que sí quiero advertir a todos los dominicanos es que esto es algo insólito, inmoral y repudiable, si esa asignación no se detiene de inmediato y se excluye del presupuesto nacional de 2014, que luego no se lamenten de las consecuencias, este pueblo está harto ya de que se abuse impunemente de su paciencia.

Reproduzco a continuación la información de Acosta íntegramente:

Los alcaldes y Temo

Gracias a los 232 alcaldes de los distritos municipales que el pasado miércoles visitaron a los senadores de sus provincias nos hemos enterado de la existencia del Programa de Cohesión Social (?¿) del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, que tiene asignados en el Presupuesto RD$1,000 millones.

Según explicó Pedro Richardson, director ejecutivo de la Federación Dominicana de Distritos Municipales y quien sirvió de vocero a los alcaldes, el ministerio de Economía utiliza esos recursos para construir pequeñas obras en los pueblos que bien podrían ser construidas por los municipios.

En resumen: los 232 alcaldes fueron al Congreso a pedirle a los senadores que esos mil millones de pesos se los transfieran a la municipalidad, que según ellos les daría un mejor uso. Habrá que ver si los senadores quieren complacerlos y, sobre todo, si Temístocles Montás, ahora que se le ha metido en la cabeza ser candidato presidencial, se va a dejar quitar tan fácilmente esos chelitos.
Siga Leyendo...

sábado, 26 de octubre de 2013

EL EFECTO ATEMORIZADOR

Por José Alejandro Ayuso

A propósito de la anunciada demanda por alegada difamación en una corte federal de la Florida, la que me incluye como prologuista de un libro que denuncia uno de los casos más sonados en el país de violación a la Constitución y de falta de transparencia en el manejo del erario, con esta tercera entrega culminamos la serie sobre las decisiones jurisprudenciales emblemáticas en casos que la prensa ha criticado el desempeño de funcionarios públicos.

Vimos que tanto la Suprema Corte de los Estados Unidos como el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos amplían los límites de la protección del derecho fundamental a la expresión y la información con criterios de pluralismo y tolerancia cuando se trata del debate político. Influenciada por estas doctrinas, ahora examinaremos una sentencia de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos, parte integrante del sistema interamericano que, a contrapelo de lo que algunos juristas pretenden desconocer hoy con relación al tema del derecho fundamental a la nacionalidad, constituye un verdadero orden supranacional por mandato soberano del pueblo dominicano expresado a través de la Constitución de la República.

Se trata del caso “Herrera Ulloa” que refiere a supuestas violaciones cometidas por Costa Rica por haber emitido una sentencia penal y civil condenatoria por “ofensas en la modalidad de difamación” al periodista Mauricio Herrera Ulloa y al medio de comunicación social “La Nación”, como consecuencia de haber publicado diversos artículos que reproducían parcialmente información de algunos periódicos europeos referentes a supuestas actividades ilícitas del señor Félix Przedborski, a la sazón representante de Costa Rica ante la Organización de Energía Atómica en Austria, en calidad de Cónsul ad honorem.

Al decidir, la Corte Interamericana no analizó si los artículos publicados constituían un delito determinado de conformidad con la legislación costarricense, sino si con las consecuencias de las condenas penal y civil impuestas, el Estado vulneró o restringió el derecho a la libertad de pensamiento y de expresión consagrado en el artículo 13 de la Convención.

Al resolver la cuestión de fondo condenando a Costa Rica a dejar sin efecto la sentencia contra el periodista Herrera Ulloa, la Corte señaló que “las expresiones concernientes a funcionarios públicos o a otras personas que ejercen funciones de una naturaleza pública deben gozar de un margen de apertura a un debate amplio respecto de asuntos de interés público, el cual es esencial para el funcionamiento de un sistema verdaderamente democrático. Esto no significa, de modo alguno, que el honor de los funcionarios públicos o de las personas públicas no deba ser jurídicamente protegido, sino que éste debe serlo de manera acorde con los principios del pluralismo democrático”.

Para la Corte, la exigencia del tribunal costarricense de exigir al periodista probar la veracidad de los hechos atribuidos por diversos periódicos europeos al señor Przedborski, “entraña una limitación excesiva a la libertad de expresión, de manera inconsecuente con lo previsto en el artículo 13.2 de la Convención… toda vez que “produce un efecto disuasivo, atemorizador e inhibidor sobre todos los que ejercen la profesión de periodista”… La autocensura ha sido uno de los efectos más perniciosos y directos de la sentencia condenatoria, por lo cual la presunta víctima ha dejado de publicar notas cuya veracidad tenía confirmada por el miedo a tener que enfrentar una nueva denuncia penal”.
Siga Leyendo...

FÉLIX BAUTISTA DEMANDA AL PERIODISTA JUAN TAVERAS HERNÁNDEZ

Y va a seguir demandando, este atrabanco; total, el dinero no es obstáculo... ¡qué fácil es gastarlo cuando no ha sido ganado! Es más, ¡demanda al mundo entero, cabroncito! Como quiera no vas a borrar tu mancha. Eso sí, la tuya llega.

El senador Félix Bautista inició una demanda por alegada difamación contra el periodista Juan Taveras Hernández, tal y como consta en una notificación entregada la mañana de éste sábado al señor Willy Rodríguez, director general de la emisora Z-101.

Las supuestas difamaciones están contenidas en observaciones hechas por el también comentarista del programa “El gobierno de la tarde” que se transmite por la Z-101, en las que acusa al ex director de la Oficina Supervisora de Obras del Estado de malversar dinero del estado.

De acuerdo con lo establecido en la notificación, la demanda por difamación contra Taveras Hernández se basa además en los comentarios hechos por el periodista en los que da cuenta de que en la Cámara de Cuenta y la Oficina Supervisora se trabajó durante meses para cotejar documentos que eran parte de las pruebas que implicaban a Bautista en el uso indebido de los fondos públicos.

Ante la notificación, en la que requiere además a Willy Rodríguez y a Bienvenido Rodríguez en su condición, uno de propietario y el otro de director de la estación radial, Taveras Hernández afirmó que se trata de un plan desde el gobierno para tratar de contener las pocas voces que, a través de los medios de comunicación, el dinero no ha podido comprar.

No hay que olvidar que recientemente el senador Félix Bautista y la empresa Sun Land Group (SLG) iniciaron una demanda por alegada difamación contra Jaime Aristy Escuder, José Alejandro Ayuso y Andrés L. Mateo ante el Tribunal Federal Distrital de los Estados Unidos, en el Distrito Sur de La Florida.

Las difamaciones en la ocasión están contenidas en el libro “El Lado Oscuro de la Sun Land”, que circuló en 2012 y fue puesto en venta el 9 de mayo de ese año en el marco de una presentación que hiciera Escuder en Miami, el pasado 9 de mayo.

Para ese caso, Bautista y Sun Land apoderaron al abogado norteamericano Carlos A. Souffront, del prestigioso bufete de abogados Gray Robinson, firma que inició sus trabajos litigiosos en Estados Unidos hace 43 años, y que consta de 270 abogados y once oficinas, solo en La Florida.
Siga Leyendo...

CONGRESO DEL LIBRO ELECTRÓNICO

Sócrates criticaba amargamente la escritura, porque la palabra escrita corrompía la mente de los jóvenes

Fernando García, director del Congreso. / ÁLVARO COBO

El Primer Congreso del Libro Electrónico se clausuró el viernes en Barbastro (Huesca). La segunda jornada estuvo dedicada al libro educativo, a la influencia de las tabletas y, en general, a lo que se nos viene encima, con o sin piratería.

La educación es un gran mercado que se abre al libro electrónico, especialmente en un escenario de estudio a distancia a través de Internet como Coursera, Udacity o la UNED en España. Pero un simple archivo PDF no es un sustituto válido para el libro de texto, asegura Daniel Torres, director del centro Superior de Enseñanza Virtual. Si el libro electrónico no alcanza la calidad necesaria, los estudiantes prefieren el de papel.

En una librería, el libro está presente. En el océano de información de la Red, los electrónicos se enfrentan al reto de la visibilidad, afirma Iria Álvarez ,de Santillana. Aquí es donde el tradicional papel del librero se ve sustituido por las redes sociales que permiten que los autores conecten directamente con sus lectores, y que los lectores comenten sus obras favoritas en clubes literarios virtuales como Goodreads o Literalia.

Los libreros tienen vértigo ante estos cambios, confiesa Juan Manuel Cruz, presidente de su asociación, y reivindica una tradicional garantía de veracidad de la edición tradicional. La cadena del valor del libro impreso se ve profundamente afectada por el modelo virtual, y sus editores y distribuidores reclaman control, precios fijos y castigo a los piratas.

Las ventas digitales despegan lentamente, pero expertos como el editor Jaume Balmes lamentan que la exigua inversión produzca libros electrónicos que son poco más que un archivo de texto, dejando de lado las nuevas posibilidades de diseño que crean una mejor experiencia de lectura.

Las tabletas y lectores no son solo soportes, y los libros no son solo contenido. Los dispositivos son una ventana a un ecosistema de contenidos, como lo define Koro Castellanos, de Kindle España. Los libros son objetos conectados que se abren otros libros y otros lectores. La experiencia está determinada tanto por lo que aporta el autor como por las posibilidades que aporta la plataforma.

El victimismo no ayudará, y hay que ocuparse, no preocuparse dice Patxi Beascoa, de Random House Mondadori. Ocuparse de esa gente que sigue leyendo y ofrecer un buen libro electrónico bien producido no se puede piratear. No se trata de imitar el libro de papel, sino ofrecer una experiencia nueva y única.

Las decisiones sobre el futuro hay que hacerlas en el presente, insiste Javier Celaya. Si la industria editorial quiere ser relevante en los próximos años tendrá que invertir fuertemente y asumir las pérdidas, o resignarse a seguir el destino de los gigantes de la industria discográfica o la prensa, reducidos a una sombra de lo que fueron, su antiguo negocio en manos de los grandes de Internet.

Sócrates critica amargamente la escritura en el diálogo con Fedro, preocupado porque la palabra escrita corrompa la mente de los jóvenes. Hace solo 500 años la humanidad aprendió a embotellar su saber en toneladas de árboles muertos. Hoy el mundo ha dado una vuelta más sobre su eje, y nuestras herramientas, una vez más, escriben el futuro de la humanidad.

EL PAÍS
Siga Leyendo...

viernes, 25 de octubre de 2013

BUSCANDO NIVEL

EL TC ACTUÓ LEGAL PERO INJUSTAMENTE
Por Fernando Rodríguez Céspedes


No todo lo legal es justo, y por eso, los jueces y tribunales deben ponderar muy bien las sentencias a dictar para evitar caer en situaciones que si bien tienen carácter de legalidad, lesionan y ultrajan principios elementales de derechos humanos.

No voy a entrar en disquisiciones sobre la debatida sentencia 168-13 del Tribunal Constitucional debido a que los mejores juristas del país lo han hecho, coincidiendo con el voto disidente y razonado de las juezas Isabel Bonilla y Katia Miguelina Jiménez.

Sin embargo, llama la atención, hasta entre ciudadanos comunes, el carácter draconiano de una sentencia que, además de discriminatoria, viola el principio constitucional de la no retroactividad de las leyes o sentencias emanadas de cualquier tribunal.

Parecería que el TC estaba tan presionado en resolver el problema de las migraciones ilegales, que ignoró, pese a las advertencias de las juezas disidentes, que su misión es sobre guardar y no contradecir los mandatos de la constitución vigente.

Pretender resolver de un plumazo un viejo problema creado y sostenido en base a la irresponsabilidad de nuestros gobiernos y las tradicionales ventajas de manos de obras baratas de los empresarios agrícolas y constructores del país, es muy cómodo.

Los inconvenientes y daños que ocasiona la referida sentencia a miles de ciudadanos de ascendencia haitiana nacidos y criados en nuestro país, es un problema que no quisiéramos nosotros que les pasara a los dominicanos residentes en el exterior.

En eso debieran pensar muchos dominicanos que aprovechan esta oportunidad para dar rienda suelta a su odio racista enarbolando un fogoso patriotismo que nunca dijo presente en las distintas situaciones de oprobio por las que ha atravesado nuestro país.

Aunque la sentencia contra los supuestos y reales residentes ilegales y sus descendientes en nuestro país desde el año 1929, fue dirigida contra los haitianos, afecta a emigrantes de otros países que han hecho y siguen haciendo grandes aportes a la patria.

Mientras se debate ardorosamente el tema, el presidente Danilo Medina reitera, ante los quejosos descendientes de haitianos, y frente a organismos internacionales como la ONU, su disposición de buscar una salida humanitaria a un problema que trasciende lo migratorio.

Conviene que así sea, porque de lo contrario seguiremos figurando como un país racista, pese a nuestra variada composición étnica; además de exponernos a sanciones internacionales de entidades como la Corte Interamericana de Derechos Humanos.
Siga Leyendo...

ENRIQUECIMIENTO SÚBITO

Por Hamlet Hermann

El caso de Félix Bautista podría empeorarse en Miami en vez de mejorar y de acusador podría devenir en acusado. [...] Ojalá empezaran mañana porque me muero de las ganas de ver cómo Félix Bautista busca justicia en Miami mientras la esquiva en Santo Domingo.

Luego que el Ministerio Público dominicano engavetara el sometimiento a la justicia del connotado Félix Bautista por corrupción, surge un extraño episodio muy lejos de las playas dominicanas. Sorpresivamente, el acusado de corrupción somete a la justicia en Miami por el delito de difamación e injuria a tres acreditados profesionales dominicanos. Evadir la justicia “en el lugar de los hechos” y buscarla en playas extranjeras pone a pensar en que algo hiede en Dinamarca.

No obstante, lo que más debe llamar la atención de la aventura miamiense no es el incontrovertible birlibirloque de la Sun Land, sino que en algún momento podría salir a relucir el concepto “enriquecimiento súbito”. Cuando el factor tiempo se reduce demasiado para tanta acumulación de riquezas, y los panes y los pescados del senador Bautista se multiplican exponencialmente, las cosas empiezan a sonar sospechosas. Imaginemos a un pelotero a quien se ha visto surgir desde el patio de una escuela y se desarrolla hasta llegar a las grandes ligas de Estados Unidos. Si de repente empieza a evidenciar una corpulencia física anormal en función de cómo antes lucía y empieza a batear jonrones en demasía, siempre llama la atención y da a pensar que está consumiendo esteroides y drogas prohibidas. Ese podría llamarse el jonronero súbito, el que de la nada empieza a producirlo todo.

Igual sucede con el dinero en cantidades abundantes, vale decir, el enriquecimiento súbito. Nadie puede pasar de “rags to riches” en unos cuantos años siguiendo las normas del capitalismo actual. En este sistema económico hay reglas de juego, que no siempre son respetadas por muchos, pero hay normas que tienden a protegerlo como un todo. De ahí que cuando se pasa de andrajos a la opulencia en muy corto plazo, la investigación es obligatoriamente rigurosa.

El caso de Félix Bautista podría empeorarse en Miami en vez de mejorar y de acusador podría devenir en acusado. Si tuviera entre sus haberes, industrias, comercios, plantaciones agrícolas o centros financieros, pudiera considerarse su fortuna como de buena lid. Pero cuando alguien surge súbitamente derrochando bienes a manos llenas sin tener como fundamento otra cosa que no sea un cargo burocrático en el gobierno de un país pobre y atrasado, se piensa de inmediato en lo peor. Más sospechoso resulta cuando el cargo político que ocupa en las estructuras gubernamentales considera incompatible cualquier otra actividad simultánea con el ejercicio público, a menos que sea académica, que es la peor pagada del mundo.

Algunas de las grandes fortunas dominicanas han tenido origen y soporte en los vínculos con los gobiernos. Pero eso no es todo. Por ejemplo, la familia Vicini fue uno de esos capitales que nació con vínculos políticos a finales del siglo 19, cuando gobernaba Ulises Heureaux. Bien posicionados, recibieron tremendo empujón de parte de la invasión militar estadounidense de 1916 que colocó a uno de sus miembros en la Presidencia de la República. Desde entonces tuvieron las mejores condiciones para enriquecerse más. Aun así, tomó más de un siglo posicionarse como una de las grandes fortunas dominicanas con enormes inversiones industriales, comerciales, culturales y turísticas.

Algo parecido de vínculos entre la política y la acumulación de capitales tuvo lugar con la familia Bonetti quienes pasaron de socios minoritarios de Rafael Trujillo en algunas empresas importantes a propietarios mayoritarios de aquellas, gracias a la benevolencia de los gobiernos de Joaquín Balaguer a la hora de devolver bienes incautados por el Estado.

Pero en el caso de Félix Bautista, su posición de fachada y escudo del verdadero poder en el grupo corporativo PLD, supera todos los records de velocidad en el enriquecimiento súbito sin haber establecido industrias, comercios, plantaciones agrícolas o centros financieros.

Deseo que llegue pronto ese juicio porque, los tribunales de la Florida, aunque politizados hacia la extrema derecha, podrían sentirse curiosos de cómo es posible que un político dominicano, en su tiempo libre, pudiera haber acumulado tanta fortuna que le permite financiar campañas electorales en Haití, en Perú y en República Dominicana, sin que esos fondos alguna vez se hayan agotado.

Ojalá empezaran mañana porque me muero de las ganas de ver cómo Félix Bautista busca justicia en Miami mientras la esquiva en Santo Domingo.
Siga Leyendo...

EL PRIMER CORRUPTO DE LA ISLA (y II)

Por ANDRÉS L. MATEO
yulendyn[@]gmail.com


La ostentación de Cristóbal de Santa Clara se convirtió en un escándalo mayúsculo, y el desfalco al tesoro de la colonia fue procesado por el renombrado Miguel de Pasamontes, quien tuvo que vender casi todos los bienes del acusado, y poner en la picota pública la honra de quien se consagraba como el primer corrupto documentado de la Isla de Santo Domingo.

Aún así el joven tesorero desfalcador siguió teniendo una influencia notable en la vida social de la Isla, puesto que su amistad con el gobernador Ovando lo resguardó, hasta el punto de que a su intervención se debe el hecho de que muchos de los bienes del condenado fueran recuperados a través de intermediarios que hacían propuestas en la puja de la venta pública de sus propiedades.

Las características centralizadoras del dominio que estableció en la Isla el gobernador Ovando proclamaban abiertamente su co-responsabilidad en el desfalco. Mira Caballos dice en su libro ya citado que “lo que sí estaba claro es que el desfalco era responsabilidad última del gobernador, pues entre sus obligaciones figuraba la de velar por los intereses de la Corona, administrando sus propiedades y cobrando los impuestos a ella pertenecientes. De hecho los vecinos tuvieron muy clara sino la implicación directa del gobernador al menos sí su responsabilidad, al denunciarlo al Rey por darles lugar a que tanto hubieren metido la mano en la hacienda”. Y ello es creíble porque “ fueron los enormes poderes que recibió el gobernador los que posibilitaron el control de una Isla que hasta entonces había sido un auténtico desastre”.

Maridado con la conveniencia política, el primer corrupto documentado de la Isla de Santo Domingo quedó impune. Su vida disoluta no se extinguió, y bajo la protección del gobernador Ovando logró recomponer su carrera de funcionario público, amparado en esa capacidad de construir el olvido que tiene el poder. Incluso se sabe que llegó a Alcalde de Santo Domingo, y murió siendo regidor perpetuo, legando a su hijo títulos nobiliarios y bienes fruto de sus prebendas de funcionario público.

Pero el estigma que Cristóbal de Santa Clara dejó impreso en la historia dominicana sigue vigente. Lo que salvó al primer corrupto documentado de la Isla fue la impunidad, prohijada por la ideología patrimonialista del Estado, que como se ha visto tiene un carácter histórico. Concepción patrimonial del Estado y corrupción brotaron de un mismo árbol histórico. Exactamente como ocurre hoy día en nuestro país.

Son tantos los Cristóbal de Santa Clara que hemos registrado en la historia, tantos los que andan como si nada hubieran hecho por nuestras calles después de haber desfalcado al país, que a estas alturas la corrupción es vista como una seña de identidad de lo dominicano. Incluso, hay muchos que piensan que la corrupción es genética, pero la historia de Cristóbal de Santa Clara nos demuestra que quienes dirigen la sociedad son los culpables de la legitimación de la corrupción.

Como hemos visto en este pequeño estudio, son los paradigmas de la impunidad los que han legitimado perversamente el uso despótico del poder. Desde Frey Nicolás de Ovando, los Cristóbal de Santa Clara se han estado burlando de nosotros, y es ella, la impunidad, la reina de la samba desdichada de esta nación. La impunidad es el talón de Aquiles de la organización social de los dominicanos. Por la impunidad se repite en recurrencia angustiosa el espectáculo de la degradación moral de un pueblo abatido. La impunidad es la madre de nuestras miserias. Pero la corrupción es histórica, no genética; y si es que el país no puede contra la corrupción y la impunidad, entonces lo que deberíamos es pedir la canonización de Cristóbal de Santa Clara, y convertirlo en nuestro Santo Patrón, en la enseña de la República, en el símbolo de nuestro porvenir.

Como Leonel Fernández anda por Roma y otros países europeos, tal vez le deja caer la idea al Papa, y a su regreso Cristóbal de Santa Clara, un personaje histórico, escrupulosamente datado, hecho ya un Santo, pasa a ser nuestra lumbre y guía protectora. ¡Oh, Dios!
Siga Leyendo...

jueves, 24 de octubre de 2013

INCONSTITUCIONAL Y BOCHORNOSO

Por LUIS SCHEKER ORTIZ
hoy.com.do/

Debería abochornar, dar vergüenza, y causa justa indignación, el aumento salarial que abusando de una supuesta autonomía y de sus poderes fácticos, se han impuesto los directivos de la Junta Central Electoral con efectividad a partir del mes de agosto pasado, para igualar los sueldos de sus pares jueces del Tribunal Superior Electoral, según su burda justificación.

Se les olvidó a esos ilustres ciudadanos, que nadie puede estar por encima de lo establecido en la Constitución que, en su Artículo 6 reza así: “Todas las personas y órganos que ejercen potestades públicas están sujetos a la Constitución, norma suprema y fundamento del ordenamiento jurídico del Estado. Son nulo de pleno derecho toda ley, decreto, resolución, reglamento o actos contrarios a la Constitución.”

Y resulta que en su Artículo 140, que trata de la Regulación del Incremento de Remuneraciones, la Constitución no puede ser más clara cuando dispone: “Ninguna institución pública o entidad autónoma que maneje fondos públicos establecerá normas o disposiciones tendentes a incrementar la remuneración o beneficios a sus incumbentes o directivos, sino para un período posterior al que fueron electos o designados. La inobservancia de esta disposición será sancionada de conformidad con la ley.”

Ignoramos si esa ley fue ya dispuesta, pero el Presidente del Senado habló claro e interpretó correctamente la normativa constitucional. ¿No la entendieron así los mandatarios de la JCE o que hay en ese organismo un desfase constitucional?

A esa conclusión se llega cuando se recuerda que el Presidente de la JCE y su cohorte respaldaron y aplauden la aberrante sentencia del Tribunal Constitucional que comete un genocidio civil al privar de su nacionalidad a los nacidos y criados en territorio nacional, descendientes de emigrantes no documentados (ilegales haitianos), en flagrante violación a normas y disposiciones constitucionales que están en la obligación de observar y hacer cumplir, tal es el derecho consagrado del “Ius Soli” que ratifica el Artículo 18 acápite b) de la Constitución vigente cuando señala: “Son dominicanos y dominicanas (Sic) quienes gocen de la nacionalidad dominicana antes de la entrada en vigencia de esta Constitución.”

Bien vistas las cosas hay cierta coherencia medalaganaria en las actitudes y accionar de estos dos organismos que, a conveniencia, parecen entender que la Constitución es una hoja de papel sin consecuencias, ignorando que “Allí, cuando la Constitución escrita no se corresponde a lo real, estalla ineludiblemente un conflicto que no hay manera de eludir… y tiene que sucumbir ante el empuje de la Constitución real, de las verdaderas fuerzas vigentes en el país.”

Se hace difícil armonizar estos incrementos de sueldos sustanciosos con los niveles de pobreza, indigencia, insalubridad, desempleo y desamparo, existentes; y los sueldos paupérrimos que ganan maestros, médicos, enfermeras y otros servidores públicos que atienden necesidades básicas, esenciales para el desarrollo y el bienestar del pueblo.

Estos funcionarios, sin excluir a nuestros legisladores que disfrutan indebidamente de barrilitos, cofrecitos y otras bonanzas que no se corresponden con sus funciones y la dignidad del cargo, como denunciara valientemente la diputada Guadalupe Valdés, no acaban de asimilar que a la función pública se va a servir al pueblo, no a enriquecerse.
Siga Leyendo...

GUILLERMO Y SU CAMINO

Por Ramón Colombo

Guillermo Moreno está en ayuno y silencio para sacudir más conciencias contra la corrupción y la blindada impunidad. Guillermo está en el corazón de Cristo Rey y su pobre parroquia, como un tenaz picapedrero golpeando la roca de la indiferencia. Guillermo sigue, cabalgador en la seca pradera, sembrando al voleo semillas de conciencia que pueden germinar y hacer que llueva. Guillermo sigue estrenando nuevas formas de hacer política, más allá de los arreglos de aposento y del discurso simplón ante la prensa. Pienso que Guillermo está haciendo un buen camino con su andar.

Pa'lante Guillermo. Estamos contigo.
Siga Leyendo...

miércoles, 23 de octubre de 2013

REVOLUCIÓN DIGITAL Y CRISIS DEL PERIODISMO PROVOCARÁN FIN DE LA PRENSA DE RENOMBRE

PANAMA.- La “revolución digital” y el descrédito que entre los futuros consumidores, los jóvenes, tiene el periodismo que hacen los grandes grupos de comunicación son las dos principales causas del fin de la prensa, a la que solo queda poner la fecha de su desaparición, afirmó hoy el director general de la Fundéu BBVA, Joaquín Muller.

“La responsabilidad del fin de este ciclo del periodismo no hay que buscarla exclusivamente en lo digital y en la crisis económica, sino también, y mucho, en el descrédito y la desconfianza que la profesión y los grupos de comunicación provocan entre los que deberían ser sus nuevos consumidores, los jóvenes”, afirmó Muller.

El director general de la Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA) intervino este martes en un panel sobre “Medios de Comunicación: de la prensa a los recursos digitales”, en el marco del VI Congreso Internacional de la Lengua Española que se celebra desde el domingo y hasta mañana miércoles en la capital panameña.

“La aparición de la imprenta fue, sin duda, una de las grandes revoluciones de la historia del hombre, tanto como esto que ahora llamamos recursos digitales”, dijo Muller, licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y periodista de profesión.

Argumentó, en declaraciones a Efe, que la tecnología digital está cambiando la forma de difundir y de publicar contenidos, lo que ha abierto la puerta a que “haya muchos agentes distintos a los profesionales del periodismo” involucrados.

Este gran cambio ocurre “después de largos años en los que el periodismo ha perdido mucho en calidad e independencia”, y se encuentra en un punto de “desprestigio muy difícil ya” de superar, básicamente porque la nueva generación de consumidores desconfía de él por su vinculación con los poderes económicos y políticos.

Los nuevos consumidores de los medios “no creen” en el periodismo tradicional ni “en la independencia de los grupos de comunicación”, y es muy posible que ningún joven de 24 años o menos vaya a un sitio a comprar el periódico. “Buscan la información que les interesa de otra manera, valiéndose de la tecnología”, añadió.

“Creo que los ‘recursos digitales’ terminarán acabando con el periodismo conocido, con las actuales escuelas de periodismo, con la forma que tenemos de leer y, por lo tanto, con la de escribir, con los medios de comunicación tal y como están estructurados hoy en día”, aseguró Muller.

En ese contexto, los nuevos consumidores tienen a su disposición un sinnúmero de fuentes informativas que les pueden permitir confeccionar su propio medio de información de acuerdo con la evolución de sus intereses.

“El problema estará en saber discernir y separar lo bueno de lo malo y en sacar tiempo para bucear en internet y encontrar información que sea de nuestro interés”, señaló el director general de la Fundéu, una institución promovida por la Agencia Efe y patrocinada por el banco BBVA que tiene como principal objetivo el buen uso del español en los medios de comunicación.

Una solución a algunos de estos problemas puede ser que surjan en la red “referentes de prestigio” que hagan la labor de seleccionar lo que te puede interesar informativamente, pero el “problemasurgirá de nuevo cuando este seleccionador/editor empiece a ser patrocinado y comience a perder su libertad”, dijo Muller.

El VI Congreso Internacional de la Lengua Española reúne desde el pasado domingo y hasta el próximo miércoles a académicos, profesores y escritores para debatir sobre el presente y el futuro del libro, la tecnología digital, la industria editorial y la educación.
Siga Leyendo...

lunes, 21 de octubre de 2013

EL PAÍS COMO HERENCIA

Por Juan Taveras Hernández

Le dejamos el país como una herencia. ¡Y como tal lo tomaron!

Le entregamos el país como un regalo. Y, como “a lo que nada nos cuesta hagámosle fiesta”; lo han destrozado casi por completo en francachelas y parrandas que les han permitido darle la vuelta al mundo en 12 años, más de una vez, como reyes y reinas de las monarquías más poderosas de la Edad Media, como faraones del antiguo Egipto, como césares del antiguo Imperio Romano y como jeques árabes en tiempos coloniales.

Amparados en sus propias leyes, decretos y reglamentos, han legalizado los privilegios más descarados y exorbitantes jamás vistos: salarios de lujo que ni siquiera vemos en países desarrollados. Funcionarios que ganan más que el presidente de Estados Unidos; exoneraciones prohibidas en cualquier otro país del mundo, pensiones millonarias por el solo hecho de haber pasado por un cargo, no importa la edad ni el tiempo en las funciones públicas; “barrilitos” inmorales para senadores que superan hasta el millón de pesos mensuales sin incluir salario, viáticos, celulares, seguridad personal para toda la familia y todas las amantes. Villas y castillas, aviones y helicópteros. Seguro médico internacional que utilizan una o dos veces al año porque saben que el sistema de salud que han creado no sirve ni para perros.

Un pequeño ejército para cada ministro, legislador o dirigente importante del partido. Vehículos de lujo muchas veces blindado. Cuentas millonarias en pesos, dólares y euros en bancos nacionales y extranjeros.

¡Lo tienen todo!

Su propio Congreso, su propia Justicia, su propio Ejército, su propia Policía, su propio Palacio Nacional, su propia Prensa, sus propios Abogados, sus propios Periodistas, sus propios Curas y sus propios Pastores; sus propios bomberos y sus propios Clubes “Deportivos y Culturales”. ¡Nada les falta! ¡Todo le sobra!

“¡Al César lo que es del César! ¡A Dios lo que es de Dios!” Si, al César lo del César, es decir, los impuestos hay que pagarlos por las buenas o por las malas. Tantos privilegios es imposible mantenerlos sin tributo. Un Gobierno, más si es corrupto, no se mantiene sin el dinero de los ciudadanos. Por eso usted los ve cobrando, exigiendo, extorsionando y chantajeando para que paguemos sus borracheras de poder y sus orgías de placer.

Le dejamos el país como una herencia. Y lo tomaron como tal.

Hay que verlos con su aire de grandeza, mirando a los demás por encima del hombro, en sus vehículos de ocho y 12 cilindro quemando combustibles que no compran, con los vidrios tintados de negro para que los mendigos no los vean, con sus escoltas armadas hasta los dientes.

Da gusto verlos con el pecho erguido, la sonrisa fingida y el gusto comprado. Todo lo que usan es “de marca”. Todo lo compran en el extranjero, incluso la comida. Hasta el agua de tomar la importan porque saben que la del país no sirve.

Les tengo envidia, pero de la buena. Ellos sí que han sabido utilizar el poder; ellos sí que se han dado gusto gobernando. Como dice uno de los patriarcas del oportunismo y el transfuguismo fundador del actuar partido de Gobierno, “la política se mide por los resultados”. Y es verdad. Los resultados personales, no los “resultados” obtenidos por el pueblo que se muere de hambre.

Le entregamos el país como una herencia. Y lo tomaron como tal asegurándonos que “la República Dominicana es inagotable”. Y se lo creímos. ¡Qué cojones!

Lo que no saben los nuevos dueños del país, es que todo tiene un fin. Y su fin está más cerca de lo que ellos suponen. Por lo menos eso dice la historia. Pero en lo que llega el final de esta tragedia, ¡que siga la fiesta, compadre!

Desde La República Dominicana
Siga Leyendo...

EL CONSERVADURISMO DOMINICANO

Por Olaya Dotel

Solo cuando se aprenda a identificar a los Pedro Santana y Buenaventura Báez, se encontrará a los Juan Pablo Duarte de hoy

En la República Dominicana el conservadurismo ha operado como una fuerza que no sólo se opone a los cambios, sino que también abraza los intereses de las élites locales e internacionales.

En la República Dominicana del siglo XIX, los conservadores se constituyeron en defensores de las ideas del tutelaje político, ya sea con la anexión o el protectorado de alguna fuerza extranjera, siempre y cuando dicha fuerza no fuera Haití. España, Francia y Estados Unidos eran sus preferidas, teniendo entre sus principales representantes a Pedro Santana y Buenaventura Báez.

Pedro Santana, quien en 1861 concretó la anexión de la recién fundada República a España, saboreó la amargura de ser tratado como un funcionario público de segunda por las autoridades españolas. Mientras Buenaventura Báez intentó lograr el protectorado de Francia; habiendo recibido la negativa de los franceses, colocó sus ojos en Estados Unidos.

El legado de estos dos personajes a la historia política dominicana fue la pérdida de la soberanía, así como el saqueo de las arcas del Estado, ya que Báez, además de anexionista impenitente, fue un ladrón. En su último gobierno (1876-1978), estafó a los comerciantes locales con setenta mil pesos (RD$70,000.00), dinero que depositó en una cuenta personal en Puerto Rico, a donde se dirigió exiliado.

Hoy el conservadurismo, a pesar de estar vestido con ropajes nacionalistas, en realidad sigue operando en contra del pueblo dominicano, por lo que resulta fácil identificar a los Pedro Santana y Buenaventura Báez de hoy: sus acciones hieren constantemente las esperanzas de una mejor vida de las mayorías de este país y blindan los privilegios de las élites económicas, locales y transnacionales.

Para encontrar a los Pedro Santana y Buenaventura Báez de hoy solo hay que preguntarse quiénes lograron enormes riquezas a velocidades meteóricas luego de haber ocupado un puesto en el Estado; quiénes se oponen a que el sistema judicial investigue a los sindicados como ladrones de los recursos públicos; quiénes han hecho contratos “modélicos” en los que regalan los recursos naturales del país; quiénes apoyan que las mujeres mantengan un embarazo aunque esto les cueste la vida; quiénes se oponen a que se imparta educación sexual en las escuelas públicas, mientras sigue creciendo el embarazo entre las adolescentes, quiénes han desnacionalizado a José Francisco Peña Gómez.

Solo cuando se aprenda a identificar a los Pedro Santana y Buenaventura Báez, se encontrará a los Juan Pablo Duarte de hoy.

7dias.com.do
Siga Leyendo...

EN EL PARAÍSO DE LA CORRUPCIÓN

Por Miguel Guerrero

Por las cosas que expresidentes, políticos, jueces y congresistas, han sido procesados en muchos países, en este se les condecoraría. En Europa, influyentes ministros y parlamentarios han sido obligados a dejar sus cargos y a renunciar a sus carreras políticas, por plagiar tesis o hablar mentiras.

Fujimori (expresidente de Perú) se muere de vejez en una cárcel por cargos de corrupción, que aquí, da pena decirlo, harían estallar de risa al ministerio público y no recibirían atención destacada en los medios, como a diario podemos sufrirlo, alimentando así un sentimiento de frustración colectiva que en algún momento inevitablemente hará explosión.

Adicionalmente, la justicia peruana trata ahora de cobrarle a Fujimori el haber dispuesto el desvío de dinero público para usarse en campañas mediáticas en contra de sus opositores, una práctica antidemocrática y corrupta tan usual en República Dominicana, que ni siquiera se critica y que aceptamos con la misma indiferencia con que hemos aprendido a vivir rodeados de basura, sin que la sociedad le reclame a los alcaldes y regidores, que tanto cuestan, su obligación elemental de recogerla y mantener limpias las calles, plazas y ciudades.

Por eso no tengo dudas de que si las ambiciones que comienzan a enturbiar las aguas del oficialismo no se lo impiden, el expresidente Leonel Fernández, acusado de muchas deshonrosas actuaciones en su presidencia de doce años y librado de toda presente y futura acción por el control que tiene de los estamentos judiciales, será de nuevo candidato y presidente, con escasa oposición en contra.

Y lo será también por causa de la división, cada vez más irracional, del único partido con capacidad real para evitar la perpetuación sin límites de un grupo en el poder, lo que a la postre, como siempre sucede en esos casos, sepultará todo vestigio real de práctica democrática en el país.

elcaribe.com.do
Siga Leyendo...

ROSTROS DE LA INDIGENCIA

Por TAHIRA VARGAS GARCÍA
Hoy.com.do


Yo me levanto a las cinco de la mañana. Cuando me levanto salgo a buscar qué comer. Visito cafeterías, comedores, a ver si alguien me da algo. Me paso el día y la noche pidiendo en las calles.

Lo que consigo es para comer, para más nada. Lo que tengo puesto, es lo único que tengo, cuando tengo un mes con ella, se ensucia mucho y tengo que botarla. Con lo que tenga a mano voy a la Duarte y compro una paca por 100 pesos. Así vivo”.
Adentrarse en la cotidianidad de las personas que viven en la indigencia y en la calle, supone una ruptura con las lógicas sociales que difunden la imagen del indigente como peligroso o demente”.

Estas expresiones son distorsiones de la realidad. En el país existe cerca de un 12% de personas indigentes, en condiciones de pobreza extrema. Son personas que pueden pasarse varios días sin ingerir ningún alimento porque dependen de lo que aparezca. A veces los alimentos que ingieren son los que recogen de los zafacones de la basura o los que la gente deja en los restaurantes y comedores.

Muchos/as indigentes se encuentran deambulando en las calles, callejones, parques… Durmiendo en cartones, pedazos de colchones, plásticos y telas que recogen en los basureros.

Estas personas viven en situación de calle, no tienen dónde vivir. La pérdida de sus viviendas y sus medios de subsistencia está vinculada a múltiples factores como son: crecimiento de la pobreza, desempleo, abandono del campo, cierre de empresas, zonas francas, industrias y comercios. Algunos casos están vinculados a consumo de drogas.

Las personas indigentes viven muchas situaciones de violencia, discriminación, humillación, abusos sexuales y policiales.

¿Abusos?, a cada rato. Me insultan, me empujan, me pegan y me mandan a trabajar, ¿a dónde voy a trabajar? Hace dos años perdí el trabajo que tenía. Recojo basura y la vendo. La policía me da golpes por verme. Los relatos de las situaciones de violencia y discriminación forman parte de su cotidianidad. El rechazo y discriminación hacia los/as indigentes se extiende a comercios, cafeterías, vehículos, semáforos, calles y parques.

Los agentes policiales se suman a la lista de abusos y se convierten en uno de los principales actores que ejerce cotidianamente violencia hacia las personas indigentes.

Los/as indigentes son parte de los rostros crudos y dramáticos de la pobreza extrema que se hace presente en muchas comunidades rurales y urbano-marginales de las distintas provincias del país.

La pobreza y la indigencia se incrementan por falta de políticas sociales desde un enfoque de desarrollo humano dirigidas hacia la equidad territorial y social.
Siga Leyendo...

DOMÍNICO-HAITIANOS: ESOS OTROS NOSOTROS

Por Sara Pérez

No, el gobierno dominicano no tiene derecho a permitir que una parte de su población sea hostigada, acosada, despreciada y discriminada desde los propios organismos gubernamentales

La República de Haití y La República Dominicana comparten el territorio de una isla. Son dos repúblicas diferentes en muchos aspectos -algunos de ellos completamente cosméticos- y similares en otros tantos, metidas dentro de un cuerpo o entidad geográfica, con numerosas conexiones, sistemas y asuntos en común, que deben abordarse con políticas y programas binacionales.

Hasta ahora, las únicas colaboraciones relevantes entre las cúpulas de ambos sitios, ha consistido en la complicidad para esquilmar a gente muy vulnerable del país más pobre de América.

Han estado juntas -en algunos períodos con agudos y dolorosos conflictos que ojalá no se repitan, aunque hay gente impaciente por reeditarlos- y lo seguirán estando, aunque es completamente embuste que hay una conspiración para unificar los dos países. Ese mito lo propulsaron entre Balaguer y Vincho para diseñar un enemigo imaginario, que impidiera identificar a los enemigos reales, encabezados precisamente por ellos dos.

Los dominicanos, incluyendo los nazionalistas del Ku Klux Klan negro y mulato del patio, no vamos a perder de vista a Haití, ni a los haitianos, ni a los domínico-haitianos. Los haitianos son nuestros hermanos y vecinos y los domínico-haitianos son esos otros nosotros mismos, sobre los que con más fuerza recae el mazo de la brutalidad regateadora de la justicia y el derecho.

Estos últimos son tan dominicanos como cualquiera y más que los congresistas y funcionarios y que muchos de los jueces del Tribunal Constitucional, que envían a sus mujeres a parir a Estados Unidos y otros lugares, porque, con sobrada razón, y ponderando su propia participación en el diseño del mismo, no confían en el futuro del país que ellos gobiernan.

Así como en República Dominicana hay una población dominicana de parcial origen europeo, fundamentalmente español, (aunque hay domínico-alemanes, domínico-italianos y otros); una población de origen libanés y otra turca; una de origen asiático, básicamente chino, etc., también hay una población, mayoritaria, de origen africano, que incluye tanto a los descendientes importados directamente desde África, en condición esclavos, para el trabajo en los ingenios; como a los descendientes de los que antes de llegar aquí, hicieron escala -todo en contra de su voluntad- en otros lugares no muy remotos, como la parte oriental de la isla o en otras islas, como es el caso de los llamados ”cocolos”, provenientes de islas antillanas de habla inglesa y de los descendientes de haitianos.

Mientras personas de ascendencia española, turca, china y los cocolos o los de ascendencia mixta, incierta o indiscernible, se han incorporado a la vida nacional en su legítima condición de dominicanos, porque han nacido en territorio dominicano, los dominicanos de ascendencia haitiana identificable, (porque hay muchísimos de ascendencia haitiana clandestina, negada o disfrazada) han sido constantemente discriminados, perseguidos, maltratados y agredidos, negándosele el derecho a la nacionalidad dominicana, que en justicia les corresponde y que ellos reclaman con razón.

El último episodio es la improcedente y ridícula sentencia del Tribunal Constitucional, que pretende ser retroactiva y que además es inaplicable, a menos que sea, como efectivamente es, un arma de hostilidad, discriminación, segregación y sobre explotación, contra un sector específico de la población dominicana.

El gobierno de la República Dominicana tiene el derecho a definir los protocolos legales para recibir los inmigrantes que estime convenientes.

También tiene el derecho a cuidar sus fronteras. De hecho, es indispensable que las cuide. Si las cuidara un poquito, no tendríamos el contrato leonino -nunca mejor usado el término- con la Barrick Gold, ni tendríamos la amenaza a Loma Miranda.

Tampoco tendríamos un tratado de “libre comercio” con los gringos, que no responde a los intereses de La República Dominicana, ni habría que mantener al Cardenal, ni a la Iglesia Católica, extensiones de un imperio presidido por El Vaticano, que es un estado extranjero.

A lo que no tiene derecho el gobierno dominicano es a maltratar, perseguir y explotar a seres humanos, con los que las mismas instancias gubernamentales han traficado y a los que los militares y las autoridades de Migración despluman, exprimen y explotan de forma inhumana.

A lo que no tiene derecho el gobierno dominicano es a otorgar una “visa” de trabajo, cuyo precio varía según lo que le dé su maldita gana a la autoridad que la otorga y esa visa sea desconocida por los militares a los que hay que sobornar para permitir la entrada.

A lo que no tiene derecho el gobierno dominicano es a tolerar y a incentivar que las mafias militares y de migración trafiquen con personas desamparadas y llevadas y traídas como animales de granjas y a la hora de sancionar a alguien, no sancione a las mafias, sino las víctimas de las mismas, que con frecuencia tienen familias dominicanas, en territorio dominicano, que sufren horriblemente con la incertidumbre y el atropello de las deportaciones medalaganarias y el costo económico de los sobornos para el retorno.

A lo que el gobierno dominicano no tiene derecho es a pretender que no son dominicanos los nacidos en territorio dominicano, que llegaron desde 1929 y han tenido hijos, nietos, biznietos, tataranietos en la República Dominicana, exigiendo ahora unos documentos -que el mismo gobierno no proporcionó en su momento, ni solicitó al gobierno haitiano cuando importó miles y miles de braseros- y que ni Juan Pablo Duarte, ni la Virgen La Altagracia podría presentar si se les exigiera a ellos.

A lo que el gobierno no tiene derecho es a agredir y a negarles la nacionalidad a los hijos de los haitianos que dejaron el pellejo en los ingenios y que Balaguer, Duvalier y los cabecillas de la oligarquía dominicana -¡De origen extranjero!- exprimieron sin dejar ni los bagazos.

No, el gobierno dominicano no tiene derecho a permitir que una parte de su población sea hostigada, acosada, despreciada y discriminada desde los propios organismos gubernamentales que debían salvaguardar sus derechos.

El Tribunal Constitucional se equivocó y su sentencia, que retrata una mentalidad sin el más leve asomo de sentido de justicia -lo que tanto conviene no solo para oprimir haitianos, sino a dominicanos con los domínico-haitianos incluidos- tiene que ser repudiada y corregida.

Tomado de acento.com.do
Siga Leyendo...

EL PRIMER CORRUPTO DE LA ISLA (1)

Por Andrés L. Mateo

(Reproduzco este ciclo de tres artículos sobre un personaje histórico porque, como siempre, la literatura se adelanta a la realidad. Desde que lo encontré en diversos documentos del pasado he escrito sobre su símbolo, hoy más que nunca redivivo bajo el mismo manto de impunidad.)

El primer corrupto documentado de la Isla de Santo Domingo fue un salmantino llamado Cristóbal de Santa Clara, seleccionado por Frey Nicolás de Ovando para ocupar el cargo de tesorero, y estrechamente vinculado a sus estrategias políticas de dominación indiana. Otras veces he escrito sobre éste personaje, y casi se puede decir que lo he individualizado para la historia nacional, colocándolo en el centro mismo de una práctica perniciosa que ha acarreado muchas de nuestras vicisitudes, y casi se ha convertido en un signo distintivo del poder, en una manera tan reiterada de ejercer la política que es como si fuera un código genético de los dominicanos. Pero fue éste Cristóbal de Santa Clara el primer corrupto datado que recogen las crónicas con un dejo de aspaviento y admiración.

Frey Nicolás de Ovando dio inicio a la centralización administrativa, y estructuró el aparato burocrático de la colonia usando el clientelismo y fundando dos prácticas sobre las que la corrupción gubernamental se ha sustentado hasta nuestros días: La concepción patrimonial del Estado y la impunidad. Leyendo sobre su vida a uno le parece que el poder desmedido, la ambición que se tiene por mandar y orientar el destino de muchos otros, empujan a la permisibilidad que posibilita el fenómeno de la corrupción, y es lo que hace aparecer a personajes como Cristóbal de Santa Clara.

Ovando es el administrador por excelencia de la época colonial, la referencia obligada cuando se habla de un legado arquitectónico (Los balagueristas decían que Balaguer era el Ovando de nuestra época), y es sobre el linaje de su estirpe que la corona española concretó los inicios de una administración colonial. Fue Ovando quien instaló los primeros funcionarios públicos que hubo en la isla de Santo Domingo con la conciencia del poder de la burocracia, y es célebre el olfato que siempre tuvo para acertar en su selección. Sin Ovando el modelo de administración colonial española en América no habría funcionado.

En el libro “Nicolás de Ovando y los orígenes del sistema colonial”, el historiador Esteban Mira Caballos dice lo siguiente: “Uno de los grandes méritos de Ovando fue su gran tino a la hora de elegir a los administradores. Muchos de ellos jugarían un papel destacado no sólo en la colonización de La española sino, tras la marcha de éste, en el resto de las grandes Antillas así como en la Nueva España y en el Perú. Tan sólo se equivocó en la elección del salmantino Cristóbal de Santa Clara para el puesto de Tesorería de la Isla”.

El padre Las Casas habla también del primer corrupto documentado de la Isla de Santo Domingo, y lo define como un “joven de buen carácter, medio poeta, dicharachero y gracioso, que llegó a la Isla acompañando al mismo Ovando en el año 1502”. Era tan joven, entonces, que nadie pensó en la posibilidad de que escalara un cargo de tanta importancia en la administración del aparato colonial, pero el tipo tenía sus encantos de los cuales el gobernador Ovando quedó prendado, y a la muerte del tesorero Villacorta, Ovando lo nombró de forma provisional. Es el mismo Las Casas quien narra la vida disoluta del tesorero, cuyas fiestas continuas y estruendosas, sus comidas opíparas, la arboladura de sus sedas, y el toque mayestático de su apostura, comenzaron a ser la comidilla de la apacible vida del solar colonial.

Eso que ahora los sociólogos llaman “poder de mostración social”, y que es el cencerro que los corruptos de todos los tiempos arrastran, terminó hundiendo al tesorero Cristóbal de Santa Clara. De esta manera se consagró como el primer corrupto documentado de la Isla, pero, como veremos en el próximo capítulo, la corrupción nació hermanada a la impunidad, tal y como ocurre en nuestros días, y Cristóbal de Santa Clara siguió siendo un personaje importante. Y volverlo a evocar ahora es más que una necesidad, puesto que su herencia ha germinado con extraordinarios bríos en la malhadada historia de éste país.

Tomado de acento.com.do
Siga Leyendo...

LA DECISIÓN QUE CIERRA CON BROCHE DE PLOMO EL CASO DE GUILLERMO CONTRA LEONEL

EDITORIAL
Acento.com.do


Cerrado el caso con broche de plomo, no de oro o de plata, nos queda una reflexión sobre el voto disidente de la presidenta de la Cámara, Miríam Germán Brito, quien dice en su voto la Fiscalía estaba obligada a investigar el caso y no cerrarlo por inadmisible.

Miriam Germán Brito, presidenta de la Cámara Penal de la SCJ

La Suprema Corte de Justicia, por vía de su Cámara Penal, cerró definitivamente, como se esperaba, el expediente de Guillermo Moreno contra Leonel Fernández, ex presidente de la República, y contra su Fundación Global Democracia y Desarrollo.

La Cámara Penal por voto mayoritario de cuatro contra uno, declaró inadmisible el recurso de casación de los abogados de Guillermo Moreno contra la decisión de la Corte de Apelación Penal que desestimó la solicitud de investigación de la Fiscalía del Distrito Nacional sobre las finanzas de Leonel Fernández y Funglode.

Cerrado el caso con broche de plomo, no de oro o de plata, nos queda una reflexión sobre el voto disidente de la presidenta de la Cámara, Miríam Germán Brito, quien dice en su voto la Fiscalía estaba obligada a investigar el caso y no cerrarlo por inadmisible.

La magistrado Germán Brito dice que era un derecho de los acusadores que se realizara la investigación, para que en caso de que se fallara a favor del procesado, Leonel Fernández, quedara claro que la diligencia de investigación se realizó y se cerró el caso como corresponde en buena ley: por insuficiencia de prueba o por alguna otra causa, no por nunca haber realizado la investigación.

Es un lastre que queda sobre la justicia dominicana, y en particular, contra el Ministerio Público.
Siga Leyendo...

domingo, 20 de octubre de 2013

LA IMAGEN LO ES TODO

Por Melvin Mañón

[...] se trata de que este gobierno carece total e irrevocablemente de autoridad moral para andar proponiendo modificar leyes creyendo que al proponerlo se hace el simpático y el progresista. [...] Otra cortinita de humo para poner a la gente a hablar de lo que ellos quieren y no de lo que queremos nosotros: corrupción

Sí, pero solamente durante un tiempo, a un costo aterrador y dependiendo de un conjunto de circunstancias. Hasta ahora, al PLD le ha funcionado, casi a las mil maravillas. A quien no le funciona para nada es a sus víctimas que somos nosotros. Cada día me inclino un poco más hacia la penosa convicción de que nos lo merecemos o como solían decir los padres de mi generación: nosotros nos lo buscamos.

Aquí hay 20 mil leyes de tránsito, ordenanzas municipales, códigos de todo tipo y creo que al menos 7 agencias gubernamentales para regular el tránsito y cada calle o carretera es una verdadera mierda. Todo lo anterior sea dicho sin contar el costo exorbitante que tiene para la economía del país la compra de piezas, repuestos y mantenimiento que acortan la vida útil de cualquier vehículo. Pero ese hecho no impide que, sin haber corregido un ápice de esa cotidiana realidad, ahora el gobierno lance el proyecto de modificar el Código de Trabajo.

La Suprema Corte de Justicia acaba de evacuar una sentencia que hace definitiva la no admisión de la demanda de Guillermo Moreno contra Leonel Fernández y Funglode que la fiscalía rehusó investigar y que la procuraduría no se interesó jamás en iniciar como le correspondía ni tampoco Danilo Medina movió un dedo para que se cumpliera la ley. Como bien señala la magistrada de esa corte Miriam Germán- el único voto disidente fue el suyo-, la fiscalía estaba obligada a investigar el caso no a cerrarlo por inadmisible. Ese mismo gobierno en el cual se perpetra este tipo de barbaridad viene ahora a decirnos, con el ruido de sus alabarderos, que se propone modificar el Código de Trabajo y que, una de las finalidades de semejante empresa es la de generar empleos.

En la República Dominicana no hay seguridad física ni jurídica para nadie porque cuando el corrupto no es un empleado humilde de alguna entidad civil o militar, lo es el funcionario por cuyas manos o jurisdicción ha de pasar el trámite. Todos sabemos que, una patrulla le ordena detenerse y usted lo piensa dos veces porque no sabe si lo van a asaltar. Un uniformado llega cerca de usted y no le inspira confianza sino temor porque no sabe si es de los serios o de los maleantes. Usted somete a alguien o es sometido por otro y puede esperar cualquier cosa menos que se haga justicia. Los abogados se venden, los fiscales están en el mercado, los jueces cosechan, los expedientes desaparecen, en fin, la última cosa que nadie espera en este país es que se haga justicia y no porque no haya gente seria, sino, por que prevalece un sistema corrupto y unos valores corruptos. Entonces, ese mismo gobierno que no ha sido capaz de proporcionar ni siquiera una semblanza de autoridad moral y legal, se aparece ahora con la propuesta de modificar el código laboral y enseguida surgen los comentarios y reacciones respecto al contenido y alcance de la propuesta del gobierno. Y eso me enerva.

No son capaces ni les interesa hacer cumplir las leyes que existen y quieren hacer nuevas leyes o modificar las que hay que viene siendo casi lo mismo. Este gobierno carece de autoridad moral para proponer cambiar leyes sin haber hecho cumplir las que ya existen.

No se trata del disparate de creer que modificar el código va a generar empleos, no se trata de abrirle la oportunidad a muchos patronos para deshacerse de aspectos del código que tampoco a mí me gustan, se trata de que este gobierno carece total e irrevocablemente de autoridad moral para andar proponiendo modificar leyes creyendo que al proponerlo se hace el simpático y el progresista.

Y efectivamente de eso se trata.

Otra cortinita de humo para poner a la gente a hablar de lo que ellos quieren y no de lo que queremos nosotros: corrupción.

Pero, como decía antes, esta gente maneja bien la imagen. Y ahorita está medio país opinando sobre el tema. Podríamos, deberíamos entender algo y obrar en consecuencia: No queremos reformas a ningún código laboral, queremos justicia coño.
Siga Leyendo...