jueves, 30 de mayo de 2013

¿PARA QUÉ MÁS JUECES?

Por Juan TH

Hay que ver la manera cínica y desfachatada como los depredadores de los bienes del Estado se burlan de la pobreza y la ignorancia del pueblo dominicano, al que le enrostran sus fortunas viviendo como jeque árabes, príncipes, reyes y faraones.

Usted los ve en los más exclusivos restaurantes con amigos, esposas o amantes. Tienen helicópteros, aviones jet, apartamentos en las torres más costosas, mansiones de veraneo y cuentas millonarias en pesos, dólares y euros. Nada les falta. Todo les sobra.

Al que todo le falta, y nada le sobra, es al pueblo que apenas recibe las migajas del poder usurpado cada cuatro años, cuando esos bandidos salen a comprarle su dignidad y su decoro para que voten por ellos en las elecciones que ellos mismos organizan, legitimando así el robo y el saqueo.

Tanto acumulan cada cuatro o cada ocho años, que pueden comprar, como en efecto, el Congreso, la Justicia y los demás poderes del Estado, incluso los mediáticos. De esa manera aseguran su impunidad.

La Constitución de la República, ni el código penal, se hicieron para los corruptos de la política. Las leyes son para aplicárselas a los miserables que roban chucherías, y que luego la policía mata en “intercambio de disparos”.

El presidente actual de la Suprema Corte de Justicia, antiguo socio y abogado del ex presidente Leonel Fernández, dice que en el país hace falta jueces por la cantidad de trabajo pendiente. Y que hace falta dinero para hacer más eficiente la justicia. Lo que hace falta, creo, es un sistema judicial honesto dirigido por gente idónea, no por políticos con toga y birrete protegiendo vulgares ladrones.

Hace falta un Ministerio Público independiente encabezado por un abogado sin compromisos partidarios ni vínculos con los depredadores y desfalcadores de los bienes públicos. Hace falta jueces capaces de condenar a los políticos desfalcadores no importa cómo se llamen ni qué posición tengan o hayan tenido.

Hace falta fiscales y jueces probos, comprometidos con las leyes y la justicia, que no sean miembros del Comité Central o el Comité Político del partido oficial, que no sean amigos, socios o relacionados de funcionarios corruptos, como sucede actualmente.

El Partido de la Liberación Dominicana ha instaurado una dictadura constitucional y mediática adueñándose de todos, absolutamente todos, los poderes del Estado. Ha corrompido abogados, periodistas, médicos, contadores, ingenieros, arquitectos, agricultores, alcaldes, regidores, diputados, senadores, sindicalistas, empresarios, buhoneros, chiriperos, artistas clásicos y populares, dirigentes de la “oposición”. Nadie se ha quedado sin bailar en la fiesta de la perversión y el despilfarro. Unos más, otros menos, de tal modo que pocos pueden lanzar la primera piedra.

Como todos estamos en la misma fiesta, unos en el centro, otros en los laterales, los poderosos, los que se roban 130 millones de dólares sin que nadie los acuse, los que montan Fundaciones millonarias con el dinero del presupuesto nacional, los que compran elecciones para reelegir el robo y el desfalco, se burlan del resto impunemente.

A esos delincuentes no hay un fiscal que lo investigue, ni un juez que lo condene. Ellos están protegidos por guardias y policías, fiscales y jueces, periodistas y medios de comunicación. Ellos están blindados. El sistema de justicia los protege de todo mal. ¡Hasta del mal de ojo!
Siga Leyendo...

LF: UN PERSONAJE SINIESTRO

EL PEME, SUN LAND Y BARRICK GOLD, TRES MANCHAS INDELEBLES DE LEONEL FERNÁNDEZ…
Por Víctor Abreu, Editor Político (*)


Son tres manchas, entre otras indelicadezas de Estado, con las que tendrá que cargar Leonel Fernández por el resto de sus días, luego de sus pasos por los gobiernos que ha dirigido en la República Dominicana. Los muy jóvenes, o no se acuerdan del PEME, o estaban muy pequeños en la primera gestión de gobierno de Leonel Fernández.

Pero sólo en el PEME, del año 1996 al 2000, se dilapidaron 1,450 millones, con los que el presidente Fernández comenzó a corromper a gran parte de dominicanos, incluyendo a algunos de los hijos del doctor José Francisco Peña Gómez.

El asunto de la Sun Land, todavía no lo han podido explicar satisfactoriamente al país, al punto, que cuando el Partido Revolucionario Dominicano y otras fuerzas vivas de la nación llevaron el caso a la Suprema Corte de Justicia, esa Alta Corte, por presiones propias de Leonel y su grupo, hubo de fallar a favor de los imputados, según las propias palabras de quien fuera su presidente, el doctor Subero Isa.

De la Barrick Gold, es mucho lo que se ha hablado y el más indiferente de los mortales dominicanos, jamás apoyará un contrato en el que Barrick Gold obtenía 97% y el Estado dominicano sólo 3%, por una mala negociación, no se sabe con qué fines, que realizara Leonel Fernández y su equipo.

Entonces, cabría preguntar: ¿Qué más le queda por hacer a este hombre en contra del pueblo dominicano?
El autor es abogado y politólogo

(*) Tomado de ALCARRIZOSDIGITAL.NET
Siga Leyendo...

miércoles, 29 de mayo de 2013

LA OPINIÓN DE MELVIN

MÍRATE EN ESE ESPEJO
Por Melvin Mañón


Que la fiscal del distrito desestime las acusaciones contra Leonel Fernández presentadas formalmente por Guillermo Moreno a nombre de todos nosotros, no ha sorprendido a nadie. Es el mismo curso de acción que el propio procurador había marcado antes. Poco importa el argumento empleado, tan poco, en efecto que resultan malas, irrespetuosas y banales, incluso sin mediar las consideraciones legales y fundamentadas emitidas por el ex juez Castillo Pantaleón. Nada esperábamos de esa fiscal y nada hemos recibido.

Que años después de esta y otras ignominias por suceder escuchemos o veamos una excusa o justificación pública tampoco debe sorprendernos. El Dr. Jorge Subero Isa afirmó hace poco que había sido “político” y era como “un crespón” el fallo de la Suprema Corte de Justicia que él presidía y que favoreció a Leonel Fernández en el caso de la Sun Land. Pero lo dijo cuando ya no era presidente del tribunal en lugar de haberlo ejercido cuando lo era.

No importa, veremos mucho más de estas cosas.

Y sigo…

Ninguno de los dirigentes de partidos políticos apoyó la iniciativa de Guillermo Moreno, no porque no estuvieran de acuerdo en someter a Leonel sino porque su mezquindad, su miopía o su pequeñez no les permitía solidarizarse con un accionar que, en apariencia favorecía a un competidor político cuando en realidad realzaba a todo aquel que se hubiera manifestado al respecto. Es el mismo caso de las denuncias de fraude electoral. Los partidos pequeños dejaron solo al PRD en las pasadas elecciones de 2012 porque no entendían que el fraude diseñado se aplica contra aquel que tenga posibilidades de poder y cuando mañana otra fuerza política ocupe ese lugar, tendrá que enfrentar de nuevo el mismo fraude y naturalmente, no podrá contar con que el PRD respalde la denuncia porque ellos mismos rehusaron comprometerse y asumirla cuando la víctima era el PRD.

Hipólito Mejía amenazó en campaña con someter a los corruptos. Eduardo Estrella que está limpio de toda mancha, como los demás, dejaron solo a Guillermo Moreno en su querella y eso, como algún día acabarán de entender, fue un error porque la persecución judicial contra Leonel requiere del concurso de todos los que se le opusieron y porque, en última instancia, no será Guillermo ni Juan ni Pedro quien usufructúe el mérito y si así fuera, tampoco eso es motivo para no haberlo apoyado. Todos nuestros políticos pagarán su propio precio por haber cometido el doble error de no apoyar al PRD en la denuncia contra el fraude electoral ni a Guillermo en la querella contra Leonel.

Y lo pagaremos nosotros también.

Pero a Leonel, le digo, como ya antes hizo Meriño con Báez: “Más no os alucinéis por ello que, en pueblos como el nuestro, tan fácil es pasar del destierro al solio, como descender de este antes las barras del senado”.

El ex presidente de Guatemala, Alfonso Portillo, favorecido por complicidades, experto en escapes y evasiones, equipado con los mejores abogados y habiendo hecho uso de todas las argucias legales acaba de ser extraditado a los Estados Unidos donde deberá responder de varias acusaciones en su contra, entre ellas, la malversación de 80 millones de dólares. Si es encontrado culpable puede ser condenado hasta a 20 años de cárcel.

Sé que las condiciones de Guatemala y las nuestras son distintas y asincrónicas. Se que la renuncia de Danilo Medina a investigar a Leonel Fernández le otorga una protección de hecho al delito que lo convierte en cómplice primero y en víctima después, pero él no lo sabe y no lo cree. Sé que la nuestra es una sociedad de complicidades, cobardías, apariencias. No obstante, algunas cosas han cambiado. . . tanto para peor a lo interno… como para mejor a lo externo.

Sé que Leonel no irá a la justicia cuando debería, que es ahora.

Sé que no pagará la totalidad de su culpa.

Sé que por ahora está a salvo.

Pero solamente por ahora.

Sé además, como lo angustia esa perspectiva.

Por eso mismo, porque y para que sufra en vida…

Mientras tanto…

MÍRATE EN ESE ESPEJO, CANALLA, y recuerda que te perseguiremos con saña y sin descanso y que, para hacerlo, invocaremos siempre la persecución desatada sobre los asesinos de Orlando Martínez y la que está por iniciarse contra los asesinos de Francis Caamaño.
Siga Leyendo...

domingo, 26 de mayo de 2013

POR UNA REPÚBLICA DOMINICANA LAICA

DOS CONTRATOS: CON BARRICK GOLD Y CON EL VATICANO
Por Argelia Tejada Yangüela
Doctora en sociología cuantitativa (PhD) y maestría en teología
gelin33@gmail.com


La Real Academia Española define el contrato como un pacto o convenio, oral o escrito, entre partes que se obligan sobre materia o cosa determinada, y a cuyo cumplimiento pueden ser compelidas. Por lo general las partes contratantes defienden sus intereses antes de firmarlos. Cuando una de las partes es el Estado, sus representantes pueden firmarlos sin leerlos o pueden hacerlo buscando su propio enriquecimiento o mantenerse en el poder, algo que en nuestra República se ha convertido en norma, no en excepción.

Los contratos de Pueblo Viejo con la Barrick Gold (2006), y con el Vaticano (1954) esencialmente son semejantes: ambos crearon lo que Marc Augé denomina el no lugar, o sea, un no lugar para unos y un lugar para otros; el lugar de élites políticas, empresariales y religiosas y el no lugar de las mayorías despojadas de servicios públicos, de los bienes públicos, y de sus derechos.

En ambos casos, Rafael Trujillo y Leonel Fernández utilizaron una estructura social piramidal para firmar dos contratos perjudiciales a los intereses del pueblo. Los “Jefes” negociaron con los extranjeros para incrementar sus intereses particulares, sin importarles los derechos del pueblo ni su impacto negativo en la población. Ambos gobiernos actuaron en representación de sus pueblos sin consultarlos; y en ambos casos, los legisladores firmaron los dos contratos por admiración y fidelidad a sus jefes, sin tomar en cuenta a las poblaciones que los eligieron.

La importancia y fines últimos de ambos contratos no radica en la transferencia del dinero público a instancias extranjeras—el Vaticano es la monarquía absoluta más vieja del planeta. No. El dinero es solamente un medio para lograrlo. En última instancia, ambos contratos buscan mantener el poder político y el control social ad infinitum.

Pero a pesar de que solamente el contrato con la Barrick Gold ha sido refutado por activistas de todos los colores y renegociado por el Presidente Medina para alcanzar un poco mas de boronas, especialmente durante su gobierno, el contrato con el Vaticano es más dañino. Este ha instituido la ausencia de transparencia en todas sus relaciones con el estado, incluyendo el financiamiento que recibe y la transferencia permanente de bienes y mantenimiento inmobiliario, sin pagar impuestos y con total excepción en sus compras—vehículos importados, tickets de avión, etc.

Actúa cuál partido político que discrimina el género femenino, y es capaz de promover golpes de estado cuando su poder se ve amedrentado, y de mantener en el poder a los dictadores que buscan su capital ideológico entre masas tradicionales y creyentes para gobernar. No representan al pueblo. En vez de ser electos son designados de por vida por una potencia extranjera que se auto-designa representante de Dios en la tierra.

Su introducción revela su anacronismo: La Santa Sede Apostólica y la República Dominicana, animadas del deseo de asegurar una fecunda colaboración para el mayor bien de la vida religiosa y civil de la Nación Dominicana, han determinado estipular un Concordato que constituya la norma que ha de regular las recíprocas relaciones de las Altas Partes contratantes, en conformidad con la Ley de Dios y la tradición católica de la República Dominicana. En otras palabras, las relaciones del estado con la Iglesia Católica no se rigen por la Constitución, se rigen “en conformidad con la ley de Dios y la tradición católica”. La misma tradición del régimen de la Cristiandad, impuesta por las bulas del Papa Alejandro VI para donar todas las tierras, riquezas y viviendas de los Amerindios a los reinos católicos de España y Portugal.

El carácter confesional del Estado Dominicano, violatorio a la Constitución, se define en su artículo primero: La Religión Católica, Apostólica, Romana sigue siendo la de la Nación Dominicana y gozará de los derechos y de las prerrogativas que le corresponden en conformidad con la Ley Divina y el Derecho Canónico.

Su prepotencia sobre la constitución dominicana se expresa en el artículo IV: El Estado Dominicano reconoce a la Iglesia Católica el carácter de sociedad perfecta y le garantiza el libre y pleno ejercicio de su poder espiritual y de su jurisdicción, así como el libre y público ejercicio del culto.

Transferencias de bienes públicos a la propiedad privada de la iglesia Católica

El artículo VII establece que (1) El Gobierno Dominicano se compromete a construir la Iglesia Catedral o Prelaticia y los edificios adecuados que sirvan de habitación del Obispo o Prelado nullius y de oficinas de la Curia, en las Diócesis y Prelatura nullius actualmente existentes que lo necesiten, y en las que se establezcan en el futuro. Y (2) además el Gobierno asegura a la Arquidiócesis de Santo Domingo y a cada Diócesis o Prelatura nullius actualmente existentes o que se erijan en el futuro una subvención mensual para los gastos de administración y para las iglesias pobres.

El Artículo XXIII declara que: (1) El Estado Dominicano reconoce a las instituciones y asociaciones religiosas, de quienes trata el art. IV, la plena capacidad de adquirir, poseer y administrar toda clase de bienes; y (2) la gestión ordinaria y extraordinaria de los bienes pertenecientes a entidades eclesiásticas o asociaciones religiosas y la vigilancia e inspección de dicha gestión de bienes corresponderán a las Autoridades competentes de la Iglesia.

Además, le otorga carácter retroactivo a la transferencia de bienes a la iglesia a partir del año 1931:

(3) La República Dominicana reconoce y garantiza la propiedad de la Iglesia sobre los bienes muebles e inmuebles que el Estado reconoció como pertenecientes a ella con la Ley n. 117 del 20 de abril de 1931, aclarada por Ley n. 390 del 16 de septiembre de 1943, así como de los bienes que, después de tal fecha, la Iglesia ha legítimamente adquirido o adquiera, incluidos los que han sido o sean declarados monumentos nacionales. La República Dominicana declara propiedad de la Iglesia también todos los templos y otros edificios con fines eclesiásticos que el Estado ha venido construyendo desde el año 1930 y construya en adelante. Y (4) la Iglesia puede recibir cualquiera donación destinada a la realización de sus fines, y organizar colectas especialmente en el interior o a la puerta de los templos y de los edificios y lugares que le pertenezcan.

En ejecución de lo dispuesto en el art. VII, n. 2, del Concordato, el Protocolo final establece que el Gobierno de la República Dominicana dará: (a) a la Curia arquidiocesana de Santo Domingo la suma de quinientos pesos oro mensuales; (b) a las Curias de cada otra Diócesis o Prelatura nullius la suma de trescientos pesos oro mensuales.

El protocolo final, en relación con el artículo XX establece que: (1) La Santa Sede otorga al Seminario Conciliar de Santo Tomás de Aquino en Ciudad Trujillo el título de Instituto Pontificio. Para este fin el Gobierno se compromete a hacer en el edificio que donó al Seminario las ampliaciones que las Partes de común acuerdo juzguen necesarias y a contribuir a sufragar los gastos de dicha institución con una aportación mensual de quince pesos oro por cada seminarista dominicano que allí curse sus estudios. (2) Con el fin de levantar cada vez más el prestigio del clero nacional, el Estado sostendrá cuatro becas de seminaristas dominicanos que la Autoridad eclesiástica envíe a cursar sus estudios en los Ateneos Pontificios en Roma.

En relación con el artículo XXIII, el Protocolo Final establece que (1) el Estado no procederá a declarar monumentos nacionales otras propiedades eclesiásticas sino de acuerdo con la competente Autoridad religiosa.

2. Se entiende que un bien eclesiástico declarado monumento nacional es inalienable, y que la Autoridad eclesiástica, propietaria del inmueble, no procederá a modificaciones o reformas de éste sino de acuerdo con la Autoridad civil competente.

Exoneración de todo tipo de Impuestos

El Artículo XXIV exonera todas las actividades y transacciones económicas de la iglesia Católica de impuestos. Según éste:

(1) Los edificios sagrados, los Seminarios y otros edificios destinados a la formación del clero, los edificios de propiedad de la Iglesia empleados en fines de utilidad pública, las residencias de los Obispos y de los ministros del culto, cuando sean propiedad de la Iglesia, estarán exentos de cualquier impuesto o contribución. Queda expresamente convenido que los bienes, cuya propiedad adquiera la Iglesia por donación entre vivos o por disposición testamentaria, estarán exentos de los impuestos de donación o de sucesión, siempre que los bienes recibidos en esa forma, se destinen a un fin propio del culto o de utilidad pública por voluntad del donante o del testante o por ulterior disposición de la Autoridad eclesiástica competente.

(2) Los bienes eclesiásticos no comprendidos en el número precedente no podrán ser gravados con impuestos ni contribuciones especiales. (3) Los eclesiásticos estarán exentos de cualquier impuesto o contribución en razón del ejercicio de su ministerio espiritual. (4) Los Ordinarios de los lugares y los rectores de parroquias gozarán de franquicia postal y telegráfica en su correspondencia oficial en el País; y (5) Los edictos y avisos que se refieren al ministerio sagrado, fijados en las puertas de los templos, estarán exentos de cualquier impuesto o contribución.

Privilegios Jurídicos

Primero, privilegios ante el sistema judicial que protegen a sacerdotes y religiosos pederastas por encima de los derechos de sus víctimas de acceder al sistema judicial y a compensación por agravios y efectos traumatizantes de la violación sexual, particularmente en menores y adolescentes. El artículo XI declara que (1) los eclesiásticos gozarán en el ejercicio de su ministerio de una especial protección del Estado y (2) los eclesiásticos no podrán ser interrogados por jueces u otras autoridades sobre hechos o cosas cuya noticia les haya sido confiada en el ejercicio del sagrado ministerio y que por lo tanto caen bajo el secreto de su oficio espiritual.

El artículo XIII determina que (1) en caso de que se levante acusación penal contra alguna persona eclesiástica o religiosa, la Jurisdicción del Estado apoderada del asunto deberá informar oportunamente al competente Ordinario del lugar y transmitir al mismo los resultados de la instrucción, y, en caso de darse, comunicarle la sentencia tanto en primera instancia como en apelación, revisión o casación. (2) En caso de detención o arresto el eclesiástico o religioso será tratado con el miramiento debido a su estado y a su grado. (3) En el caso de condena de un eclesiástico o de un religioso, la pena se cumplirá, en cuanto sea posible, en un local separado del destinado a los laicos, a menos que el Ordinario competente hubiese reducido al estado laical al condenado.

Segundo, protección excepcional del sacerdocio católico y sus símbolos que únicamente se confiere a los órganos represivos del aparato estatal. El Artículo XIV determina que el uso del hábito eclesiástico o religioso por personas eclesiásticas o religiosas a quienes haya sido prohibido por orden de las competentes Autoridades eclesiásticas, oficialmente comunicada a las Autoridades del Estado, así como el uso abusivo del mismo hábito por otras personas, será castigado con las mismas penas previstas para el caso de uso abusivo del uniforme militar. Será castigado en los mismos términos el ejercicio abusivo de jurisdicción o funciones eclesiásticas.

Tercero, privilegio que utiliza el poder del estado para proteger el matrimonio religioso contra la voluntad de divorcio de los cónyuges. El Artículo XV proclama que (1) la República Dominicana reconoce plenos efectos civiles a cada matrimonio celebrado según las normas del Derecho Canónico. Y (2) en armonía con las propiedades esenciales del matrimonio católico queda entendido que, por el propio hecho de celebrar matrimonio católico, los cónyuges renuncian a la facultad civil de pedir el divorcio, que por esto mismo no podrá ser aplicado por los tribunales civiles a los matrimonios canónicos.

Cuarto, criterios políticos y económicos en la determinación de la nulidad matrimonial. El Artículo XVI determina que (1) las causas concernientes a la nulidad del matrimonio canónico y la dispensa del matrimonio rato y no consumado, así como el procedimiento relativo al Privilegio Paulino, quedan reservados a los Tribunales y a los órganos eclesiásticos competentes. Y (2) las decisiones y sentencias de los órganos y Tribunales eclesiásticos, cuando sean definitivas, se elevarán al Supremo Tribunal de la Signatura Apostólica para su comprobación y serán transmitidas después, con los respectivos decretos de dicho Supremo Tribunal, por vía diplomática al Tribunal dominicano competente, que las hará efectivas y mandará que sean anotadas en los registros civiles al margen del acta del matrimonio.

Mientras familias pobres no cuentan con la palanca política y los recursos necesarios para anular un matrimonio, Rafael Leónidas Trujillo no tuvo problemas en anular sus primeras nupcias por la iglesia, como declara su hija Flor de Oro Trujillo Ledesma en su biografía editada por Bernardo Vega, Trujillo en la Intimidad, según su hija Flor. La nota editorial nos aclara que el 19 de mayo de 1953, tras una mediación por parte de dos sacerdotes Jesuitas, Aminta Ledesma solicitó la anulación de su matrimonio con Trujillo. El 16 de junio de 1954, es decir trece meses después, Trujillo firmaba en Roma el Concordato con la Iglesia Católica. El 9 de agosto de 1955, catorce meses después de la firma del Concordato, Trujillo se casó por la iglesia con María Martínez en la capilla de la Nunciatura, teniendo como testigos a Monseñor Ricardo Pittini y al nuncio Salvatore Siino.

En su biografía, Flor de Oro narra cómo su madre fue presionada por dos sacerdotes Jesuitas para que diera información falsa y nos relata los privilegios con que Trujillo retribuyó este favor: Papá no era un hombre religioso, pero cuando salió esa "anu¬lación" le pagó suntuosamente a la Iglesia. Tras un viaje triunfal por España, visitó el Vaticano. Firmó un Concordato; albergó a docenas de curas de la parte francesa de Canadá y España; en un solo año gastó un millón de dólares en nuevas instituciones de la Iglesia. Se les ordenó a oficiales del ejército ir a misa todos los domingos. Los soldados deberían asistir también a los nuevos y magníficos retiros espirituales, aunque papá nunca fue. Le obse¬quió a los sacerdotes extranjeros tantos autos nuevos y hogares de lujo que el chiste secreto era: "Vuélvete cura y vive bien". Ahora Trujillo también era el Gran Hombre de la Iglesia, además de coinvertirse en padrino de cientos de niños dominicanos en bautizos en masa (así asegurando la lealtad de sus padres, (1965, 69-70).

Influencia y poder entre los militares

Según el artículo XVII, el Estado Dominicano garantiza la asistencia religiosa a las fuerzas armadas de tierra, mar y aire y a este efecto se pondrá de acuerdo con la Santa Sede para la organización de un cuerpo de capellanes militares, con graduación de oficiales, bajo la jurisdicción del Arzobispo Metropolitano en lo que se refiere a su vida y ministerio sacerdotal, y sujetos a la disciplina de las fuerzas armadas en lo que se refiere a su servicio militar. El éxito político de los capellanes para apoyar el golpe de estado de 1963, y los acontecimientos de 1965, seguramente ha sido un elemento motivador para que en el presente las capellanías sean sustituidas por un Vicariato Militar.

Incidencia en la cotidianidad de toda la ciudadanía a través de días feriados católicos

Según el Artículo XVIII, el estado tendrá por días festivos: (1) los días de precepto establecidos en toda la Iglesia por el Código de Derecho Canónico, es decir:

—todos los domingos;
— las fiestas de Circuncisión (1 de enero), Epifanía (día de Reyes, 6 de enero), San José (19 de marzo), Ascensión, Corpus Christi, Santos Apóstoles Pedro y Pablo (29 de junio), Asunción (15 de agosto), Todos los Santos (1 de noviembre), Inmaculada Concepción (8 de diciembre), Navidad de Nuestro Señor Jesucristo (25 de diciembre).
(2) Además, los días de precepto establecidos en la República Dominicana, es decir:
— festividad de Ntra. Sra. de la Altagracia (21 de enero);
— festividad de Ntra. Sra. de las Mercedes (24 de septiembre)


El Estado dará en su legislación las facilidades necesarias para que los fieles puedan cumplir en esos días sus deberes religiosos.

Las Autoridades civiles, tanto nacionales como locales, velarán por la debida observancia del descanso en los días festivos.

Imposición de la Religión Católica a toda la población usuaria de servicios públicos

El Artículo XIX es violatorio a la libertad de conciencia y cultos. El mismo determina que (1) el Gobierno Dominicano facilitará la necesaria asistencia religiosa a los establecimientos nacionales, como son los colegios, los hospitales, los asilos de ancianos o de niños, las cárceles, etc. A tal fin, si el establecimiento no tiene capellán propio, el Estado permitirá el libre acceso y el ejercicio de la asistencia espiritual en dicho establecimiento al párroco del lugar o al sacerdote encargado por el Ordinario competente. (2) En los asilos, orfanatos, establecimientos o instituciones oficiales de educación, corrección y reforma de menores dependientes del Estado, se enseñará la religión católica y se asegurará la práctica de sus preceptos (mi subrayado). (3) El Gobierno Dominicano, cuando sea posible, confiará a religiosos y religiosas la dirección de los hospitales, asilos y orfanatos y otras instituciones nacionales de caridad. La Santa Sede, por su parte, favorecerá tal proyecto.

Privilegio de determinar su propio currículo escolar y universitario, sin supervisión del Sistema de Educación nacional, lo que le permite ignorar y tergiversar hechos históricos y científicos contrarios a sus creencias particulares.

El Artículo XX establece que (1) la Iglesia podrá libremente fundar Seminarios o cualesquiera otros institutos de formación o de cultura eclesiástica; su régimen no estará sujeto a la fiscalización del Estado. (2) Los títulos, grados, certificados y comprobaciones escolares otorgados por tales centros tendrán la misma fuerza que los concedidos por los establecimientos del Estado en el orden correspondiente. En vista de ello la Autoridad eclesiástica comunicará a la competente Autoridad del Estado los textos adoptados en dichas instituciones para la enseñanza de las disciplinas que no sean teológicas y filosóficas. (3). Los grados académicos adquiridos en las Universidades o Institutos Pontificios de Altos Estudios serán reconocidos en la República Dominicana, para todos sus efectos civiles, como los grados conferidos y reconocidos por el Estado.

El Artículo XXI establece que (1) el Estado Dominicano garantiza a la Iglesia Católica la plena libertad de establecer y mantener, bajo la dependencia de la Autoridad eclesiástica, escuelas de cualquier orden y grado. En consideración de la utilidad social que de ellas deriva a la Nación, el Estado las amparará y procurará ayudarlas también mediante congruas subvenciones. La enseñanza religiosa en dichas escuelas siempre será organizada e impartida libremente por la Autoridad eclesiástica.

(2) Los certificados y comprobaciones escolares otorgados por los establecimientos de enseñanza primaria dependientes de la Autoridad eclesiástica tendrán la misma fuerza que los otorgados por los correspondientes establecimientos del Estado. (3) Los exámenes y pruebas de aprovechamiento para la concesión de certificados y títulos oficiales de estudio a los alumnos de las escuelas secundarias y normales dependientes de la Autoridad eclesiástica se celebrarán, a petición de ésta, en los mismos establecimientos, por medio de comisiones especiales compuestas, al menos parcialmente, por docentes del plantel.

En relación con el artículo XXI, el Protocolo Final determina que (1) para la apertura de escuelas dependientes de la Autoridad eclesiástica no se exige licencia alguna ni otra formalidad.

(2) La vigilancia del Estado, por lo que atañe a las escuelas dependientes de la Autoridad eclesiástica, se referirá a lo tocante a las normas de seguridad e higiene, así como, limitadamente a los establecimientos mencionados en el n. 2 del presente artículo, al desarrollo de los programas de estudio; y siempre se efectuará teniendo en cuenta el carácter especial de dichas escuelas y de acuerdo con la Autoridad eclesiástica correspondiente

Secuestro de la Educación Pública por la iglesia Católica

El Artículo XXII le entrega la educación pública a la Iglesia Católica. (1) La enseñanza suministrada por el Estado en las escuelas públicas estará orientada por los principios de la doctrina y de la moral católica.

(2) En todas las escuelas públicas primarias y secundarias se dará enseñanza de la religión y moral católicas —según programas fijados de común acuerdo con la competente Autoridad eclesiástica— a los alumnos cuyos padres, o quienes hagan sus veces, no pidan por escrito que sean exentos. Nota de la autora: Esto no se cumple. No se envían cartas explicativas de las opciones que tienen los niños y el carácter opcional de estas clases. Tampoco se les ofrece un currículo cultural alternativo para que los niños no pierdan regularmente horas de clases ni deambulen ociosamente sin supervisión.

(3) Para dicha enseñanza sólo se utilizarán textos previamente aprobados por la Autoridad eclesiástica, y el Estado nombrará maestros y profesores que tengan un certificado de idoneidad expedido por el Ordinario competente. La revocación de tal certificado les priva, sin más, de la capacidad para la enseñanza religiosa. En la designación de estos maestros y profesores el Estado tendrá en cuenta las sugestiones de la Autoridad eclesiástica y, en las escuelas secundarias y normales, cuando haya sacerdotes y religiosos en número suficiente y los proponga el Ordinario del lugar, les dará la preferencia sobre los seglares.

(4) El párroco, por sí o por su delegado, tendrá acceso a las escuelas primarias para dar lecciones catequísticas periódicas.

(5) Los Ordinarios de los lugares podrán cerciorarse, por sí mismos o por sus delegados, mediante visitas a las escuelas, del modo como se da la enseñanza de la religión y moral.

(6) El Estado cuidará de que en las instituciones y servicios de información que estén a su cargo, y en particular en los programas de radio-difusión y televisión, se dé el conveniente puesto a la exposición y defensa de la verdad religiosa, por medio de sacerdotes y religiosos designados de acuerdo con el Ordinario competente.

Beneficio que recibe el Estado de todas estas concesiones

Artículo XXVI: Los domingos y fiestas de precepto, así como los días de Fiesta Nacional en todas las Iglesias Catedrales, Prelaticias y parroquiales de la República Dominicana se rezará o cantará al final de la función litúrgica principal una oración por la prosperidad de la República y de su Presidente. La oración será la siguiente:

V. Dómine, salvam fac Rempúblicam et Prǽsidem ejus.
R. Et exáudi nos in die, qua invocavérimus te.
V. Salvum fac pópulum tuum, Dómine: et bénedic hereditáti tuæ.
R. Et rege eos et extólle illos usque in ætérnum.
V. Dómine, exáudi oratiónem meam.
R. Et clamor meus ad te véniat.
V. Dóminus vobíscum.
R. Et cum spíritu tuo.


Orémus.

Pópulum tuum, quǽsumus, Dómine, contínua pietáte custódi, ejúsque Rectóres sapiéntiæ tuæ lúmine illústra; ut, quæ agénda sunt, vídeant, et ad implénda quæ vidérint, convaléscant. Per Christum Dóminum nostrum.

R. Amen.

Nótese que este artículo no obliga a ninguna dependencia estatal a participar en los actos religiosos de la iglesia. Esta tradición se impuso durante la idolatría estatal del Trujillismo y representa la más pura expresión del lambonismo dominicano. Nótese además, lo caro que le ha costado al pueblo dominicano esta oración.

Competencia para amarrar más privilegios en el futuro no incluidos en el concordato

El Artículo XXVII determina que las demás materias relativas a personas o cosas eclesiásticas que no hayan sido tratadas en los artículos precedentes serán arregladas según el Derecho Canónico vigente. Si en el porvenir surgiere alguna duda o dificultad sobre la interpretación del presente Concordato, o fuere necesario arreglar cuestiones relativas a personas o cosas eclesiásticas, que no hayan sido tratadas en los artículos precedentes y que toquen también el interés del Estado, la Santa Sede y el Gobierno Dominicano procederán de común inteligencia a solucionar amigablemente la diferencia.

El Estado Dominicano promulgará, en el plazo de seis meses, las disposiciones de derecho interno que sean necesarias para la ejecución de este Concordato.
.
En fe de lo cual, los Plenipotenciarios firman el presente Concordato.

Hecho en doble ejemplar.

Ciudad del Vaticano, 16 de Junio de 1954.

Domenico Tardini
Leónidas Trujillo Molina

Siga Leyendo...

sábado, 25 de mayo de 2013

ENTRE USTED Y YO

BOSCH: EL PEOR PADRE POLÍTICO
Por Rafael Calderón


NEW YORK. Cuando José Tomás Pérez mencionó que Juan Bosch merece que sus restos descansen en el Panteón Nacional por ser el progenitor del Partido Revolucionario Dominicano y del Partido de la Liberación Dominicana, los dos más grandes del sistema político de la República Dominicana, por mi mente atravesó como un rayo el pensamiento de que esas paternidades, precisamente, descalifican por completo a El Profesor para descansar en el Altar de la Patria.

Usted le pregunta a cualquier peledeísta por sus hermanos mayores del PRD y le dirá que a su paso por el poder robaron. Y si le pregunta a cualquier perredeísta por sus hermanos menores del PLD le dirá que son los más ladrones de la historia. Ambos tienen razón.

Así tenemos que como escritor, novelista, cuentista, ensayista y enemigo de lo ajeno Juan Bosch tiene los más altos merecimientos; pero la depravación, la perversidad y el latrocinio siempre in crescendo de sus vástagos lo han hecho merecedor de ser calificado como el peor padre político. Me he referido al tema antes, pero lo recalco por si acaso hay alguna pizca de agradecimiento en algunos de sus hijos que los conduzca a apiadarse para no seguir enlodándole más el nombre al autor de La Mañosa.

¡Qué contraste extraordinario se da en la figura de Bosch! Para mantenerlo en el pensamiento como político bien intencionado y decente es imperativo primero reconocerlo como nulo transmisor de sus virtudes o como un pésimo educador de su progenie o sepáralo de la misma. Por las acciones depredadoras de sus criaturas en el quehacer político de Bosch ha tomado vigencia total el adagio “de buenas intenciones está empedrado el camino del infierno”. Es duro decirlo.

Y también es duro llamar al profesor Bosch pésimo educador político, pero son sus alumnos quienes lo han puesto en evidencia. Digamos que Bosch se fue del PRD sin odios y solamente con buenas intenciones de hacer del PLD el partido perfecto para conducir los destinos del pueblo dominicano. Y mire usted: ¿no es un infierno de inseguridad ciudadana, de corrupción administrativa, atracos y asesinatos callejeros, carencias de servicios de salud y peor educación, apagones y otros males graves lo que prevalece en el país con el PLD agotando su cuarto período de gobierno? Todo eso ocurre a pesar de que Bosch se dedicó en cuerpo y alma al intento de educar a la camada que procreó en 1973, aunque pasó sus últimos años dirigiendo círculos de estudios y esbozando teorías políticas que consideró habían sido asimiladas, por lo que se atrevió a garantizar algo tan inverosímil como que en un gobierno peledeísta nadie robaría.

¡Cuántos contrastes en la carrera política de Juan Bosch!: Medio siglo atrás nos puso a soñar a los jóvenes de mi generación con democracia y libertad, y a los pobres con mejoría e igualdad social, pero su engendro de 1973 devino en una grosera pandilla que tiene al país sumido en una pesadilla.

Cuando Bosch regreso al país franqueado por Ángel Miolán, Nicolás Silfa y Ramón A. Castillo -con quienes luego rompió- le bastó con las primeras charlas que ofreció por Tribuna Democrática para cautivar a las masas que lo llevaron al poder, pero su engendro de 1973 tiene que quebrar el país cada cuatro años para mantenerse en el poder.

No era Bosch un hombre ambicioso de poder y dinero, pero era temperamental y con el paso de los años llegó a engreírse. Su engreimiento fue malo para él y peor para el pueblo dominicano, pues tras romper con sus primeros hijos, las masas que le seguían y obedecían en el PRD, en lugar de hacer mutis decidió procrear un partido modelo de cuadros con pequeños burgueses, con todo y que él conocía como nadie y lo escribió que éstos sólo actúan en función de sus propios intereses, que son inestables, que giran 180 grados sin inmutarse, que son violentos en su búsqueda de escalar todo el tiempo y que son irredimibles de sus malos hábitos. Fue un funesto intento de lo imposible, pues su camada de 1973 sólo busca dinero y poder.

Justo es decir que Bosch en un momento se arrepintió del engendro e intentó irse, pero los años habían desgastado su ímpetu y sus luces, y no logró zafarse. Terminó su vida política como reo de su última camada y con los brazos levantados en apoyo a la jugada que hizo Joaquín Balaguer para castigar a su pupilo malcriado Jacinto Peynado, acción con la que de carambolas convirtió en baldado para siempre al Partido Reformista, por suerte para el pueblo esto último.

Y por suerte para los restos de Bosch, parece que en las postrimerías de su vida algún atisbo luminoso le indicó que tenía que garantizarse que fueron enterrados en La Vega, lejos de la capital, donde obviamente es mayor el ruido de las fechorías de su camada de 1973. Así que la mal justificada propuesta de José Tomás Pérez murió en su cuna.

Por hoy, me voy. Que Dios le llene de bendiciones, y se apiade de la República Dominicana.
Siga Leyendo...

ES PRIORIDAD LO QUE SE PIDE

Por Juan Bolívar Díaz

Es probable que muchos vieran y escucharan esta semana por Teleantillas al ingeniero Alejandro Montás, director de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD) y no quedaran impresionados por los datos que aportó, dramáticos indicadores de nuestro nivel de pobreza, y de los absurdos de esta sociedad que se presume en la postmodernidad, y de esta capital que Leonel Fernández nos legó como el Nueva York chiquito, el pequeño Miami o el Mónaco del Caribe.

Montás, quien es miembro del Comité Central del partido que ha gobernado el país durante 12 de los últimos 16 años, planteó que apenas el 5 por ciento de la gran urbe dispone de alcantarillado sanitario, razón por la cual sus desechos van a los ríos circundantes y contaminan todas las fuentes acuíferas el litoral marítimo y el subsuelo.

A esa contaminación hay que agregar la generada por el vertido de las plantas industriales y de los aceites de los vehículos y de las decenas de miles de plantas eléctricas que operamos hasta en los barrios más pobres, gracias a las cuales pueden sobrevivir igual número de pequeñas y medianas empresas y paliarse los apagones. También permiten que muchos “olviden” lo doloroso que es depender del servicio energético público en esta postmodernidad que tanto nos enorgullece.

El director de la CAASD dijo que todavía cerca de un tercio de las viviendas de la urbe no disponen de agua potable. Y aquí fue optimista, ya que la última encuesta Enhogar de la Oficina Nacional de Estadísticas estableció que a nivel nacional esa carencia alcanza al 56 por ciento. Agregó que ya la ciudad necesita otro sistema de acueducto para satisfacer sus necesidades y que los apagones complican la situación, porque el 70 por ciento del agua se genera con electricidad.

Para colmo señaló que el 54 por ciento del agua del acueducto se pierde por falta de racionalidad, fugas y averías. No se le puede criticar el haber olvidado decir que en muchos barrios pobres hay que comprar el agua por tanques o latas, por lo que les sale más cara que a los ricos, contaminación aparte.

Y no es que falten estudios sobre las necesidades de agua y alcantarillado sanitario de la capital y el costo de la inversión que requiere, sobre los mil millones de dólares, que él espera se haga en 20 años, lo que implica que esta modernidad va para largo. Se requiere una red de 3,400 kilómetros de alcantarillas y acometidas para 500 mil viviendas estimadas en 612 millones de dólares, incluido un emisor submarino para verter las aguas sanitarias a 300-500 metros de la playa y a 30 metros de profundidad. El nuevo acueducto demanda 250 millones de dólares y no se sabe cuántos más para sustituir viejas tuberías de 6-8-12 pulgadas de diámetro por nuevas de 20 pulgadas.

No se agobien, porque falta una perla: para cumplir sus responsabilidades la CAASD requeriría un presupuesto anual de 5 mil millones de pesos, pero sólo recibe mil 250, que apenas le dan para pagar personal y gastos fijos, entre ellos 924 millones por la precaria energía con que opera el acueducto.

Como consecuencia, ocho de las 12 plantas de tratamiento de las aguas del gran Santo Domingo están dañadas y no hay con qué rehabilitarlas. Más o menos que a nivel nacional, donde están fuera de servicio 24 de 28 de esos sistemas, según declaró hace unos meses el director del INAPA.

Aunque muchos vivamos en una burbuja mágica, embrujados por la ostentación pública y privada, fascinados por el verbo elocuente de nuestros líderes constructores de palacios, elevados y metros, promotores de la malversación y la ostentación, esta gran urbe donde se concentra la inversión, es un tremendo espejo de la pobreza nacional.

Por eso es más absurdo que haya quienes pidan un aeropuerto para San Francisco de Macorís, a 45 minutos del de Licey al Medio, Santiago, y a una hora y cuarto del de Catey, Samaná. Y que otros aboguen enfáticamente por una nueva carretera norte sur, aunque hiera la mayor fuente de agua del país, que costará más de 500 millones de dólares y que el Ministro de Obras Públicas acaba de definir como turística y ecológica, en vez de mejorar vías ya existentes.

Necesitamos un gran exorcismo a la fastuosidad y altas dosis de racionalidad para establecer prioridades, para no comprar autos de lujo ni hacer una piscina antes de disponer de suficiente agua potable, electricidad, escuelas y atención hospitalaria, además de alcantarillados sanitarios en un país que pretende vivir del turismo.
Siga Leyendo...

DEBATES QUE DAN VERGÜENZA

Por César Pérez
lagarita@codetel.net.do


Constituye un bochorno que pase el tiempo y que el principal tribunal electoral de un país sea manejado con los niveles de discrecionalidad y arbitrariedad de su presidente sin que se le ponga coto alguno y que en pleno siglo XXI, una institución religiosa acuda a los tribunales para tratar de impedir que una institución del Estado haga lo que entiende su deber. Son cosas impensables en cualquier otro país y que sólo son posible por la existencia una clase política irresponsable y sumisa.

El presidente de la Junta Central Electoral se ha visto envuelto en toda suerte de escándalos, entre los que se cuentan de corrupción en desempeño de sus funciones, de prevaricación y, según miembros de ese alto tribunal, de impúdicamente hablar mentiras sobre cuestiones administrativas que son cruciales, no solamente para el discurrir de esa Junta, sino para la tranquilidad de miles de ciudadanos dominicanos de ascendencia haitiana.

Ese personaje ha mentido sobre la cantidad de ciudadanos en esa condición, más de 23 mil, a los cuales, violando principios constitucionales se niega a que se les entreguen sus documentos de identidad, lanzándolos a la muerte jurídica. Un escándalo por el que, con justicia, hemos sido condenados como país en organismos internacionales defensores de los derechos humanos y sin que ninguna institución del Estado, comenzando por la Presidencia y el Congreso se haya tomado correctivo alguno. Y es que la cuestión haitiana, en términos de política de Estado, se le haya asignado como cuota de poder a un partiducho fascista, aliado al partido de gobierno.

También, porque el PLD y en esencia, todas las facciones del PRD, han dado muestra de pusilanimidad al aceptar el chantaje de los grupos antihaitianos incrustados en importantes medios de comunicación o porque esencialmente coinciden en el caso específico del tema haitiano y por eso, de hecho, en ese caso, protegen al presidente de la JCE. En tal sentido, ha de esperarse que si el Congreso se involucra en el debate que sobre cuestiones cruciales mantienen dos integrantes de ese tribunal y su presidente no sea para penalizar a los jueces que dignamente exigen transparencia, justicia y honestidad en la conducción de esa institución, sino para expulsar o llevar a la legalidad a tan nefasto personaje.

El caso del recurso de amparo, incoado por altos dirigentes del clero católico contra la campaña de educación sexual que con sentido de responsabilidad cívica desarrolla PROFAMILIA, quizás sea más grave. Ello así, porque el hecho constituye una grosera intervención eclesial en temas que son de estricta competencia del Estado. Ante tantos embarazos de menores de edad, en eso somos de los primeros en el mundo, el Estado tiene plena obligación de intervenir para paliar esa circunstancia, educando sobre la práctica del sexo responsable.

Resulta una vergüenza que todavía se insista en imponerle a la sociedad y al Estado unos valores absolutos de fe que sólo conciernen a los miembros de una iglesia. Imponerlos por ley es una pretensión propia de la Edad Media, sólo concebible en un país de una clase política que nunca ha osado establecer una clara división entre la esfera pública y la esfera privada, que no ha sido capaz de exigir y establecer lo que es ley de nuestro tiempo: el carácter laico del Estado y la no injerencia de las principales autoridades de la iglesia católica en los asuntos del Estado e incluso en la política.

El respeto a las libre creencia religiosa no se discute e incluso el derecho de las religiones a hacer su proselitismo, pero es necesario extirpar de lo público lo que es de la esfera privada: lo religioso, la fe. En tal sentido es tiempo de que se erradique la arbitraria práctica de iniciar actos de carácter público con invocaciones o bendiciones religiosas, una práctica se generaliza incluso en actos de grupos no confesionales.

Son cuestiones que debería darnos vergüenza que todavía hoy estemos discutiendo.
Siga Leyendo...

MATEO A LA CARGA

RESPONDO AL MINISTRO
Andrés L. Mateo


Responderé sólo ésta parte de la segunda carta privada que usted me envía: “Tú sabes, Andrés, que la historia es terca e impredecible, Leonel te puede parecer atrapado ahora, pero es un gran estratega y el 2016 todavía está lejos”.

Pero, ¿es Leonel Fernández un gran estratega? ¿Los resultados de los procesos electorales en los cuales ha “triunfado” son la medida de su ingenio, la cúspide subliminal del héroe, la luz sobrenatural que lo aspira?

¿El cemento invisible que une sus “estrategias” no es el uso demencial del presupuesto, la venalidad del transfuguismo, la corrupción, la inequidad en la competencia electoral, y el ventajismo estatal?

¿Más de 120 mil millones gastados en apenas tres meses durante la transición, preparando su regreso en el 2016, no es expresión concreta del “gran estratega“?

¿Dos mil millones gastados sin sustentación documental, según la cámara de cuentas, no es una “estrategia”?

¿No se tejió el contrato de la Barrick Gold atendiendo a la “estrategia” de que lo poco que se dejaba para el país comenzara a entrar al fisco a partir del 2016, fecha en que el “gran estratega” regresaría?

¿Elección por elección no ha usado Leonel Fernández el dinero público en beneficio propio, amparándose en sus potestades?

¿En su reelección del 2008 no remontó el déficit en poco más de 55 mil millones?

¿No costó la elección de Danilo Medina un déficit de cerca de 200 mil millones?

¿No triplicó la deuda en siete años llevándola a más de 30 mil millones de dólares, nos impuso cinco reformas fiscales, y dejó expandir la corrupción hasta consumir del 8% al 10% del PIB?

¿Quién paga ahora, con el paquetazo de Danilo, las grandes “estrategias” del “genio” de Leonel Fernández?

No, amigo Ministro, no se trata de nada personal. Lo que ocurre es que en éste país hay como una suspensión del juicio moral, y cualquier gobernante se emperra con el poder, y ese devastador desvarío de grandeza terminamos pagándolo todos.

Estratega era Juan Bosch. Fundó los dos partidos de mayor significación popular en la actualidad, y todo el liderazgo trascendente de nuestros días tiene su marca. Protagonizó grandes batallas, pero no amó el poder sin medidas, lo condicionó siempre a la libertad real de las conductas, a la magistratura de la conciencia. Sus estrategias no eran el despliegue de su ambición, y no se empinaba sobre el dinero, o sobre la degradación de la sociedad en su conjunto.

Estratega era José Francisco Peña Gómez, sin un chele en los bolsillos, enfrentado al aparato político de Joaquín Balaguer, un Rey Midas que se movía con un saco de dinero y con todo el poder del Estado a su disposición; moviéndose como un lince para sobrevivir al odio racial y a la intolerancia, mientras levantaba una opción democrática que desmontara el autoritarismo, esa fiesta maldita de nuestra historia.

La República Dominicana es un país que vive en la anomia social, y es de esto que se aprovecha Leonel Fernández. Nuestra historia es un pasillo circular que nos lleva a las mismas puertas, y siempre estamos, como nación, fatalmente atados a la manipulación de políticos inescrupulosos que instrumentalizan la ignorancia del pueblo y domestican su hambre.

¿No está ocurriendo ahora que ese grupo económico que desfalcó el país en los gobiernos de Leonel Fernández, está comprando plantas televisoras, armando sus “estrategias” de regreso para el 2016 contando con la impunidad que les ha proporcionado el gobierno de Danilo Medina y el inmovilismo social?

Cuando usted y yo estábamos en la UASD la honestidad era un valor. Pero, ahora, ¿no está organizado este país de tal manera que la corrupción actúa como el atractivo fundamental que une todas las piezas del tablero? ¿No son las “estrategias” de éste hombre “providencial” la reiteración de esa fría historia circular en la que todo se repite, como si no pudiera hacerse política de otra manera?

Agradezco sus elogios y el interés porque yo regrese a lo que usted llama “literatura pura”. No es nada personal, soy un cronista, recorriendo ya el siglo XXI, todo el atraso social de los dominicanos me concierne. Soy un cronista…
Siga Leyendo...

DISECCIÓN

BALAGUER: ¿SÍNDROME DE ESTOCOLMO O CONSERVADURISMO?
Rosario Espinal

Socióloga
rosares@hotmail.com


En un artículo publicado el pasado sábado 18 de mayo en el Listín Diario, Matías Bosch recurrió al llamado Síndrome de Estocolmo para explicar por qué 30 por ciento de la población encuestada por la Gallup-HOY en abril dijo que Joaquín Balaguer era el político más admirado.

Quizás el dato resultó inconcebible, y para explicarlo, Bosch utilizó un argumento sicológico. En pocas palabras, el Síndrome de Estocolmo se refiere a un acercamiento emotivo entre opresor y oprimido, y recibe este nombre porque la situación se codificó a partir del secuestro de un banco en Estocolmo donde se produjo una inesperada empatía entre rehenes y secuestradores.

Según Matías Bosch, el pueblo dominicano no ha podido liberarse de la subyugación balaguerista porque no ha hecho la terapia necesaria para superar su síndrome opresivo.

Sin duda, todo régimen político represivo tiene consecuencias en la siquis del pueblo, y así sucedió con el trujillismo y el balaguerismo. Pero recurrir al Síndrome de Estocolmo para explicar la admiración que 30 por ciento de la población expresa por Balaguer presenta un problema fundamental: libera de culpa a actores políticos claves que pudieron haber impulsado grandes reformas y no lo hicieron. Además, el dato no es nuevo, la masa conservadora devota de Balaguer ha estado siempre alrededor de ese porcentaje.

El problema no es la subyugación sicológica del pueblo dominicano por falta de terapia liberadora, sino que cada proceso de inspiración transformadora ha sido boicoteado por los sectores conservadores históricamente afines al balaguerismo, inclusive cuando llegaron al poder los partidos que en el pasado se definieron como anti-balagueristas: ahí están el PRD y el PLD.

Desde 1978, inicio de la apertura democrática, el PRD fue de mal en peor. Inspiró la ilusión democrática, vital para superar la opresión, pero poco después de iniciar gobierno, el descontento y el divisionismo abundaba, y facilitaron así el retorno de Balaguer en 1986. Si el PRD hubiese impulsado un programa económico para sacar el país del atraso y la desigualdad, y hubiese afincado la democracia, otra sería hoy la situación. Luego, en 2002, cambiaron la Constitución al vapor para promover la reelección de Hipólito Mejía y declararon a Balaguer “Padre de la Democracia”.

Con diez años más en el poder, Balaguer congeló todo intento de cambio, pero además, a fines de la década de 1980, el pueblo no tenía resorte político porque el PRD había fracasado.

Luego llegó el PLD, no por votos propios, sino porque el boicot de Balaguer a José Francisco Peña Gómez lo llevó a apoyar al PLD en 1996. El conservadurismo triunfó con el Frente Patriótico y el único líder de masas que ha producido el país murió poco después.

Desde el trono, el PLD hizo del balaguerismo un aliado, y una vez muerto Balaguer, los reformistas fluyeron hacia el gobernante PLD. Leonel Fernández se convirtió en el hombre de confianza de los sectores conservadores, y al igual que el otrora caudillo, promovió el crecimiento y la acumulación sin redistribución. Hizo alardes de constitucionalismo para crear instituciones nuevas que no han traído nada nuevo, y cambió la Constitución con un objetivo central: volver.

El pueblo dominicano no es un rehén aferrado sicológicamente a su verdugo. En República Dominicana hay una élite económica, política y social conservadora, siempre lista para dominar el país, sea con Balaguer, el PRD o el PLD; y hay una masa conservadora que admira a Balaguer. La admiración por Juan Bosch y Peña Gómez, que en su momento representaron el ala política progresista, es 36 por ciento según la Gallup-HOY, pero está dividida, como estuvieron ellos.

Artículo publicado en el periódico HOY.
Siga Leyendo...

DIARIO DE LA CIGUAPA

LA MEDICINA COMO ESTAFA EN RD
Por Sara Pérez


El periódico Acento publicó ayer una reseña de un testimonio tremendo, terrible y conmovedor del médico cardiovascular Julio César Barnett, jefe de cirugía cardiovascular en el hospital Salvador B. Gautier, en el Instituto Dominicano de Seguros Sociales (IDSS) y cirujano cardiovascular en el Instituto Dominicano de Cardiología.

El médico expresaba su indignación porque, como bien sabe cualquiera que haya puesto un pie en una clínica, la práctica médica en nuestro país resulta “lamentable, interesada, vergonzosa y vergonzante”.

Y es verdad. Es un desastre. Un desastre horrible. Un desastre con abusos, negligencias, fraude e impunidad. Un desastre armado con silencios y complicidades mafiosas. Un desastre en el que conductas delictivas, acaban imponiéndose como la rutina de “lo mismo que hacen todos” y en el que el acceso a los servicios resulta complicado, lento, enojoso y no responde a las necesidades de salud del paciente, sino a las expectativas mercantiles del médico ante su cliente, cuyas dudas, angustias, padecimientos y debilidades, no son para aliviarse, sino para explotarse.

Dice el doctor Barnett que le da vergüenza ser médico. Me pregunto si otros médicos también sentirán vergüenza de serlo. Y cuántos periodistas, abogados, policías y jueces se sienten avergonzados de su profesión. Se trata de vergüenza ajena, porque quienes tienen la conciencia necesaria para sentirla, difícilmente incurren en las prácticas que la desencadenan.

La reseña cita un relato del doctor Barnett sobre su vida profesional, donde hace referencias a los múltiples mecanismos con que los médicos estafan a sus pacientes, sin que existan, o sin que se apliquen, sanciones. También se refiere a “la codicia”, que de ser una particularidad escasa y dispersa entre los profesionales médicos décadas atrás, ha pasado a ser el uniforme de la epidemia que los afecta. También los médicos quieren ser tutumpotes, como los diputados, como los abogados, como los narcotraficantes.

El señalamiento trae a colación el problema colectivo del deterioro de la calidad humana, de la pérdida del profesional con sentido de responsabilidad social y con capacidad de empatía y solidaridad.

Las observaciones del doctor Barnett describen los problemas del ejercicio actual de la medicina, pero en realidad hablan de algo mucho más vasto y terrible: del empobrecimiento masivo que hemos sufrido como entes sociales, de la renuncia a ser gente sensible, generosa, que da lo mejor de sí; para convertirse en fierecitas arteras y taimadas que viven calculando qué pueden arrancarle a quien tengan delante.

Se refiere a los negocios turbios entre los médicos y los laboratorios y centros de resonancia, a las exigencias excesivas de las clínicas, a las referencias entre colegas con mediación de dinero por las recomendaciones, a las intervenciones quirúrgicas, exámenes y estudios costosos e innecesarios y en sentido general, al desplume tipo asalto que perpetran muchos doctores contra sus pacientes.

Sin entrar en el problema primordial de la salud como mercancía, en la medicina que trata síntomas y no repara en los orígenes y se apoya excesivamente en los medicamentos de los laboratorios y en el error del punto de partida de un sistema de salud concebido para bregar con crisis por enfermedades (o para simular hacerlo) y no para prevenirlas, la verdad es que la relación médico-paciente no puede ser más abusiva. Se exageran y manipulan los síntomas. Se hacen operaciones innecesarias. Las malas prácticas no tienen consecuencias. Al paciente se le exprime.

El problema de los horarios es un desastre absoluto. Para ver un médico es común tener que esperar dos, tres, cuatro, cinco, seis horas, porque trabajan en varios sitios al mismo tiempo y pueden acordar hacer una cirugía, en las mismas horas en que tienen dos docenas de pacientes haciendo turno en su sala de espera para consultas. No se respetan los turnos, el propio médico manda a poner a alguien de primero. Se ponen a discutir por teléfono el precio de unos muebles, mientras atienden al paciente.

Se habla de las enfermedades “catastróficas”, con relación a esos padecimientos que usualmente agotan todo rastrojo de recursos, no solo del enfermo, sino de la familia completa; pero habría que hablar también de medicina y de médicos catastróficos, que actúan como sanguijuelas y de un Estado y unos gobiernos catastróficos, que marcan la pauta del éxito de la catástrofe: la sed insaciable de tener cosas y la legitimación del enriquecimiento instantáneo.

Lo que pasa con los enfermos y sus médicos es exactamente igual a lo que ocurre cuando hay un accidente en la carretera y los accidentados son despojados de sus pertenencias por quienes debían auxiliarlos.

Para el común de los médicos, la salud no solo es una mercancía, sino una mercancía de lujo y cada uno aspira a convertirse en una empresa de alto rendimiento, al menos en el acápite de los beneficios económicos.

Parecen aves de rapiña, con el inconveniente de que no esperan a que la víctima sea un cadáver, sino que se la comen viva.
Siga Leyendo...

jueves, 23 de mayo de 2013

EDITORIAL: EL DERROCHE DEL INESPRE CON EL DINERO DEL PUEBLO

El presidente Danilo Medina necesita de colaboradores interesados en que su gobierno sea eficiente y sirva a los propósitos que él anunciara el 16 de agosto del año pasado. Y no es precisamente lo que está teniendo de algunos de sus aliados.

Jorge Radhamés Zorrilla Ozuna, el director del Instituto de Estabilización de Precios (INESPRE), y presidente del llamado Partido Cívico Renovador, dispuso de aumentos de salarios de sus allegados, que ronda el 200 por ciento de lo que encontró. Su propio salario subió de 140 mil pesos mensuales a 250 mil, pese a que el gobierno dispuso un plan de austeridad.

La nómina del INESPRE aumentó a 370 millones de pesos este año, y cuenta con 33 subdirectores, un departamento legal con 25 abogados, y una larga lista de servidores que se alimentan del salario público. Habría que comparar servicios prestados al país, tiempo y calidad de esos servicios vs el salario que se recibe.

Es una labor que no ayuda al gobierno, y que el presidente Medina debe saber que este tipo de decisiones no encajan en su programa de gobierno.

Tomado de www.acento.com.do

NUESTROS DOS CENTAVOS: ¿En qué país del mundo se le permite a las cabezas de departamentos aumentarse sus propios salarios y tener recursos "infinitos"? A estos salteadores no solo hay que botarlos de esos puestos como una bolsa de mierda, deben ir presos... porque están saqueando al pueblo.
Siga Leyendo...

PNUD DICE NO A LA EXPLOTACIÓN DE LOMA MIRANDA

SANTO DOMINGO. El Programa de Nacional de Desarrollo de las Naciones Unidas (PNUD) rechazó hoy la explotación de Loma Miranda por parte de la empresa minera Falcondo Dominicana.

"La deficiencia en el estudio del impacto ambiental concluye que el proyecto no responde a las exigencias ambientales y sociales del país", dijo Velery Julian.

El PNUD en su informe considera que el estudio de impacto hecho por la empresa minera sobre la contaminación del agua y reducción del caudal sobre Loma Miranda es “superficial e insuficiente".

La decisión del organismo de las Naciones Unidas se produce cuatro meses después que fuera apoderada por el Gobierno dominicano para evaluar la factibilidad ambiental de la explotación minera de Loma Miranda.

Durante más de un año grupos ecologistas y personalidades independientes se manifestaron contra la explotación de Loma Miranda, por considerar que afecta la ecología de gran parte del Cibao.

Ayer, 20 senadores del oficialista Partido de la Liberación Dominicana y su aliado, el Partido Reformista Social Cristiano, firmaron un documento en el que rechazaban cualquier tipo de explotación minera en Loma Miranda y proponen que sea declarada Parque Nacional.

Tomado de www.diariolibre.com
Siga Leyendo...

¡GUAY, MAMÁ!


EN 16 AÑOS, LOS PARTIDOS RECIBEN 8,260 MILLONES DE PESOS

Con razón hay tantos ventorrillos políticos, manejados por sanguijuelas, que no tienen posibilidades de llegar a nada, pero están prestos a venderse al mejor postor.

SANTO DOMINGO. Cuando tengan en sus manos el cheque de diciembre de este año, los partidos políticos habrán recibido la friolera de RD$8,260,288,466.17, por concepto de contribución del Estado desde 1998.

En 16 años, los partidos políticos han recibido un pastel que promedia anualmente los RD$16,268,029.13, financiamiento plasmado en la Ley Electoral 275-97, que hoy es objeto de una revisión en el Congreso Nacional, que procura, además, aprobar una Ley de Partidos y Agrupaciones Políticas.

La idea inicial del financiamiento era sustentar a los partidos para evitar la penetración de dinero ilícito a la campaña electoral y que condicionara a una organización a pagar con favores del Estado a esos "inversionistas", una vez logrado el objetivo de ganar el Poder Ejecutivo, Legislativo o Municipal.

Pero ese objetivo ha sido cuestionado por los propios protagonistas y receptores de los fondos, ya que se han encargado de acusarse unos y otros de recibir dinero de reconocidos narcotraficantes nacionales y extranjeros, durante cada campaña electoral, lo que no ha pasado de denuncias coyunturales sin consecuencias judiciales hasta el momento.

Tomado de www.diariolibre.com
Siga Leyendo...

FOGARATÉ

UN BUEN CONSEJO
Por Ramón Colombo


Tras presenciar su destemplada reacción ante la sentencia de Eunice Minaya Pérez, y sus actuaciones públicas de años, convengo con Virtudes Álvarez en lo que copio: “Si venimos al mundo con el mandato divino de ser felices, el ciudadano Nicolás de Jesús López Rodríguez está a tiempo de serlo. ¡Tiene derecho! En el otoño de su vida, puede vivir su primavera. Debería plantearse lo que su rol en la iglesia no le ha permitido: ser un activista político. También desde el compromiso partidario se puede hacer profesión de fe. A Dios se le sirve desde cualquier tribuna. Piénselo, Monseñor”.

NOTA DEL EDITOR: ¡Qué va, es mejor coger los mangos bajitos...!

Es bueno vociferar y refunfuñar cuando lo que dices son solo palabritas que se dicen y ya...
Siga Leyendo...

sábado, 18 de mayo de 2013

LA COMISIÓN NACIONAL DE LOS DERECHOS HUMANOS (CNDH)

SOSTIENE DEFENSORÍA DEL PUEBLO NACE RETORCIDA, CONTAMINADA POLÍTICAMENTE Y COMPROMETIDA CON LA CORRUPCIÓN

Manuel María Mercedes

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) consideró que la defensoría del pueblo no jugará el papel que le corresponde debido a que es una figura natimuerta, fruto de una elección política con la que se ha estafado al país y se ha burlado a la sociedad dominicana.

Manuel María Mercedes, presidente de la CNDH, dijo que la doctora Zoila Martínez lo único que puede exhibir en materia de derechos humanos es haber servido a la política criminal del ex presidente Joaquín Balaguer, “en cuyos gobiernos los derechos fundamentales de la persona humana eran violentados de manera permanente”.

“La escogencia de la doctora Zoila Martínez de hecho ofende la figura de la defensoría del pueblo, pues en su haber no puede exhibir ninguna credencial que diga que ha enfrentado los desmanes del poder político, a los funcionarios corruptos o que ha estado al lado de quienes sufren violaciones de derechos”, subrayó.

“Esta decisión se inscribe en la línea de repartos y la estrategia del Partido de la Liberación Dominicana y sus gobiernos de apoderarse de todas las instituciones públicas y semiautónomas del país, para lo cual cuentan con el Partido Reformista, el partido del trujillismo y la represión política, el cual es la cuna de la doctora Martínez”.

El presidente de la CNDH expresó que al igual que las llamadas altas cortes, la defensoría del pueblo nace retorcida, contaminada políticamente y comprometida con la corrupción que pretenden seguir ocultando los sectores que se han burlado de la sociedad civil, las iglesias y los profesionales que inocentemente se sometieron a extensos cuestionarios para ser tomados en cuenta para un cargo que demostraron méritos suficientes para desempeñar.

Tomado de ciudadoriental.org
Siga Leyendo...

SEÑOR DOMÍNGUEZ BRITO

EL PROCURADOR NO ESTÁ PARA PERSEGUIR “PROSTITUTAS Y SUS CLIENTES”… ¿OK?

Sólo en la República Dominicana pueden verse cosas como esas, señor Procurador General de la República.

Demasiados problemas tenemos los dominicanos para que usted se ocupe en un asunto tan baladí. El trabajo de un Procurador General de la República, entendemos nosotros humildemente, es velar porque la justicia se aplique de la mejor manera posible.

Si bien es cierto que esos males atentan contra las buenas costumbres y la moral de los pueblos, más daño les hacen los funcionarios ladrones, que él sabe muy bien, los tenemos por montones en el país.

Cásese con la gloria, señor Procurador, y “métale mano” a los corruptos de los gobiernos pasados de su amigo Leonel Fernández. Ahí sí que usted debiera estar, señor Procurador General.

Al menos, eso creemos, no sabemos usted doctor Domínguez Brito…

Tomado de AlcarrizosDigital.net
Siga Leyendo...

MUERTE DE FERNÁNDEZ DOMÍNGUEZ

EL 19 DE MAYO DE 1965 ¡CAYÓ UNA ESTRELLA!
Por Félix Jacinto Bretón

(1 de 2)

“Son días recios los de mayo de 1965. Días sin descanso en los que la muerte está en la calle y se recogen cadáveres en cualquier parte de la ciudad, ensordecida por disparos de fusilería”.

“Los militares constitucionalistas, sobre quienes recaía la mayor responsabilidad de defender la soberanía vulnerada, se trasladan sin cesar de un sitio a otro, respondiendo con plomo la metralla que arrojaban los invasores”.

“El 19 de ese mes, en horas de la mañana, el coronel Caamaño (Francis) me informa que quiere sostener un intercambio de impresiones con Héctor Aristy y conmigo, en la tarde de ese día; visito algunos despachos del edificio Copello, asiento de la Presidencia y cuartel general del constitucionalismo en combate”.

“Busco al mayor Núñez Nogueras y encamino mis pasos a su oficina. El no está y al que encuentro limpiando su fusil es a Fernández Domínguez. Mientras examina y limpia su arma, intento iniciar un dialogo con él, pero su mutismo no me permite ir lejos”.

“Recuerdo haberle preguntado si estaba preparando su fusil para responderle al enemigo; sonrió y me contestó con un monosílabo cuya vaguedad no pude captar en ese instante. Los hechos de esa tarde revelaron que su actitud obedecía a motivos justificados”.

Este relato lo hace el doctor Jottin Cury, quien era ministro de Relaciones Exteriores del gobierno constitucionalista, y lo recoge el libro “Coronel Rafael Fernández Domínguez, soldado del pueblo y militar de la libertad”, de la querida y admirada Doña Arlette Fernández, a quien califico como "mujer de hierro".

He querido recordar estos párrafos a propósito de que justamente mañana domingo estaremos a 19 de mayo y, por lo tanto, se cumplirán 48 años de la ocurrencia de estos hechos donde cayó -“en brazos de la patria”- el insigne coronel Fernández Domínguez junto a Juan Miguel Román, Ilio Capocci y otros destacados combatientes revolucionarios.

Esta fecha no puede ser dejada nunca que “pase por alto” ya que -un día como ese- “cien millones de lágrimas le brotaron a la luna” pues nos arrancaban, claro físicamente nada más, al que había sido hasta esos momentos uno de los militares más preclaro, consagrado, patriota, democrático, honesto y respetuoso que recuerde la historia dominicana.

En pleno fragor de la lucha y con 42 mil soldados de “gringolandia” mancillando nuestro suelo, el plan del 19 de mayo era asaltar el Palacio Nacional que era, y sigue siendo, símbolo del poder político en el país. Con ello se daría un golpe de efecto a lo interno y el hecho repercutiría ampliamente por todo el mundo.

Dada su connotación, se estima que esta operación militar fue una de las más controversiales de toda la guerra del 65, según recoge Doña Arlette en su libro, que contiene detalles inéditos de la revolución y del coronel Fernández Domínguez.

El capitán de Navío Manuel Ramón Montes Arache, quien se cubrió de gloria por dirigir los famosos “hombres ranas” durante la guerra, cuenta: Yo tengo la certeza de que a Rafael Tomás lo mató un francotirador norteamericano que estaba apostado en la tercera planta de un edificio de la 30 de Marzo, donde había una avanzada del ejército de ocupación.

Y agrega Montes Arache: Fue a mansalva que lo acribillaron porque estaba de espaldas. No lo mataron balas dominicanas. Para poder alcanzarlo desde el Palacio, habían tenido que tirarle con una bazuca.

El 19 de mayo del 1965 cayó una estrella.(Continuará) ¡Seguimos en combate!
Siga Leyendo...

viernes, 17 de mayo de 2013

BUSCANDO NIVEL

"HAY QUE DIFAMAR A LOS FUNCIONARIOS"
Por Fernando Rodríguez Céspedes


"El periodista debe difamar constantemente a los funcionarios públicos", esta frase retumbó en el salón del hotel donde fue celebrada la última de una serie de conferencias dictadas por el experimentado comunicador uruguayo Danilo Arbilla sobre la libertad de prensa en el Continente.

El tema de la despenalización del delito de prensa por difamación e injuria, parece que motivó al joven reportero de un prestigioso matutino local, quien, en un aparente ataque de euforia, hizo el atrevido planteamiento provocando sorpresa y sonrisas entre muchos de los presentes.

Luego, en la degustación del buffet, me acerqué al comunicador y le dije en un tono amistoso: "seguro tú quisiste decir cuestionar", él sonrió y prosiguió comiendo. No era momento de discusiones sobre semántica, además estoy seguro de que él estaba consciente de lo que decía.

Si retomo el tema sobre el ejercicio del periodismo en nuestro país, es porque veo con preocupación, cada día, cómo se manejan algunos comunicadores que laboran en los medios electrónicos, quienes alegremente afectan la honra, dignidad y buen nombre de figuras públicas del país.

Que conste, desde siempre he creído de manera absoluta en el periodismo que cuestiona, que investiga y exige transparencia en el accionar de todos quienes, por elección o designación, manejan fondos del erario, que es lo mismo que decir, fondos aportados con sacrificios por el pueblo.

Pero de ahí, a pretender descalificar a todos los servidores del Estado, en base a rumores, comentarios y campañas difamatorias, hay un gran trecho. Y lo peor es que muchas veces se busca extorsionar a los funcionarios objetos de los ataques con fines de sacarle dinero u otras prebendas.

Este es uno de los motivos que mantiene a muchos ciudadanos de altas calificaciones morales y profesionales alejados de las funciones públicas y es causa del descrédito de algunos comunicadores que cuando se pronuncian crean dudas sobre la veracidad de lo que denuncian.
Siga Leyendo...

jueves, 16 de mayo de 2013

LOS LEGISLADORES DOMINICANOS Y SUS “CAGADAS”

¿SERÁ QUE NO TIENEN HIJOS NI FAMILIA?…
Por Ramón Encarnación


La verdad es que lo peor que puede sucederle a una persona es perder la vergüenza. Con muy raras excepciones, la mayoría de nuestros legisladores, la han perdido. No les importa nada de lo que diga y piense el pueblo. No conformes con todos los desaguisados que han hecho, todavía siguen metiendo las patas, siempre actuando en contra de lo que quiere el pueblo.

¿Será que no tienen hijos ni familia? ¿Será que no conocen el sentido que tiene la historia para los hombres? ¿Será que sólo piensan y actúan llevados por la fuerza del “momentum” y los intereses que los mueven?

¿Dormirían la noche del miércoles en paz, estos señores legisladores, luego de la escogencia del Defensor del Pueblo, sabiendo que no hicieron lo que tenían que hacer? ¿Qué fuerzas los hizo perder la razón y actuar de espalda a lo que quería la sociedad?

Ahora entiendo mejor lo que dijera Víctor Hugo, aquel filósofo y escritor político Francés que escribiera Los Miserables, dijo: “Entre un gobierno que lo hace mal y un pueblo que lo resiste, hay cierta complicidad vergonzosa”.

Creemos que también somos culpables, de las “mierdadas” que suceden en nuestro país…
Siga Leyendo...

martes, 14 de mayo de 2013

HABLA PROFAMILIA

NO PODEMOS ACTUAR COMO QUIERAN LAS IGLESIAS, SINO EN BASE A LA REALIDAD SOCIAL Y LA CIENCIA

Profamilia respondió hoy los cuestionamientos de un sector de la iglesia católica en relación a una campaña de comunicación donde la organización no gubernamental que defiende la educación sexual, la planificación familiar y oferta servicios en este sentido, explica que los derechos sexuales y reproductivos son derechos humanos.

A nombre de la entidad habló su directora ejecutiva, Magaly Caram, quien manifestó que Profamilia respeta todas las religiones pero que no puede actuar como quieran las iglesias, sino basados en la realidad social y las indicaciones de la ciencia.

Entrevistada por Huchi Lora y Patricia Solano en el programa El Día, que se transmite por Telesistema, canal 11, la también defensora de los derechos de la mujer indicó que la campaña no incita al aborto, ni a tener relaciones sexuales, sino que promueve la educación sexual y demanda el reconocimiento de los derechos sexuales y reproductivos.

“Nosotros preferimos y estimulamos a que los jóvenes valoren y conozcan su cuerpo y puedan posponer su primera relación sexual para cuando estén en condiciones de asumir sus consecuencias”, dijo.

En este sentido, precisó que mantener un embarazo fruto de una violación o incesto es una violación del derecho a la dignidad.
Al ser cuestionada acerca de la posición del cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, quien rechaza la entrega de condones, declaró que esa posición es similar “a un disco rayado”, y que hay que respetar el derecho de que los jóvenes reciban educación sexual.

Señaló que el condón no es solo un método de planificación, sino también de prevención porque puede contribuir con evitar la infección de una enfermedad de transmisión sexual.

Explicó que la edad media de la primera relación en jóvenes va bajando cada vez más en el país, al tiempo que precisó que el embarazo en adolescente es cada vez a una edad temprana más temprana.

“Nosotros encontramos el caso de una niña de 10 años que ya había tenido tres parejas sexuales”, precisó Magaly tras agregar que la Ley de Estrategia Nacional de Desarrollo incluye el derecho a la educación sexual, la salud sexual para jóvenes y la atención y servicios de salud sexual.

Sobre la campaña

Magaly explicó que la campaña de la institución es orientadora y fue realizada a través de un proceso que se basó en estudios sociodemográficos.

“Yo creo que lo más impactante de la campaña es que toda esa temática que ha estado siempre por debajo del a mesa Profamilia la haya sacado a la luz”, puntualizó.
Siga Leyendo...

lunes, 13 de mayo de 2013

LEONEL Y LA BARRICK GOLD

POR JUAN TH

¿Qué habría pasado si el acuerdo 97-3 que Leonel Fernández y el Partido de la Liberación Dominicana firmaron con la Barrick Gold, lo hubiera hecho Hipólito Mejía con el respaldo entusiasta de los legisladores del Partido Revolucionario Dominicano? ¿Se imaginan esa maquinaria mediática acusando a Hipólito y al PRD de una monstruosidad similar? ¿Se imaginan todas esas bocinas y cornetas pagadas por Leonel y el PLD tocando al unísono el “Teque Teque” en contra de Hipólito?

Sucede, sin embargo, oh paradoja de la vida, que el contrato 97-3 (de cada cien dólares, 97 para la Barrick, 3 dólares para la República Dominicana) es responsabilidad de Leonel y el PLD con la complicidad, no del PRD, sino del presidente de facto de ese partido, Miguel Vargas, socio y lacayo del ex presidente Fernández, como todos sabemos.

Para más aún, el contrato firmado por Hipólito Mejía con la Placer Dom, de acuerdo con los expertos, era mucho más beneficioso para el país, no solo porque recibiría más dinero, sino porque tomaba en cuenta los factores ambientales y otros aspectos relativos al uso del agua y de la tierra que Leonel graciosamente elevó a diez mil hectáreas.

Es más, queridos amigos, el trato firmado por Hipólito con la Placer Dom sigue siendo mejor que el de Danilo Medina en muchos aspectos, incluyendo el económico. Significa pues, que el gobierno de Hipólito y el PRD defendieron y protegieron más que los gobiernos del PLD los recursos naturales y los beneficios que de ellos se obtienen.

Cuando Danilo reveló al país la monstruosidad de contrato firmado por Leonel, 97-3, dijo: ¡Eso es sencillamente INACEPTABLE! Y más adelante apuntó: “Yo, Danilo Medina, les aseguro que eso no sucederá”. Y concluyó diciendo: “El oro que subyace en el suelo de la patria de Duarte, Sánchez, Mella y Luperón, es del pueblo dominicano. ¡Y de nadie más!

No hubo un solo señalamiento crítico hacia los responsables de la firma del contrato. ¡Insólito! Sucede que Leonel, además de presidente de la República era, y sigue siendo, presidente del PLD, y que el presidente del senado, Reinaldo Pared Pérez, era, y sigue siendo, secretario general de ese partido. Y como si fuera poco, el propio Danilo era, y sigue siendo, miembro del Comité Político.

Leonel no solo instruyó a sus legisladores para que firmaran con la Barrick, sino que se valió de su lacayo Miguel Vargas para que hiciera lo mismo con los diputados del PRD. ¿De gratis, por amor a la minera canadiense? No lo creo.

Luego Leonel tuvo la cachaza de ir a Pueblo Viejo, Cotuí, para santificar la anexión diciendo que era bueno y beneficioso para el país. Tuvo los cojones de ir a Canadá para recibir un premio de “estadista del año” patrocinado por la empresa minera.

En cualquier otro país del mundo Leonel Fernández no pudiera salir a la calle. En cualquier otro país del mundo ese señor estaría, mínimo, en la cárcel o el exilio, siendo benévolo. (Sumen el caso de la Sun Land, 130 millones de dólares robados, que el ex presidente de la Suprema Corte de Justicia, Subero Isa, dijo que la sentencia que evacuó fue por presiones políticas del presidente de la República.

En cualquier país de verdad, no en una caricatura como la que tenemos, el repudio hacia todos los que firmaron o respaldaron el 97-3 habría provocado una revolución por lo menos ética y moral, de tal magnitud, que ningunos aspirarían jamás a dirigir ni sus hogares. Pero aquí no, aquí no pasa nada. Leonel sigue tan campante como Juancito el caminador… y lo que es peor, aspira nuevamente a la presidencia de la República. Y con todo el dinero que tiene, con todos los medios de comunicación que está adquiriendo, con todas las bocinas y cornetas que ha comprado, es posible que “gane” en el 16. De seguro la Barrick Gold lo respaldará para devolverle el favor. ¡A correr fanáticos!
Siga Leyendo...

domingo, 12 de mayo de 2013

ENTRE USTED Y YO

VENTAJA DEL CRIMEN POLÍTICO SOBRE EL CALLEJERO
Por Rafael Calderón


NEW YORK. La frialdad característica del atracador callejero y la del político poderoso son idénticas, pero la ventaja del crimen político frente al callejero es de la tierra al cielo en sistemas como el operante en la República Dominicana. Eso me dije viendo a Noel Valentín Almonte (Marumba) hablando fríamente sobre su participación en una banda que ha cometido al menos cinco crímenes en Santiago.

El confeso criminal de tan sólo 21 años de edad hoy está fuera de las calles, y así será mantenido hasta que pague con cárcel por sus crímenes. No tengo la menor duda de que en este caso la justicia criolla va a funcionar de manera ejemplarizante. Es así como debe ser, y debería ser así con todos los criminales, incluyendo a los políticos.

Mire, aunque el crimen callejero se comete a punta de arma -es violento y sangriento- resulta ser una especie de hermano menor, mejor es decir un hijo del crimen político que se cristaliza a punta de bolígrafo y en acuerdos de aposento.

La banda de Santiago mató a cinco personas y enlutó a decenas o cientos de familiares y amigos de sus víctimas. Pero, es feo decirlo, en un país dominado por el crimen de arriba hacia abajo sus malvadas y letales acciones se quedan cortas en cuanto al daño real directo infligido a la sociedad si las comparamos con las ejecuciones múltiples en el entorno del narcotráfico. Y todas se quedan muy cortas ante el mayor crimen cometido contra la nación, como lo fue entregar a la Barrick Gold para que lo explote a su mejor conveniencia el oro de Pueblo Viejo (valorado en más de 40 mil millones de dólares) y ubicado en una ubérrima faja de territorio con ríos que terminarán sepultados por la contaminación.

Cierto es que el plumazo dado en favor de la Barrick Gold no generó una crónica roja en el instante, pero sí la genera la secuela de ese acto de enajenación y robo de la riqueza que corresponde a todos los dominicanos, porque eso constituye una negación despiadada del poder establecido a que los pobres, con lo que produce su país, tengan oportunidad mínima de escapar de su miseria solemne que, dicho de pasada, es el caldo donde se cultiva el crimen callejero. Por esto es que hay que verlo como hijo del crimen político.

Marumba dejó boquiabierto a quienes lo vimos ofreciendo sin inmutarse su testimonio salpicado de arrepentimiento y petición de perdón. Fuimos nosotros quienes nos inmutamos por él, pero debemos preguntarnos si tendrá capacidad para inmutarse un ser que a los 21 años -cuando todavía la inmadurez campea en la mente- hizo del robo y la disposición a matar la profesión para mantenerse él y los suyos. Dudo que la tenga, y en caso de que la tenga frente a la cámara se manejó con la frialdad del criminal político, frialdad que a él le criticamos, pero que a los políticos se les aplaude y se les reconoce como virtud, como condición indispensable para el dominio del poder. ¡Qué ventaja tienen los políticos!

Observe, el joven delincuente vino al mundo como un pobre bebé en 1992, estando en el poder el doctor Joaquín Balaguer, considerado el paradigma de los políticos fríos del país. Cuatro años de su azarosa vida transcurrieron durante la presidencia del aspaventoso Hipólito Mejía, 12 bajo el mandato del glacial Leonel Fernández y alcanzó su cenit como criminal en estos meses de gobierno de Danilo Medina, estimado por sus partidarios como un gélido estratega, condición a la que ellos atribuyen la obtención del cargo de presidente, aunque justo es decir que más que todo fue producto del anunciado gasto de más de 40 mil millones de pesos de las arcas nacionales para comprarle el puesto.

Sin duda, la frialdad política es muy rentable en nuestro país, porque prácticamente no nos inmuta y reaccionamos con gran lentitud sobre la misma, si acaso reaccionamos. Perdimos la capacidad de exigir justicia frente al político frío.

Balaguer descansa en su tumba fría, después de pasar más de medio siglo fríamente en el poder, con 20 de ellos disponiendo a su antojo de la vida del resto de los ciudadanos del país. Cuando finalmente fue compelido a soltar la presidencia y el doctor Guillermo Moreno intentó cuestionarlo por sus acciones éste perdió el cargo de fiscal del Distrito Nacional que ostentaba. Así que no pudimos ver al doctor Balaguer respondiendo al cuestionamiento de sus prolongados mandatos, en los cuales el “crimen de estado” fue asunto común. No tuvo que justificar ni aclarar nada, no se paró frente a un tribunal, como casi siempre tienen que hacerlo los criminales menores.

Y la historia se repite. El propio doctor Moreno sometió un expediente acusatorio para que Leonel rinda sus cuentas ahora, pero el ensañamiento de una turba de abogados en la sede de Fiscalía del Distrito Nacional con una foto del ex fiscal fue sólo una pequeña señal de lo que son capaces de hacer si la fiscal Jenny Berenice Reynoso le da curso a la acusación. Se puede apostar mucho a poquito a que -con todo y que Leonel nombró personalmente a los miembros de los altos tribunales- la fiscal, también nombrada por él, no lo enviará al banquillo para que sus propios jueces lo descarguen.

Así que acabamos de ver al frío Marumba hablando arrepentido, pidiendo perdón y justificando sus actos con su miseria, porque la justicia lo redujo a prisión. Mas no esperemos ver en esos afanes al glacial Leonel; él no se arrepentirá, no pedirá perdón al pueblo por el despojo del oro, no será cuestionado por las serias y documentadas acusaciones que le hace el doctor Moreno, porque la justicia que sacó de las calles a Marumba es la que garantiza que él todavía ande suelto.

Por hoy me voy. Que Dios le llene de bendiciones y se apiade de la República Dominicana.
Siga Leyendo...