lunes, 29 de octubre de 2012

LA OPINIÓN DE MELVIN

ALLEN G. BREED
Por Melvin Mañon


Allen G. Breed, es el nombre de un escritor norteamericano que trabaja para la AP y quien acaba de publicar un interesante y novedoso artículo que a su vez, es portador de una noticia interesante y es la siguiente: Numerosos veteranos de Iraq y Afganistán están presentándose, a través de todos los Estados Unidos, como candidatos a posiciones electivas a todos los niveles, desde concejales de una ciudad hasta representantes y senadores para la legislatura en Washington.

¿Qué puede tener de bueno esta noticia para alguien que como yo ha condenado ambas guerras y se ha opuesto abierta y categóricamente a ellas?

Ahhh… observen lo que sucede y que describo.

Estos hombres y mujeres, muchos de ellos con heridas o incapacidades contraídas durante el ejercicio de operaciones militares han decidido meterse en política, porque, al igual que yo y muchísimos otros, están hartos de la basura de gente que se ha apoderado del servicio público.

Están descontentos por el oportunismo y la irresponsabilidad reinantes en Washington donde nadie da la cara, nadie se compadece de los que trabajan ni de los que sufren y andan detrás del mejor postor proponiéndose para ser sobornados sin contar con que no saben ni entienden un carajo de nada. En cambio, los que han sido soldados en tiempos de guerra no necesitan cursillos ni lecciones de sufrimiento y a menos que quedaran permanentemente incapacitados mental y emocionalmente tienen un pie en la realidad y muchas razones para preocuparse por su país.

Allen Breed, en su trabajo, entrevistó muchos veteranos, conversó, investigó la carrera y los antecedentes de estas personas y claramente ha visto como, del descontento de esta gente, se empieza a pasar a la búsqueda de correctivos y queda en evidencia que el primer paso es llevar otro tipo de gente a la política. Como señalara uno de los entrevistados por Breed, cuando estos hombres expusieron su vida y durante todo el tiempo que estuvieron en peligro, nadie les preguntó si eran republicanos o demócratas, si provenían de un estado rojo (republicano) o azul (demócrata). Aunque la guerra en que participaron fuera injusta, ellos no la declararon. Ellos y sus mandos trataron de hacer el trabajo, justamente lo que los congresistas no hacen.

En 1969 según los datos publicados por Breed, casi el 90% de todos los congresistas en Washington eran gente que había prestado servicio militar a su país. Hoy en día, solamente el 20% ha tenido dicha experiencia y es la primera vez en la historia del país que ninguno de los candidatos a presidente o vicepresidente ha usado jamás el uniforme militar. Naturalmente, muchos pueden creer que los militares, una vez convertidos en políticos, se comportan como reaccionarios, conservadores y ultraderechistas. En realidad, lo contrario es lo que sucede. Los mas vociferantes e irresponsables portavoces de la ultraderecha nunca han sido militares y nunca vivieron una guerra. Como decía, creo que Colin Powell, los militares son los primeros en entrar a una guerra y los últimos en salir. Salvo algunos enfermos y psicópatas, que los hay en todas partes, nadie anda buscando matar ni que lo maten.

La suspensión durante los años 70 del servicio militar obligatorio en EEUU, sugiere Breed, está de alguna manera relacionado con la baja presencia de veteranos en posiciones electivas pero también con el pobre desempeño de los políticos. Andrew Bacevich, un coronel retirado que enseña en Boston College ha observado que el ejército voluntario que sustituyó el reclutamiento obligatorio promueve el distanciamiento de la sociedad civil de los compromisos militares del país y convierte el apoyo que cada empresa de ese tipo necesita en una caricatura. La sociedad no se conduele en realidad de los muertos a menos que procedan del reclutamiento donde, al menos en teoría, entran todos los ciudadanos. Las cintas amarillas en los autos, la bandera en el poste de la casa, como bien señalan Bacevich y Schouer no son mas que, sin valor alguno, convenientes, acomodaticias excusas de los que no hacen nada.

Los civiles sinvergüenzas e irresponsables, empleados a sueldo de corporaciones y grupos derechistas con intereses creados son más propensos a lanzar aventuras militares y a decantarse por amenazas y bravuconadas agresivas que los militares que han prestado servicio y saben de lo que se trata. Siempre recuerdo el caso más penoso de todos: John McCain, un veterano de Viet Nam era un excelente candidato en 1999 y terminó siendo un cretino que hipotecó sus propios puntos de vista y su plataforma a las exigencias de los “halcones“ republicanos que no son más que la canalla financiera que nunca fue a la guerra, nunca se puso el uniforme y siempre vivió y vive aun del fraude, empezando por el propio Bush hijo quien, a papeletazo limpio lo despojó de la nominación para las elecciones del año 2000 en los EEUU.

No tengo dudas. El aumento de la presencia de veteranos en posiciones electivas solamente puede mejorar el desempeño de los organismos para los cuales hayan sido electos. Ahora bien, la propia sociedad americana está tan enferma y tan en manos de los manipuladores de chucherías y mentiras que tengo dudas de que estos hombres y mujeres puedan recibir el respaldo electoral que solicitan y que tanta falta le hace a los propios Estados Unidos.

En medio de tanto desastre y tanta vagabundería me ha parecido que era una buena noticia que en Estados Unidos, miles de veteranos, inconformes, descontentos, indignados con la mierda que ven en Washington se hayan propuesto intervenir.

Sean bienvenidos.

Sigamos el ejemplo aun sin ser veteranos del mismo ejército.
Siga Leyendo...

domingo, 28 de octubre de 2012

A DANILO MEDINA

¿OTRA SEÑITA, SEÑOR PRESIDENTE?
Por Haroldo Dilla Alfonso


Aun cuando el carisma no parece figurar en el anaquel de los dones del presidente Medina –quizás por eso nos resultó tan cara su elección- confieso que tiene un sesgo de sencillez reconfortante. Sobre todo después de habernos pasado ocho años dirigidos por un hombre enamorado de su ombligo como Leonel Fernández.

Es reconfortante, por ejemplo, que el nuevo presidente se haya dado cuenta de que hay que alfabetizar a la gente en lugar de andar balbuceando eslóganes baratos sobre la globalización; o que eso de viajar con una silla-trono a cuestas por todo el país es un rasco atávico cortesano que el siglo XXI no resiste. Nunca le he oído musitar tonterías sobre un Nueva York chiquito, ni querer resolver conflictos internacionales donde nadie lo llama, ni rodearse de intelectuales tarifados. Y todo eso es muy bueno. Por lo menos ha demostrado que no es un burgués/gentilhombre.

Pero me temo que no es suficiente.

Porque al presidente Medina le han dejado la ingrata tarea de componer una economía que es un total desastre –digo una economía, no simplemente una situación fiscal- y que demorará (si tiene suerte) tres años en reflotar, tras los cuales tendremos otra vez al clan Fernández-Cedeño en la liza electoral. Y me temo que los próximos años van a ser muy calientes, con más pobres, más insatisfacciones, más protestas y más trapisondas políticas.

Quizás al presidente Medina le convenga ganar apoyos extras y hacer algunas señales a la sociedad de que efectivamente quiere hacer lo que nunca se ha hecho (que es mucho) y corregir lo que se ha hecho mal (que es todavía más). Quizás le convenga mucho decirle a la población dominicana que él es una luz al fondo de este túnel en que nos ha metido la derecha peledeísta. En otras palabras, que si quiere hacer algo tiene que gobernar con la sociedad.

La reciente destitución del contralor general tras el penoso incidente de la superpensión que este depredador público se había adjudicado es un buen indicio. Pero el funcionario destituido –dentro de esa francachela mercurial que ha sido el estado dominicano- no es otra cosa que un carterista de horas pico. Y una golondrina no hace primavera.

Creo que se necesita más, mucho más. Y que ello no solamente iría en provecho de la sociedad dominicana, sino del propio presidente Medina, quien, si no se aplica, terminará siendo el presidente Kleenex del clan Fernández/Cedeño.

Por ejemplo, si el presidente quiere mandar un buen mensaje a la sociedad, sugeriría:

• Declarar clara e inequívocamente que va a apoyar las intenciones de su procurador de encausar a los funcionarios corruptos del anterior gobierno, comenzando por el senador Félix Bautista.

• Tras enviar para su casa al contralor general de la República, debe publicar, revisar y eventualmente derogar, o al menos denunciar, todas las pensiones estratosféricas que los funcionarios de todos los poderes se han ido adjudicando y que la prensa crítica ha ido sacando a la luz para espanto de toda la sociedad.

• Debe revertir el proceso de otorgamiento de los apartamentos de los edificios El Progreso, y proceder a la venta de los inmuebles según los precios del mercado. Al mismo tiempo se debe proceder a una investigación acerca de este aparatoso fraude: sus orígenes y participantes.

• Debe destituir al ministro de economía por irresponsable. Es inaceptable que un ministro de Economía durante ocho años no conociera el estado de su materia y exprese públicamente asombro por la situación en que nos encontramos.

• Y finalmente, debe nombrar una comisión independiente que prepare un informe sobre todo el proceso que nos ha conducido a este agujero y proponga medidas correctivas, incluyendo la sanción penal de los responsables de que miles de familias dominicanas sean lanzadas a la pobreza.

Nada de esto cuesta dinero. Y estoy seguro que el presidente Medina pasaría a la historia como el mandatario estrella del devenir nacional. Por lo menos como algo más que el rol de marioneta que le tienen asignado la cacle peledeista y el clan Fernández/Cedeño.

7Dias.com.do


Siga Leyendo...

miércoles, 24 de octubre de 2012

DIARIO DE LA CIGUAPA

¡BASTA DE TANTO ABUSO! ¡COÑO! ¡NO MÁS IMPUESTOS PARA ENRIQUECER LADRONES!
Por Sara Pérez


Malditos ladrones funcionarios del gobierno dominicano

Para hoy, miércoles 24 de octubre, a la 1 de la tarde, está pautada la presentación, ante el Senado de la República, del proyecto final de reforma fiscal, que el Presidente de dudosa legitimidad, Danilo Medina y su equipo de depredación económica, pretenden imponerle dictatorialmente al país, a pesar del amplio repudio que la propuesta ha generado.

¿En qué consisten las modificaciones que presuntamente se han hecho al proyecto inicial? Nadie, excepto el Presidente, los funcionarios involucrados y algunos elegidos, lo sabe oficialmente. Los restantes nos enteraremos cuando el Senado -un grupo de delincuentes, varios con condenas definitivas en los tribunales- que no nos representa y que no supone ningún contrapunto de equilibrio ante los asaltos y atropellos orquestados por el Poder Ejecutivo, reciba la propuesta que nos lesiona y ante la que nadie va a defendernos y menos los ladrones del Congreso, que también necesitan que paguemos más impuestos, para que ellos sigan su ostentoso tren de vida y pagando favores políticos con cuartos de nosotros.

Estos tígueres han agotado las arcas nacionales, robando a dos manos y con todo el descalabre, no solo pretenden que aquí no ha pasado nada, sino aspiran a que todo quede impune y a continuar en lo mismo.

El hoyo que hizo Leonel y el resto de su pandilla supera los 187 mil millones, pero a la hora de resolverlo, a Danilo no se le ocurre tapar las troneras que ellos tienen, sino mantenerlas y ampliarlas, con el dinero de nosotros.

Sí, yo si soy partidaria de pagar impuestos justos que se administren con prudencia, a cambio de los que la sociedad reciba los servicios que competen al gobierno. Pero es una falta contra el país y un agravio a nosotros mismos, tolerar en silencio el despojo y los abusos a que nos someten con absoluto desparpajo.

¿Qué recibimos a cambio de los impuestos? Que nos apisone una casta hinchada y desenfrenada de funcionarios tutumpotes, convertidos en una plaga repugnante, que asfixia al país.

Quieren obligarnos a pagar más impuestos para que ellos puedan mantener su tollo y su desorden y sus insultantes excesos y prolongar situaciones como las reveladas en cada una de las muchísimas auditorías ordenadas por la Cámara de Cuentas y que Licelott Marte tiene guardadas en el buche, sin que sirvan para nada, porque no corrigen los desmadres que ponen en evidencia.

Solo en lo que va de este año, el gobierno ha gastado 22 mil, 688 millones en propaganda, pagos injustificados de sobresueldos y otros gastos superfluos, para retribuir adherencias políticas, a costa del bienestar del país. Leonel tuvo que salir a comprarle los votos Danilo, uno a uno, con los fondos del presupuesto nacional.

Uno de los sucesivos desfalcos en la CDEEE, específicamente el perpetrado bajo la administración de Radhamés Segura, está detallado en la auditoría ordenada por Celso Marranzini (habrá que ver lo que muestre cualquier auditoría aplicada a este último período) y que, según los reportes de prensa, evidenció unas diferencias en el cuadre de cuentas, ascendentes a 51 mil, millones de pesos.

En esa auditoría se explica, entre múltiples irregularidades, que el gobierno habría pagado varios miles de millones de pesos, por encima de lo registrado como deuda, a empresas como Edenorte, Generadora Hidroeléctrica dominicana y otras. ¿Qué ha hecho Danilo para ir a recuperar los millones desfalcados en la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas? No ha hecho ni mierda.

Según prueba una de las auditorías de la Cámara de Cuentas, el potentado Félix Bautista, usó miles de millones de pesos, sin ningún control, en la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado, (OISOE), al frente de la que estuvo desde el 2004 hasta el 2010.

Solo de enero a diciembre del 2008, hay una diferencia de 279 millones, 955 mil, 85 pesos en la conciliación de cuentas corrientes de esa dependencia estatal, que funcionaba sin cubicaciones y sin registrar formalmente los ingresos, entre otras indelicadezas que les eran típicas.

¿Ha corregido Danilo las irregularidades registradas en esa institución? ¿Ha salido a buscar cualquier docena de miles de millones que se haya extraviado en un lugar con tan poca vigilancia y sin ningún freno? No, Danilo no ha hecho nada.

Solo con la auditoría de Bienes Nacionales se puede hacer un manual de las mil y una formas que se puede robar a un país, empezando con las botellas, la graciosa compra de vehículos de lujo que se distribuyen en manos privadas, las nóminas múltiples y montones de irregularidades.

La auditoría de esa dependencia reveló que mensualmente ahí se gastan 160 millones de pesos, en salarios de empleados que los auditores clasificaron “sin funciones”. Eso no incluye los salarios de empleados con oficio asignado -aunque no necesariamente cumplido-.

Sin contar el salario, ni otros beneficios colaterales, a Elías Wessin Chávez hay que darle todos los meses 209 mil pesos para su dieta, combustible, etc., y con el nepotismo que prima allí, la institución completa funciona como la heredad de una sucesión familiar.

Wessin Chávez incorporó a la nómina pública a un hermano, a la esposa y a varios de los dirigentes del partiducho que preside, aparte de que cada botella de las nombradas por él, también tiene añadida su propia comparsa familiar, incorporada a la nómina de la institución.

Ahí hay 16 sub-administradores sin funciones, (y tres más con funciones asignadas) a cada uno de los cuales hay que pagarle 60 mil pesos de salario, más 30 mil en dietas, “gastos de representación” etc., con lo que se les retribuye por su subordinación política.

La auditoría hecha a la gestión de Leonardo Matos Berrido, en el 2006, cuando este estuvo al frente del Banco Nacional de Fomento de la Vivienda, encontró irregularidades que iban desde la sobrevaluación de obras, hasta préstamos ilegales y que nos costaron más de 100 millones de pesos.

Y esos son algunos ejemplos del desorden, la inoperancia y la corrupción con que se conduce el país y de las agresiones permanentes que se ejecutan desde el Palacio Nacional y en las dependencias del gobierno.

¿Y el ministerio de Relaciones exteriores, que llora ante la presencia de Dios? ¿Y el continuo desfalco en las compras de las Fuerzas Armadas y la Policía? Y los robos y el botellerío en Salud Pública, Educación, Cultura, Obras Públicas, La Lotería, Inespre?

Todas las instituciones públicas caben en ese patrón y están todas quebradas, mientras sus funcionarios nadan en la abundancia y de remendar los fundillos gastados de sus pantalones, se convierten en magnates exprimiendo al país.

¿Qué ha hecho Danilo Medina para tapar esas chorrera? Nada. El otro día pegó un parchecito con la cancelación, justificadísima, de Ivanhoe -timbales- Cortiñas, pero eso es solo un pequeño malabarismo circense. Lo que tendría significado verdadero y un impacto real, sería la revisión y corrección inmediata del sistema completo de pensiones, institucionalizando los procesos, eliminando los excesos y enderezando las injusticias.

Sí, Danilo acaba de llegar, pero si la prisa que él tiene buscando cuartos que no son suyos, la empleara en cerrar los chorros que se tragan sus camaradas de partido y en recuperar los bienes públicos que se han evaporado entre los bolsillos de sus colegas, tal vez se controle más rápido la emergencia que lo tiene boqueando y se organice un poco la mierda de gobierno que él preside.

El otro día, alguien trajo a colación unos versos del Himno Nacional que me parecen muy apropiados en estas circunstancias. No sé qué parte de los dominicanos los tendrá presentes, pero son los que dicen:

“...Ningún pueblo ser libre merece/ si es esclavo indolente y servil”.

¡Basta de tanto abuso! ¡Coño!
Siga Leyendo...

martes, 23 de octubre de 2012

ENTRE USTED Y YO

SIN VERGÜENZA Y SIN RESPETO
Por Rafael Calderón


NEW YORK. Sin vergüenza y sin respeto. Esas sustracciones a la dignidad y a la conducta se convierten en sumas exorbitantes de riqueza y poder para los personajes que medran en la política, como bien lo demuestran cada día individuos que hasta hace un par de lustros fueron tan comunes y corrientes, tan humanos como cualquiera de nosotros.

La paradoja es tremebunda, pero ya es un axioma que mientras más sinvergüenza e irrespetuoso, mientras más desalmado (dado que vergüenza y respeto son asuntos del alma), sea el político cabecilla mayor progreso y poder conseguirá para él y su pandilla, una pandilla que -en el caso que nos ocupa, aunque es un remedo de las pandillas callejeras comunes- no es cualquier pandilla, porque estamos hablando de una pandilla gubernamental, una pandilla que en nuestra República Dominicana está por encima de todos y de todo.

Una pandilla que demostrará que, contra viento y marea, impondrá una carga fiscal mayor para sostener su feudo, haciendo uso de la sinvergüencería y el irrespeto que caracteriza su desalmado accionar.

Hay que ser muy sinvergüenza para luego de pasar años pregonando crecimiento económico, estabilidad y progreso a niveles que envidiaban las grandes naciones o pasar largos meses prometiendo que como presidente repartiría al pueblo hambriento las riquezas creadas por el capataz anterior para, de buenas a primeras, salir a decirle a ese mismo pueblo hambriento que tras los profundos estudios hechos en los primeros 21,600 segundos al frente del gobierno se pudo establecer que, en lugar de recibir, el pueblo tendrá que aportar más dinero para evitar que el estado responsable de su miseria se hunda en el hoyo económico que con tanta irresponsabilidad e irrespeto cavó.

Se necesita irrespetar mucho a la sociedad, a la familia, a los amigos (si acaso tienen amigos sinceros) y hasta a la profesión que dicen sustentar, nada más y nada menos que la de economistas, para, con las mismas caras -me refiero a las de Danilo Medina y Temístocles Montás- que usaron para engatusar a los pendejos decirles ahora a esos mismos pendejos que Leonel Fernández los puso a ver como crecimiento lo que en realidad era un hundimiento de la economía.

Sólo parapetados en un horrendo irrespeto pueden Danilo y Temístocles hablarles a los pendejos de que lo único que puede salvarlos de hundirse más en su miseria es aceptar que le claven otra reforma impositiva.

Insisto, tienen que padecer de ausencia de vergüenza y de respeto para hablar como lo hacen, porque de no tener esas carencias se cae de la mata la pregunta: ¿qué economistas del carajo son Danilo y Temístocles que no se dieron cuenta hasta hace mes y medio atrás del hoyo que otros economistas advirtieron que comenzó a cavarse aceleradamente desde 2007 en adelante?

Sería interesante hacer un recuento de cómo el despojo de la vergüenza y el respeto han dado riqueza y poder no solamente a los políticos profesionales, justo es decirlo, sino a muchos periodistas que eran casi pobres de solemnidad hace un par de lustros. Algunos que yo conozco realmente eran dignos de pena, capaces de tomar las armas si en esos años el gobierno hubiese hablado de poner impuestos a las tripitas y al pico y pala, pero hoy son orgullosos potentados que se matan con cualquiera que muestre oposición a la sexta reforma fiscal que el gobierno que está en su noveno año consecutivo impondrá porque su gula no se satisface.

Bueno, en otra oportunidad hablaremos del asunto. Por hoy, me voy. Que Dios le llene de bendiciones, y se apiade de la República Dominicana.

Siga Leyendo...

sábado, 20 de octubre de 2012

MATEO A LA CARGA

PARA ROBARSE EL TRUENO
Andrés L. Mateo


Leonel Fernández se cree el sueño mismo de lo grandioso, y para demostrárnoslo, nos desguañangó. Entre la gloria y el hechizo de éste ser privilegiado, el déficit fiscal es el epitafio de la ambición que se erigió a sí mismo.

Doy un dato: tanto en las apreciaciones de Bernardo Vega publicadas en “La lupa sin trabas”, como en el estudio del economista Jochi Vicente, preparado para el Consejo Nacional de la Empresa Privada, lo que ocurrió fue que a partir del 2008 Leonel Fernández usó el Estado como herramienta electoral, y se desbocó de manera incontrolable en materia fiscal. Pero al llegar al 2012 la característica del gasto se aceleró orillando el suicidio fiscal, y Bernardo Vega llega a confirmar que “entre enero y agosto los gastos corrientes crecieron un 34.6% con relación al mismo periodo del 2011”. Mientras que en el estudio de Jochi Vicente se constata que “La realidad del 2012 fue: Un déficit fuera de todo parámetro y que atenta contra la estabilidad macroeconómica”.

Ese déficit fiscal, situado en el orden de los 187 mil millones de pesos, tiene un componente enteramente personalista (verificable en ambos estudios), atribuible a la megalomanía de Leonel Fernández, y a sus pretensiones de volver al poder en el 2016. Gastó más dinero del presupuesto en su propia promoción después que Danilo fue electo, que todo el que invirtió en la campaña. Le robaba el trueno a Danilo Medina, colocando su deseo de volver en el 2016 en el centro de una crisis enorme, haciendo uso del dinero público sin importarle la situación de deterioro que había creado. Bernardo Vega dice que “Aunque los ingresos fiscales crecieron un 15.4%, en gran parte por los impuestos pagados por ganancias de capital en la venta de acciones de la Cervecería, el déficit fue extraordinario”. Y es bueno decir que en el estudio de Jochi Vicente queda bien claro “que en el 2007 no hubo déficit, sino un superávit de 2, 889 millones de pesos. En el 2006 el déficit había sido de 3, 141 millones, en el 2005 de 4, 012 y en el 2004 de 6,917 millones de pesos. En el año 2003, cuando gobernó Hipólito Mejía, pese a la crisis financiera por el fraude de los bancos, el país no registró déficit, sino un superávit de 5, 692 millones de pesos”. Lo que quiere decir que la crisis es suya, que es la pesadilla realizada de su gestión.

No hay ningún otro culpable de esta debacle económica. Leonel Fernández está convencido de que él es la grandeza sin límite de un poder, y ha secuestrado a toda una nación usando el presupuesto público para su gloria personal. Ha enriquecido a muchos, pero ha dejado en el descalabro al país, particularmente a la clase media que lo apoyó al principio; con tal de construirse una plasticidad semidivina echando manos de los recursos públicos. Es un adicto al poder, y no le importan las consecuencias de sus actos. ¿Acaso él no sabía lo que iba a causar esa expansión significativa del gasto público? ¿Le era ajeno el hecho de que el 70% del aumento del gasto corriente fueran servicios personales y un ritmo de construcción de obras que ni siquiera podía terminarlas? ¿No era una irresponsabilidad total propiciar más de doce mil pensiones, gastar miles de millones en promoción gubernamental, diluir más de cincuenta millones de dólares en viajes de promoción personal, aumentar las nominillas, permitir la expansión de la corrupción a poco más del 5% del PIB?

En medio del desastre, treinta y ocho días antes de la transmisión del poder, armó un viaje a Europa con 27 invitados. Era el colmo de la indolencia. Iba a besarle la mano al Rey de España, y a otros pariguales. Gastó poco más de tres millones de dólares, sabiendo que el país se estaba cayendo a pedazos. El mismo día que se subió al avión, llegaban los cañeros del CEA a las puertas del palacio, por quinta vez, a pedir su pensión de siete mil pesos. Guiñapos humanos, bagazos que el trapiche de la injusticia social arrojaba sin piedad hacia la muerte, miraron el avión surcar el firmamento. ¡Oh, Dios!
Siga Leyendo...

viernes, 19 de octubre de 2012

¡NO AL DANILAZO!

¡YO EXIJO!
Por Freddy Ortiz
devariados@yahoo.com


La reforma tributaria va a restarle de 17% a 20% a mis ya recortados ingresos. En consecuencia, y como no participé en las francachelas del círculo de nuevos multimillonarios, producto de la apadrinada corrupción, exijo (sugiero que usted también), que se inicie la recuperación del producto de las monstruosas sobrevaluaciones de obras, como el caso del Palacio de Bellas Artes; el edificio tecnológico de la UASD, presupuestado en 283 millones y terminado en 1,473 millones, y, más recientemente, el de la apresuradamente reinaugurada Biblioteca Nacional, cuyo presupuesto inicial fue de 88.8 millones y terminó en casi 1,400 millones.

Exijo que se someta a la justicia a los que nos harán pagar 56 millones de dólares, consecuencia del arbitraje que nos condenó por el increíble contrato que se firmó con Codacsa.

Exijo que se retome el caso de las evasiones patrocinadas por el grupo de las aduanas de Santiago, echado al olvido por conveniencias políticas.

Exijo que el voluminoso expediente “Félix Bautista”, sea manejado con seriedad y salga de los poderosos ruedos políticos de los pantalones de Vincho y Abelito, si es que el nuevo gobierno tiene suficiente peso en sus propios calzones.

Exijo que, quien incurrió en los gastos, pague por el costosísimo alquiler de aviones Airbus con fines de paseos mundiales innecesarios, acompañado de invitados no menos innecesarios.

Exijo que se haga un inventario de cuánto se gastó en comprar voces de la prensa, ¡algunas por bagatelas!, aunque hubo casos tan costosos, que llenarán de espanto a esta sociedad cuando se revelen.

Exijo que senadores, diputados y jueces, asuman su cuota de sacrificio, recortando buena parte de las indignantes asignaciones que disfrutan.

Exijo que me justifiquen por qué el déficit mayo-agosto (el del proyecto “vuelve y vuelve”), fue mayor que el de enero-mayo (el de la elección).

En resumen: que se recupere lo que nos robaron y en parte aún nos roban. Solo así debemos apoyar el nuevo motrócalo de Temístocles Montás.

¿Se une a mi legítima exigencia?
Siga Leyendo...

LA DESGRACIA DEL PRD

PERREDEÍSTAS SE CONCENTRARÁN MAÑANA FRENTE AL LOCAL DEL PRD EN RECLAMO DE QUE SEA ABIERTO

¡Qué desgracia!

Es una pena que el PRD, el más grande partido de masas de la República Dominicana, en vez de estar luchando al lado del pueblo en contra del Danilazo, esté luchando contra el estorbo de sus "líderes".

Las bases deben seguir presionando para que el próximo año se abra la convención del PRD para que sean ellas, las bases, quienes escojan a los que dirigirán el partido.

Es hora de eliminar las garrapatas del buey e incinerar toda la leña podrida que solo sirve de lastre.

Tanto Hipólito Mejía como Miguel Vargas Maldonado deben irse.
Siga Leyendo...

jueves, 18 de octubre de 2012

¡DIGA NO AL DANILAZO!

NO NOS PODEMOS DEJAR CONFUNDIR

Los sin ajuste del gobierno, junto al Cardenal del diablo y el Cachifuí Pared Pérez, ahora quieren despistar la atención de la población exclamando que la magnitud del problema podria ser un "maremoto" para el país si no se realiza la mal llamada Reforma Fiscal, pero el meollo del asunto no es si el gobierno enfrenta o no un mar de tinta roja, sino que se explique al pueblo porqué, qué han hecho para parar la hemorragia, qué van a hacer de manera que no se repita la situación y dejar que la justicia actúe para llevar a los culpables a los tribunales.

Parar la hemorragia es posible: sugerimos que se eliminen los barrilitos, los cofrecitos, las nominillas, la manutención de parásitos y pulgones, los sueldos escandalosos, los pagos a periodistas a sueldo, las pensiones abusivas y tres cuartas partes del cuerpo diplomático. Pero creo que estoy soñando. Solo queda movilizarse pacíficamente, como dice Sara se hizo en Santiago, no quedarse cruzados de brazos, crear cuentas en Twitter y Facebook “NoAlDanilazo” para difundir su descontento y hacérselas llegar a los inútiles del congreso.

Diga no al saqueo institucionalizado que alimenta a las sanguijuelas y parásitos que nos desgobiernan...
Siga Leyendo...

¡NO AL DANILAZO!

NO TENEMOS QUE PAGAR LO QUE ESOS VIENTOS SE LLEVARON‏
Por el pastor Antonio regalado
Tomado de oasisdominicano.blogspot.com


La gobernabilidad en la Nación dominicana se tambalea en las actuales circunstancias por la que atraviesa el País. La sociedad está demandando del gobierno que encabeza el presidente Danilo Medina, que se den a conocer los nombres de quienes quebraron financieramente a la República Dominicana llevándola a un déficit de alrededor, según se dice de cerca de 188 mil millones, suma que quieren que se la paguemos a quienes se enriquecieron con el sudor nuestro, pero están escondiendo a los gaticos de María Ramos que se llevaron el botín y escondieron sus manos.

Nosotros no tenemos que pagar lo que esos vientos se llevaron, esos ventarrones politiqueros trajeron este lodazal en que nos encontramos y ahora quieren volver a empujarnos hacia las profundidades de la indigencia esos que viven en la opulencia tras haberse llevado una millonada que jamás devolverán mientras tengamos una justicia que sólo su investidura para condenar al que se roba un pollo, pero a los que hicieron el hoyo, a esos, el procurador actual no se atreve a meterle mano, no tiene el coraje ni voluntad política para hacerlo, de hecho acaba de decir que descarta la investigación de la lista que le fue sometida por el organismo anti-corrupción para investigar a esos individuos, y eso lo descalifica para ejercer justicia.

Eso no pasa en una Nación que se respeta, sólo sucede aquí donde no existe una oposición verdadera y donde todo se encuentra prácticamente secuestrado para facilitar que la impunidad se pasee a sus anchas.

Al país le asiste un derecho de saber los nombres de esos personajes, uno por uno, porque de llevarse a cabo esa reforma tributaria, la gobernabilidad tendrá que despedirse de este país, así de simple.

Dios nos cuidará y nos guardará de la pesadumbre y peste destructora que de llegar a ser realidad, producirán ese vergonzoso procedimiento que humilla a los pobres, y que erróneamente es llamado reforma.

Y yo me pregunto: ¿Qué es lo que reforma en la sociedad?

¿No es más bien una adversidad para los pobres, desdicha, infortunio, tribulación, infelicidad, desamparo, pobreza extrema, catástrofe, desastre, trastorno, tragedia social, calamidad?

Ayúdanos Dios, en ti confiamos
Siga Leyendo...

miércoles, 17 de octubre de 2012

DIARIO DE LA CIGUAPA

¡NO! A LA REFORMA FISCAL
Por Sara Pérez


El 12 de octubre tuve oportunidad de participar en una singular marcha de protesta contra la reforma fiscal anunciada por el gobierno. La marcha no estaba respaldada por ningún partido, ni asociación o agrupación de ninguna clase.

Sus organizadores en Santiago, encabezados por Lucienne Carlo, una joven señora profesional, no tenían expectativas ambiciosas. Simplemente, al comentar las implicaciones que tendría la nueva reforma propuesta por Danilo Medina, surgió la idea de que un grupo aprovechara la fecha en la que otros también protestarían, para expresar públicamente su rechazo a un paquete impositivo que lesiona sus derechos, sus vidas, sus ingresos, sus pequeños y medianos negocios y sus actividades profesionales. Esperaban unas cincuenta personas y aparecieron más de trescientas.

No sé si alguno de los partidos que han estado al frente de la administración pública en República Dominicana, pueda movilizar diez gentes, sin repartirles cuartos, prebendas, botellas en el gobierno y también de ron y espectáculos de bailarinas con nalgas a la intemperie, pero da la impresión de que no. Los participantes en la protesta contra la reforma fiscal asistieron gratis, sin incentivos colaterales.

A las razonables y legítimas inquietudes por su destino inmediato, también se sumaba el gesto confrontador, de quienes están cansados de aguantar y quieren y tienen el derecho de participar en la toma de las decisiones que lastiman su sociedad, deterioran su entorno y los afectan familiar e individualmente.

La marcha, con los participantes vestidos de luto, partió del Parque Colón a las 5:30, que era la hora pautada para hacerlo y subió por la calle Del Sol, en silencio, sin consignas y sin pancartas, solo con una banderola al frente, que adornada con las imágenes de dos banderas dominicanas, decía : İNo! A la reforma fiscal.

Al frente del Monumento, los participantes se reunieron a escuchar y cantar el Himno Nacional y la señora Carlo pronunció un breve discurso, muy sereno y moderado, dirigido al Presidente Danilo Medina. Explicaba que es excesiva e inadmisible la nueva imposición fiscal, que el gobierno pretende recargar sobre sectores que ya están pagando demasiados impuestos, sin recibir los correspondientes servicios.

Me sentí muy conmovida y muy indignada. Conmovida por la justa, necesaria y saludable acción de resistencia; indignada por la sordera de las autoridades, tan ensoberbecidas y tan confiadas en su perpetua impunidad y en que por siempre van a seguir dilapidando los recursos públicos y haciendo y deshaciendo como les dé la gana.

La verdad es que, muy personalmente, sentí que ni el Presidente Danilo Medina, ni el grupo de delincuentes que lo rodea merecían la ponderación y el respeto con que estos ciudadanos se refirieron a ellos.

El gobierno no ha escuchado ni a sus compinches, los banqueros, que han advertido, con sobrada razón, sobre las consecuencias adversas de penalizar con impuestos los reducidos beneficios del ahorro. ¿Qué puede esperar quien no tiene bancos para hacerse oír?

Ese grupo de lúmpenes que encabeza el gobierno, que no se ha molestado en esconder lo que ha robado, sino que anda estrujándolo en el hocico del país -sirviendo de ejemplo e inspiración a la delincuencia- no conoce, o ha olvidado, los sacrificios del ahorro esforzado, que a manera de negocio no funciona, porque sus dividendos son muy pequeños.

Esa pandilla -con capitales robados, reunidos al vapor y exportados a los paraísos consolidados del lavado, lugares todos que pueden ser muy bien descritos por gente como Luis Álvarez Renta o como Félix Bautista, que tiene negocios en Panamá - no sabe, o no recuerda, lo que es la disciplina de un pequeño empresario, a quien no le han regalado nada, que hace de tripas corazón para mejorar sus instalaciones, comprar maquinarias, expandir servicios y zancajear financiamiento o apenas sobrevivir a la competencia desleal de otros con acceso a favores, exenciones y privilegios del gobierno.
Estos tígueres no saben, o se les olvidó, lo que tiene que sacrificarse un envejeciente que renuncia a gustos y preferencias para ahorrar unos chelitos y resolver cualquier imprevisto o enfermedad o cualquier persona que vigila y reduce sus gastos, para tener algún fondo de emergencia, para pagar los estudios propios o de los hijos o hasta para vacacionar o para comprar una prenda, a lo cual tiene derecho y está muy bien, si es con su trabajo y sus ahorros.

Los lujos inadmisibles son los que crean o aumentan irregularmente patrimonios personales con dinero del país. Los cuartos que hay que salir a recoger son los de los funcionarios públicos, que nadan en la abundancia y se han hecho millonarios con el país quebrado. El cinturón que hay que apretarse, se lo tiene que apretar el gobierno a sí mismo, superando el clientelismo, resolviendo los problemas sociales a través de las instituciones y cerrando los chorros de los barrilitos que los ladrones del Congreso administran sin controles, para comprar docilidades y envileciendo a la gente.

Yo no quiero que me aumenten los impuestos a mí, para seguirle pagando la pensión de medio millón mensuales a Leonardo Matos Berrido y a todos los demás Matos Berrido que sangran el presupuesto nacional. ¿ Por qué no reforman el sistema de pensiones y lo adecentan? ¿Y por qué no se revisan esos acuerdos lesivos que el gobierno tiene con los dueños de equipos de pelota? Estos cobran y se reparten las entradas a los estadios, pero los estadios los construye y repara el gobierno, (todos los años hay que hacer reparaciones sobrevaluadas en todos los estadios) y el gobierno también aporta la vigilancia.

¿Cuántos de esos negocios mantiene el gobierno?¿Ya eliminaron la comisión por compras que se reservan los funcionarios? ¿Examinaron cómo enderezar los acuerdos con la Barrick Gold?¿Quiere el gobierno aumentar sus ingresos? ¿Y por qué en vez de regalar el Puerto de Manzanillo, no llega con los interesados –como hay varios y hay sana competencia , pues mejor- a algún acuerdo comercial de esos que no parecen tan anormales, en que el gobierno no “invierte” donando propiedades públicas, sino que los inversionistas –que van a hacer negocios con fines de lucro y no desprendida filantropía social- invierten comprando a precio razonable lo que les interesa y no esperando regalos?

Esa plaga de funcionarios, diputados, senadores, síndicos, regidores y muchos militantes y allegados al partido en el poder, no conoce o ha olvidado los frenos. No cumplen leyes, ni siquiera las que ellos mismos hacen, a la medida de sus conveniencias e intereses. No respetan el patrimonio público. Hasta la gasolina de sus vehículos y de los vehículos de quienes a ellos les dé la gana, la reciben gratis, regalada por nosotros, y sigue siendo así, al margen de lo que frente a las cámaras haya dispuesto Don Danilo, un Presidente motete.

¿Quiénes se creen que son estos vividores parásitos para disponer tan alegremente de recursos que no son suyos y por el que ellos no han trabajado?

¿Por qué tienen que duplicarle los impuestos a mi cervecita, por la que ya estoy pagando demasiada carga impositiva? ¿Y por qué tienen que aumentar los impuestos de mi vino?

Un californiano cuesta el doble o el triple de lo que cuesta en USA, a pesar del tratado de libre comercio, cuya única conquista visible ha sido la multiplicación y agilización del tránsito de la cocaína.

Lo más simpático es que cualquier vino argentino, español, chileno, francés, africano, alemán, canadiense, australiano o del infierno que provenga, también cuesta en RD por lo menos el doble de lo que cuesta en USA, a pesar de que USA tiene una industria vinícola que protege y subvenciona y nosotros no producimos ningún vino, aparte del moscatel Caballo Blanco, que nunca ha sido contaminado con la presencia de una uva. Si quieren aumentar las recaudaciones, que le cobren las bebidas importadas a Vicente Bengoa y al del PRD, apellido Alburquerque. Nunca recuerdo si el nombre es Ramón o Rafael.

Sí, hay una porción de propiedades e ingresos que tiene que pagarse, en forma de impuestos, para sostener la administración pública, esparcir la riqueza generada y aportar al bienestar social, que debían administrarse con transparencia, previsión y alguna sensatez y cuyo destino no sea abultar los bolsillos de los testaferros y adláteres de Leonel, ni inflar un partido como un globo aerostático.

El mayor aporte debía hacerlo la élite económica que explota los recursos. De las costillas del pueblo y de su clase media no hay más qué sacar.

Sí, se necesita un gobierno eficiente, organizado, fuerte, que cumpla al menos sus funciones de dirección, arbitraje, inspección y regulación; que no solo sirva para rejoder a la población común y que no sea una amenaza y un estorbo elefantiásico e hipertrófico, opresivo y voraz, convertido estrictamente en una arma de asalto colectivo.

La nueva reforma fiscal, con ese desorden que hay en el gobierno es otro robo más, a mayor escala y permanente. Si el gobierno quiere tapar hoyos, no sé por qué no usa como tapones los libros que le ha comprado a Euclides Gutiérrez.
Siga Leyendo...

lunes, 15 de octubre de 2012

ENTRE USTED Y YO

ES UN CABRÓN, Y SE ENORGULLECE DE SERLO
Por Rafael Calderón


NEW YORK. El tipo es un cabrón, y se enorgullece de serlo. Eso pensé al ver el titular y la foto que acompañaba la información dando cuenta de las explicaciones de Leonel Fernández sobre el déficit fiscal de 187 mil millones con que 2012 se encamina a su cierre.

La foto es la típica que se ha usado siempre para simbolizar el poder del sicópata convertido en jefe. La misma presenta a Leonel, en la seguridad de su recinto, caminando delante y detrás de él va la recua de espalderos, al mejor estilo de los capos mafiosos.

No sé, pero guardando las diferencias de vestuarios y escenarios, la foto me recordó las comunes escenas intermedias de las películas de vaqueros, que mostraban a los bandidos exhibiéndose intimidantes en los pueblos sin sheriff. El más buscado se desplazaba al frente y los demás forajidos le seguían, mirando para todos los lados de la polvorienta calle, mientras los indefensos ciudadanos optaban por evadir sus miradas y encerrarse.

Bueno, no es de capos y bandidos de antaño de lo que me interesa escribir sino sobre que me quedé pensando en lo difícil de que actualmente -quién sabe si antes tampoco- exista algún otro dominicano (político o no) al que le ajuste tan y tan bien la expresión cabrón como al doctor Fernández.

Porque ¿qué sino un cabrón de siete capas puede ser un tipo que, con el control absoluto del poder, optó por hacer cinco reformas fiscales con el supuesto objetivo de tapar el hoyo fiscal dejado por los fraudes bancarios, que además aceptó que trancaran en su gobierno a Ramoncito Báez, el hombre que lo catapultó económicamente para regresar a la presidencia, mientras dejó suelto a Hipólito Mejía y sus ministros, a quienes ahora, después de ocho años de fiesta continúa con el dinero del estado, señala como los causantes originales del nuevo hoyo en que está el país?

Fíjese, se necesita ser un cabrón extraordinario para abogar por una sexta reforma fiscal, después de haber anunciado meses atrás que conducía una economía saludable, por lo que, con pelos y señales, dio a conocer que tiraría para arriba 40 mil millones de pesos con el objetivo único de colocar a Danilo Medina en la presidencia.

Mirándolo bien, el anuncio fue una cabronada por partida doble, porque Leonel pudo hacer lo mismo que hizo sin anunciar en público que lo haría. Lo hizo así para ajustarle más el pie sobre la cabeza a su compañero Danilo, y descartar por completo que éste, ni siquiera en el pensamiento, osara hacerse el chivo loco en algún momento y decir que no era compromisario del déficit que el pueblo tendrá que pagar.

Estamos claro de que, llueva o ventee, la reforma va, con todo y la “oposición” a la misma que aparentan las asociaciones empresariales. Si el pueblo, cosa impensada por ahora, llegara a toparse con un líder que conduzca la lucha para impedir ese abuso, usted puede estar seguro de que los empresarios no le van a hacer coro.

Así que nuestra gente, quiéralo o no, terminará pagando la fiesta que vio por control remoto, que incluye más de 70 viajes de Leonel y secuaces por decenas de países a un costo superior a los $50 millones de dólares, el atraco de $130 millones de dólares de la Sun Land, y por ahí para abajo, hasta llegar a los $187 mil millones del déficit presentado sin rubor por el mismo funcionario que se jactaba de decir que el gobierno del PLD había blindado la economía del país.

El pueblo va a pagar porque los de arriba no han pagado nunca, y ahora no será distinto. No mientras continuemos viendo que acepta, incluso con aplausos, la doble moral imperante en la “justicia” dominicana que apresa a la infeliz de Yoly López, por perjurio en el caso de Omega, mientras el cabrón que faltó a su juramento presidencial y que tantas veces violentó la constitución anda suelto y pavoneándose como los bandidos ante la ausencia de un sheriff.

Por hoy, me voy. Que Dios le llene de bendiciones y se apiade de la República Dominicana.
Siga Leyendo...

CUARTO PODER EN RIESGO

Por HAMLET HERMANN

Cuidemos con tino que la prensa nunca deje de ser el Cuarto Poder

Por más de 200 años se ha estado llamando a la prensa y a los medios de comunicación “El Cuarto Poder”. El atributo surge por considerarse que la información publicada constituía el contrapoder de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial del Estado.

Esto fue relativamente válido dentro de algunos regímenes “democráticos”, no así en los gobiernos autoritarios que, a la franca, violaban los derechos humanos y censuraban las escasas libertades. Sin riesgo de equivocación, en República Dominicana, plagada su historia de regímenes despóticos, quizás hubo completa libertad de prensa en algunos meses de los años 1963 y 1965. Los más liberales convivían entonces, minoritariamente, con la tradicional prensa de origen trujillista y oligárquica donde se reciclaban el poder económico y los intereses extranjeros. Luego, ocasionalmente, existieron islotes progresistas y cuestionadores del sistema, que surgían y se sumergían hasta desaparecer para siempre en función de las mareas políticas y las oleadas represivas.

Para mal o para bien, el Cuarto Poder fue por mucho tiempo la forma de expresión de aquellos cuyas visiones políticas y económicas no estaban representadas en los otros tres poderes. Se sumaron a estos esfuerzos, valientes periodistas con el apoyo de algunos propietarios de medios, para lograr que el Cuarto Poder no desapareciera.

En décadas recientes, la consolidación de la televisión como el más importante medio de comunicación, revivió el sofisma de que ver es comprender. La engañosa ilusión de ser espectador de los hechos mientras ocurren, hace creer que se está participando y comprendiendo el suceso. Ahora, la importancia de las informaciones es valorada en función del tiempo que medie entre el hecho y la difusión. El televidente nunca se enterará de lo que quedó en el cuarto de edición. La aparente instantaneidad es la excelencia y permite como ninguna otra forma un adoctrinamiento político constante, invisible y clandestino.

Con el avance de la globalización económica, el contenido democrático y universal para beneficio de los ciudadanos ha ido perdiendo su sentido en los medios. Y se ha ido instaurando una solapada “censura democrática” ejercida al tiempo que adormece. Gracias a los avances tecnológicos, los datos circulan en inconmensurables cantidades, tan infectada de prejuicios que se torna incomprensible e imposible de transformar en información útil y verdadera. Además, esos volúmenes de datos que aparentan veracidad impiden en muchos casos percibir qué aspectos se están ocultando. El ciudadano es saturado con tantos datos dispersos que llega a convertirse en un ignorante de la información verídica.

Al mismo tiempo, el sistema de los medios mantiene un amplio sector de “comunicadores”, generosamente pagados, destinados a escribir lo que los otros poderes necesitan que se pregone. Son especialistas en levitación, en redactar criterios que queden en el aire sin la debida relación con la realidad. Eso sí, en constante complicidad con la politiquería reinante, en gran medida desprestigiada. Entre sí se leen y se congratulan por lo bien que funcionan las bisagras que llevan en el lomo. “Un pequeño grupo de periodistas, siempre presentes, cuyo poder está respaldado por la ley del silencio.

El espacio en la prensa para los artículos de fondo, aquellos que ayudan al lector a comprender la cantidad enorme de datos que llegan, ha ido disminuyendo cediéndole paso a la ineludible publicidad que financia la empresa de comunicación. Mientras, los sutiles controles sobre el espacio que ocupan estos analistas aumentan. La gratuidad por su esfuerzo se ha establecido para la inmensa mayoría de los colaboradores sin que haya otra opción. El único incentivo es el estímulo por sentirse publicado y llegando a ciertos lectores. Dichosos aquellos que pueden mantener por largo tiempo un espacio obtenido por la gracia de los Directores y propietarios del medio, más que por su calidad.

No en balde los sectores económicos y los grupos políticos se desvelan por adquirir el control de los medios de comunicación. En República Dominicana la prensa está todavía en manos de corporaciones económicas y financieras que tienen ahora como socios importantes al grupo que gobernó este país en la década reciente. Así, prácticamente, monopolizan la interpretación de los acontecimientos y la difusión de éstos.
Siga Leyendo...

MAS DEL PERSONAJE SINIESTRO

VINCHO QUIERE QUE SE ACEPTEN LOS NUEVOS IMPUESTOS SIN EXIGIR EXPLICACIÓN
Gustavo Olivo Peña
Acento.com.do


Se muestra feliz porque Leonel acusó al PRD de la actual crisis, al mismo tiempo arremetió contra el Consejo Económico y Social

NOTA DEL EDITOR: Aunque soy de los que creen que este individuo no está en sus cabales y que la mejor forma de descansar de él es negándole un foro, no destacando sus babosidades, todavía hay gente que escucha lo que dice, lo cual es peligroso, razón por la cual hay que denunciarlo sin miramientos.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-El abogado Marino Vinicio Castillo (Vincho) volvió a desdoblarse este domingo en su programa La Respuesta, al presentarse como funcionario del Gobierno y al mismo tiempo atacar a funcionarios, como el Procurador General Francisco Domínguez Brito, al tiempo que arremetió contra un organismo que forma parte del Estado dominicano, el Consejo Económico y Social.

Para el abogado Castillo, los empresarios, economistas, dirigentes obreros y el propio monseñor Agripino Núñez Collado hacen un ejercicio de “chismografía” cuando exigen que el gobierno de Danilo Medina entregue las informaciones sobre el ejercicio presupuestario desde 2006 hasta el presente 2012, para saber el origen del grave déficit fiscal que las autoridades quieren corregir cargando más impuestos sobre la población.

Para el “líder” de la Fuerza Nacional Progresista (partido que honra la memoria de dictador Ramón (Mon) Cáceres al ponerle ese nombre a su escuela política situada en una zona rural de San Francisco de Macorís. ¡Preso por la guardia de Mon!”), todo lo que hace el Procurador Francisco Domínguez Brito forma parte de sus aprestos para ser candidato presidencial.

Con sus gestos sobreactuados (detrás de los libros y de la imagen de Jesucristo), pide a monseñor Núñez Collado que no se deje “instrumentalizar”, al tiempo que arremete contra Participación Ciudadana, pero pasa la mano a su coordinador general, Francisco Álvarez Valdez (un abogado amable), sin dejar de subrayar que “sirve a esos intereses”. Y, para variar, no podía faltar el ataque al periodista Juan Bolívar Díaz.

De igual manera, de nuevo hizo se refirió a las decenas de auditorías que Danilo Medina mencionó cuando era Secretario de la Presidencia de Leonel Fernández, en la administración 2004-2008, ocasión en que el dirigente peledeísta (hoy presidente) dijo que si el país conocía su contenido se produciría una especie de terremoto social.

Esas auditorías que Medina nunca reveló y que tienen que ver con su posterior declaración de que el PLD había negociado con sus socios de PRD un pacto de “gobernabilidad”, pacto que Vincho Castillo definió como de impunidad (pero siguió pegado al PLD a cambio de su cuota de poder, porque el hombre no puede vivir alejado del poder, se deprime, se pone triste, se enferma, como cuando lamentó la muerte del dictador Trujillo, su “gran titán”).

Este domingo, Vincho Castillo, en un ejercicio de malabarismo histórico, sin renegar de su condición de ultraderechista, trujillista y balaguerista, se mostró como amigo y seguidor del presidente Hugo Chávez Frías, al definirse como el segundo chavista dominicano, después del autodefinido izquierdista Miguel Mejía (Miguelón o la Tercia).
El abogado Vincho Castillo estaba feliz porque, a su juicio, el país había sido testigo de una gran noticia: El ex presidente Leonel Fernández había hablado. Y había hablado para defenderse, para defender su gobierno, para defender su partido (el PLD, aliado de Vincho) y al país, según el abogado y “líder” político.

Vincho suscribió como palabra de Dios todo lo dicho por Leonel Fernández, quien se hizo a un lado y se presentó el jueves como completamente ajeno a la crisis económica y al déficit fiscal de 187 mil millones de pesos.

Por supuesto, la parte que más placer le dio al abogado Vincho Castillo, y fue la que más destacó en su espectáculo semanal televisivo, es la relativa a culpar al gobierno del cuatrienio 2000-2004 de todo lo que ocurre ahora con la economía dominicana.

Entre frases ensayadas y gestos desgastados que ya no conmueven a nadie, excepto a los incautos, el director de Ética e Integridad Gubernamental habló de un supuesto “asedio” al Gobierno por parte de quienes exigen que antes de sacrificar al pueblo con el pago de más impuestos, por lo menos el presidente Danilo Medina tenga la responsabilidad y el mínimo de valentía para explicar el origen del grave déficit y señale a los culpables de lo que el propio mandatario ha denominado “dura realidad”, que obliga a tomar un “trago amargo”.

Posteriormente, Vincho echaría mano del papel de consejero de la juventud, rápidamente habló de su candidatura a senador por el PLD, cuando todavía vivía Juan Bosch. Habló también de la guerra patria de abril, de la invasión norteamericana, de esos momentos amargos vividos por el pueblo dominicano. (Claro que no habló de que él entonces no se comportó como un nacionalista ni un patriota, que no estuvo en ningún comando con las armas en la mano defendiendo la dignidad de la patria).

Insistió en no olvidar el pasado. Un pasado que no hacía referencia a su papel de servil del dictador Trujillo, quien lo hizo diputado. Un pasado en el cual Vincho Castillo pronunció discursos de alabanzas al “Jefe”, al "gran titán".

Vincho Castillo habló de que este portal, Acento.com.do, pertenece a un supuesto litoral. No dijo de qué litoral se trataba. Pero el litoral que está claro es el suyo: Servir a gobiernos dictatoriales, corruptos y sanguinarios: La dictadura de Trujillo, la dictadura de Balaguer y el gobierno más corrupto de la historia, el de Leonel Fernández Reyna.

Tampoco hubo “respuesta” para la rapiña del gobierno de Leonel Fernández, que auspició el enriquecimiento de grupos de funcionarios hasta convertirse en verdaderos potentados de la noche a la mañana.

No se refirió a como esa administración repartió apartamentos de lujo entre amigos y compañeros del boato y la francachela que caracterizaron los gobiernos de 2004 a 2008 (derroche que paga el pueblo dominicano).

Y menos dijo el director de Ética e Integridad Gubernamental que su "amigo fundamental", el presidente Fernández, encubrió a funcionarios que vendieron yipetas a peso a sus amigos y dirigentes del PLD.
Siga Leyendo...

domingo, 14 de octubre de 2012

LA MORAL SEGÚN EL CRISTAL CON QUE SE MIRE

Por Isaías Ferreira Medina

“¿Con qué moral”, se pregunta Olaya Dotel en un artículo que escribiera recientemente en 7dias.com.do, “el actual gobierno le pide a la sociedad dominicana que aumente su sacrificio en pos de solucionar el gigantesco déficit fiscal que heredara de la gestión de Leonel Fernández?".

Con todo el respeto que tengo a Olaya, me parece una pregunta válida pero sin impacto, casi muerta. ¿Por qué? Porque si bien entendemos que las reglas de la moralidad sirven de guía al individuo y a las instituciones para discernir entre lo que es correcto o incorrecto y actuar acorde, la interpretación de correcto o incorrecto es subjetiva. Claro, la interpretación que haga cada quien de lo que es correcto o incorrecto, no cambia su naturaleza, su veracidad intrínseca, y cómo lo ve la colectividad en general, aunque no sea como lo ve un tipo de individuo o grupo determinado. Lo correcto es o no es; no obedece a escalas o versiones.

Digo que no tiene impacto porque si bien la palabra “moral” está utilizada aquí con la esperanza de picar la vergüenza y traer bochorno a los protagonistas del desorden económico que nos arropa y tratar de arrancarles un posible “mea culpa” y posterior rectificación, en el caso que nos ocupa podríamos decir que se necesita hacer mucho más que tratar simplemente de avergonzar a gente que ha demostrado no tener vergüenza. Como ilustración de lo que decimos, cuando a estos turpenes se les echa en cara la corrupción que protagonizan, ellos le preguntan al interlocutor, ¿de qué corrupción usted me habla?

Una vez oímos decir a un alto dirigente del PLD que la moral no tiene nada que ver con la política. Esto nos da una idea de que lo que cree la mayoría de mortales que está mal hecho, para este grupo es solo una jugada justificada para alcanzar lo que según sus creencias le pertenece por el simple hecho de ser su turno en el gobierno. Según ese criterio, al gobierno uno va a hacerse y punto, y está dentro de las reglas del juego porque todos lo hacen. Lo demás son pendejadas.

No hay grupo o individuo, por dañino que sea, desde el don mafioso a un ladronzuelo o ladronazo, que no justifique, o trate de justificar, la validez de sus acciones. Y la asociación de malhechores que nos gobierna no es excepción. Para ellos, frente a la oportunidad que se les ha dado, no hay moral que valga porque según su modo de pensar “nada de eso es malo”, sino una forma de recuperar con intereses lo que han invertido en campañas. ¿Cómo combate usted a tipos para quienes la “moral” es solo una palabra que no se aplica a ellos?

Decía uno de mis abuelos: “el que jiede, se connaturaliza con su bajo y cree que no jiede”.
Siga Leyendo...

ENHEBRANDO LA AGUJA

¿CON QUÉ MORAL?
Por Olaya Dotel


Sin haber concretado sus promesas de austeridad en la gestión gubernamental, Danilo Medina presenta una propuesta de reforma fiscal que afectará al grueso de la sociedad dominicana, especialmente a la clase media y a los pobres.

¿La razón de la reforma? Un déficit fiscal que amenaza con llegar a ser el equivalente del 8% del PIB para final de año.

Entonces, este nuevo gobierno le solicita a la mayoría de los dominicanos y dominicanas que se sacrifiquen, y digo mayoría, ya que dicho sacrificio aparentemente no tocará los privilegios de los responsables de este enorme agujero fiscal.

Y es que el presidente de la República tendría que aclarar si ya fue reducido el personal del Ministerio de Relaciones Exteriores, que en enero de este año contaba con una nómina escandalosa. Con 1,163 funcionarios diplomáticos y consulares designados en 54 países y seis organismos internacionales, además de 113 embajadores adscritos al Ministerio.

También tiene que responder el presidente si se han tomado las decisiones para que quede eliminado el abusivo barrilito de que disponen los senadores. En el año 2011 encontramos que los gastos del Congreso habían crecido en un 206% entre 2004 y el 2011. En la actualidad el costo por legislador es de alrededor 23.8 millones al año.

Enormes fortunas, liquidaciones y pensiones de ultralujo abundan entre los servidores públicos del pasado y presente gobierno, que sin duda blindarán sus cuentas personales ante los embates de este próximo paquetazo fiscal.

Entonces me pregunto ¿con qué moral el actual gobierno le pide a la sociedad dominicana que aumente su sacrificio en pos de solucionar el gigantesco déficit fiscal que heredara de la gestión de Leonel Fernández?
Siga Leyendo...

sábado, 13 de octubre de 2012

Las mentiras de Leonel Fernández: Una grosera burla al pueblo

Lo que dijo LF en su rendición de cuentas ante la reunión conjunta de las Cámaras legislativas al concluir sus 8 años de gobierno, en febrero 2012:

“No creemos, señoras y señores, que estaríamos incurriendo en algún acto de exageración o de autocomplacencia, si afirmásemos que como resultado de la aplicación de políticas adecuadas por parte del gobierno, logramos superar la situación de crisis del año 2004, y hoy, efectivamente, debido a eso, la República Dominicana se encuentra mejor que ocho años atrás”.

Lo que dijo recientemente sobre la crisis que le dejó a Danilo y el pueblo:

El ex gobernante y líder del oficialista Partido de la Liberación Dominicana culpó de la crisis al opositor Partido Revolucionario Dominicano (PRD) que durante el gobierno de Hipólito Mejía generó un déficit de 50 mil millones de pesos.

Eso lleva a que me siga preguntando, ¿es esa aseveración de LF un infantilismo, una zorrería, una mañosería calculada, una burla de mal gusto, muestra de ineptitud, una perversidad fruto de una personalidad indolente y dañina, menosprecio a la inteligencia de los demás o simplemente el fruto de la mente de un mentiroso patológico que vive en un mundo fantasioso, en un universo paralelo de su hechura?

IFM
Siga Leyendo...

viernes, 12 de octubre de 2012

Leonel Fernández culpa a Hipólito Mejía por 'hoyo financiero' actual

¿Cómo, cabo? ¿Cuántos años fue que duró este “Turpén” siendo amo y señor del país? ¿Y no es este el “sabio”, Mr. Keko Jones, que va a los foros internacionales a dar cátedras de economía y crecimiento, el que se ufanaba del crecimiento de la economía dominicana la cual llegó a decir no era afectada por la crisis mundial porque estaba “blindada”? Ahora sabemos que las paredes del silo donde la albergaban eran porosas y dejaban escapar su contenido cayendo en manos de quienes debían vigilarla. ¿Es esta salida un infantilismo, una zorrería, una mañosería calculada, una burla, ineptitud, menosprecio a la inteligencia de los demás o simplemente el producto de la mente de un mentiroso patológico que vive en un mundo fantasioso, en un universo paralelo? ¡Qué falta nos hace Toñito Zaglul para que nos ayude a diagnosticar las acciones un poco “atípicas” y peculiares de este raro espécimen!

La verdad es que hay cosas que guindando parecen bolsas.
Siga Leyendo...

EL PLD TUVO QUE DESENMASCARARSE SOLO

DANILO, AVERGONZADO Y 'QUILLADO'
Por Venecia Joaquín


'Los males se han desbordado de tal manera, que ni la prensa bien pagada, puede ocultarlos'.

Cada día le doy gracias a Dios porque las pasadas elecciones las ganó el PLD. Confieso que añoraba un cambio del partido en el gobierno. Pensaba que era imposible seguir confiando en el que hundía la nación. Estaba equivocada. Lo más acertado fue reelegir la organización política, que en los últimos ocho años aumentó la miseria, el despilfarro y las deudas.

Los males se han desbordado de tal manera, que ni la prensa bien pagada, puede ocultarlos. Estamos hasta el cuello de deudas y problemas. Una de las ventajas de dejarlo en el poder, fue que el PLD tuvo que desenmascararse solo, en plena acción.

Reconocer en público que la economía está devastada. De estar otro partido en el gobierno, lo hubiesen acusado de difamar, exagerar, de ser incapaz, de mentir...

El Presidente Danilo Medina, recibió tremendo agujero financiero, un maletín de facturas. El 2012 cerrará con un déficit fiscal de $184,000 millones de pesos. ¡Qué barbaridad! Lo provocaron los gastos incontrolables, improductivos y las malas inversiones del gobierno de Leonel Fernández. La nación está quebrada.

Nunca esperé que el ex presidente Fernández, abogado de teorías bonitas, aterrizara en la realidad. Mi olfato de campesina, me permitió detectar aspectos de su personalidad que no le ayudarían en esta misión. No me sorprendió que sepultara los principios de Bosch. Se perdió de tal manera, que todavía cree que lo hizo bien y hasta piensa volver al poder. “Hasta luego”, dijo.

Está confiado porque dejó la base establecida: un pueblo analfabeto y con hambre. Mientras tanto, viaja sin rumbo. Se empeña en dar conferencias, recibir reconocimientos y promover su negocio -Funglode-, la institución que más se benefició en sus 12 años de gobierno.

El presidente Medina no ha dicho lo que encontró. Parecería que no estuvo de acuerdo con este manejo de los bienes del pueblo. Se había alejado de su administración. Hoy, su silencio y la expresión de su rostro, hablan de un hombre preocupado, avergonzado, “quillado”. Para entender su actitud, basta el déficit que encontró. Llamó al FMI, buscando ayuda. La situación “no es fácil”, dijeron. Una realidad desastrosa que no se puede ocultar ni evadir. Es “dura”, dijo el Presidente. Hay que tomar medidas dolorosas. Pidió paciencia y comprensión.

Con este escenario, lo mejor es que el PLD se quedara en el poder. Que funcionarios claves fueran confirmados y se vean obligados a rectificar. Saben cómo y quiénes desbordaron estos males y más aún los que se beneficiaron de ello.

No es justo que el pueblo recoja los platos sucios de una fiesta a la que no asistió. Con su voto, más bien le cerró la puerta a los que estaban en esta orgía, los reeligió. La vicepresidenta será como la estatua que impedirá olvidar. Dios protege al inocente.

Esta acción, va en armonía con la estrategia del Presidente al confirmar en sus cargos al equipo económico y funcionarios responsables de este desastre. ¡Qué se fajen a limpiar! Algunos creen que obedece órdenes de Leonel.

De ser así, es un arma de doble filo. Uno la quiere usar para ocultar y el otro para fajarlo a limpiar. El equipo está aturdido. Habían preparado sus maletas con jugosas pensiones, para irse a disfrutar y viajar, como Leonel. Le “mataron el gallo en la funda”. Los han puesto a recoger los trastes rotos. Qué bueno.

Sabemos que para hacer este hoyo financiero, Leonel dividió los partidos, compró consciencia, colocó incondicionales al frente de organismos. No esperaba que lo desarroparan. Debe sentirse avergonzado. De hecho, deambula, parece no tener paz.

¿Cuáles son los planes del gobierno para enfrentar este daño? Una reforma fiscal. Hay quienes piensan que el remedio será peor que la enfermedad. Que antes debería bañar bien el paciente, esto es, reducir el dispendio burocrático, quitar barrilitos, salarios de lujos, reducir personal, etc.

Recuperar el dinero que se ha escapado por diferentes vías e invertirlo en áreas productivas. Con esas valientes medidas, recibirá sumas millonarias y quizás, no necesita reformas fiscales. Indiscutiblemente, que el PLD ha sido desnudado de cuerpo entero. ¡Qué asco! Debe pedir perdón y reivindicarse ante la sociedad.

Afortunadamente, esa parece ser la intención del presidente Medina. Esperemos.
Siga Leyendo...

jueves, 11 de octubre de 2012

La vicepresidenta Cedeño de Fernández insiste que “robar es robar”

Eso refiriéndose a la lata de leche que se robó una triste infeliz para dar de comer a sus hijos hambrientos. No es que quitemos importancia al robo. Sí, robar es robar y merece castigo. Lo irónico es que en Dominicana vayas a la cárcel por robarte un pollo o una lata de leche, pero si te robas la granja o la planta procesadora de la leche, ni te molestan porque los miembros de la misma clase no se tiran entre sí y te tratan con la mayor cortesía pues te consideran un VIP, un jurel que como ellos jodistes a los pendejos.

¡Lo que debe uno escuchar y ver!
Siga Leyendo...

Danilo prometió seguir las políticas “modernizantes” de la economía de Leonel

¿Y qué esperábamos? Perro con bozal y cadena, atado, ¿puede morder o moverse? El "presidente" no tiene libertad para actuar más allá de lo que permita la cadena pues está velado por una corporación implacable llamada Comité Político del PLD, cuyo Godfather es Leonel Fernández.

El consiglieri de esa mafia es Vincho Castillo.
Siga Leyendo...

¡Cómo acabar el latrocinio y la corrupción!

Si los políticos ladrones no van presos (no importa la parcela política), no habrá cambios. Debe haber presos. Seguido un partido meta preso a uno del partido que le precedió, el próximo querrá empatarse trancándole unos cuantos cuando pueda. Esa revancha entre políticos será buena para el pueblo. ¡Qué mejor que los ladrones se pongan trampas y se acusen unos a otros!

¿Que podrían pagar algunos justos por pecadores? Es muy posible. Hey, siempre habrá daños colaterales o consecuencias no intencionales.
Siga Leyendo...

El CES investigará las causas del déficit fiscal y quiénes fueron responsables

¿Y podrá la Comisión derribar la cerca de fuego que resguarda a quienes el pueblo sabe son los culpables? Soñemos, pero no creo que podamos tener mucha fe en esa comisión. Ojalá y esté equivocado. Despiértenme cuando se ponga interesante.

¡Cosas veredes, Sancho!

CES - Consejo Económico y Social
Siga Leyendo...

miércoles, 10 de octubre de 2012

NO A LOS PARÁSITOS DEL PLD

LLEGÓ LA FACTURA
Por Sara Pérez


Y es de tal naturaleza, que aunque se asume como indiscutible quién va a pagarla, su presentación se programó a puertas cerradas -siempre hay alguna rendija por la que se escapa si no todo al menos una parte- para luego levantar las aldabas y salir de entre las sombras, no a solicitar, sino a proclamar el sacrificio de todos, lo que debe entenderse como el sacrificio de los que se han sacrificado siempre, edicto que no deja de ser entendible: si siempre han demostrado tanta docilidad, ¿por qué no darle varias vueltas más a las tuercas y sacar más zumo?

Al ¿legítimo? Presidente Danilo Medina le ha bastado mes y medio de gobierno para entrar en confianza y salir a anunciar, con toda naturalidad, que hay que buscarle 50 mil millones -para empezar- en un año, como si él, o su antecesor, la luminaria Leonel Fernández, hubieran dejado dinero guardado en algún sitio.

¿Qué pasó? Hace apenas unas semanas, en medio de la campaña ¿no se hablaba de una economía “blindada”? ¿Quién la dinamitó? ¿A quién se le reclama porque el blindaje resultó ser una farsa de cartulina, en la que no podía caer una gota de agua?

Hace solo unos meses, el país que repentinamente hoy está en crisis, ¿no era la antesala de la tierra prometida? ¿No es este el Nueva York chiquito, amenazando con volverse potencia boyante, en manos de un visionario preclaro, cuyas conceptualizaciones -y sobre todo, ejecuciones, que en los hechos es que él es grande- no cabían en una media islita de litorales constreñidos, sino que tenían que salir, acompañado El Mesías por la corte en pleno, a prescribir recetas de alcances más amplios, hobby al que éste todavía se dedica? Por cierto, ¿alguien tendría la amabilidad de informar cuánto sigue costándole al país cada viaje de Leonel Fernández, aún después de su parcial y temporal retiro?

¿Cómo que no hay cuartos? ¿Y con qué pensaban pagar la pensión autoasignada de Ivanhoe Ng Cortiñas, de 651 mil pesos mensuales, a quien le han puesto un freno momentáneo, no por ilegalidad descabellada, sino inoportuno?

¿Y cómo 57 -solo 57- funcionarios del Banco Central, entre mayo y agosto de este mismo año, fueron se autoliquidaron y pensionaron repartiéndose 684 millones, 811 mil, 783 pesos?

¿Que no hay cuartos ?¿Y cómo el gobierno se da el lujo de tener en nómina a 620 mil empleados, de los que las tres cuartas partes bien pueden ser botellas sin funciones, a las que se les paga su prostituida afiliación partidaria con el dinero del país?
¿Por qué no se reduce el Congreso a una quinta parte de lo que es actualmente? Donde quiera que hay cinco ladrones, solo quedaría uno.

¿Por qué no se les busca oficios productivos a la policía y las fuerzas armadas? ¿Por qué no aprenden a pintar bodegones y a esculpir mariposas en cáscaras de higüeros y jícaras de coco para vender a los turistas?

¿Que hay un déficit de más de 160 mil millones? ¿Y por qué no se busca entre los bolsillos de los socios de Leonel Fernández, Félix Bautista y Mícalo Bermúdez, a ver si ellos pueden colaborar en algo con la recuperación de los mismos?
¿No habrá quedado olvidada alguna propina, entre las tetas de las bailarinas de la campaña? Como la fiesta era con champán a pico de botella, es probable que alguien se distrajera y dejara algunos fajos de cuartos olvidados en cualquier protuberancia o recoveco anatómico

¿Ya aspiraron las alfombras del salón de Las Cariátides, por si a alguno de los invitados a la fiesta de los 15 de la hija de Francisco Javier se le cayó el diamante Hope, o uno de los huevos de Fabergé, de los zares de Rusia, que pueda vendérsele a la Reina de Inglaterra, aunque lo pague a plazos?

Si el sacrificio es para todos, ¿Por qué antes de mencionar ponerle impuestos a los yaniqueques, a las mollejas fritas y a las butifarras, no se les ha ocurrido subastar los vehículos exonerados de los congresistas? Entre los sicarios de la banda de los Zeta, en México, hay una gran demanda de vehículos como los que les han sido exonerados a los legisladores. Cuando se cuadre la redondez de los barrilitos y de las nominillas quizás sobre algún recorte.

¿Por qué no se eliminan sus dietas, por qué no se rebajan los salarios, por qué no se pone un impuesto único de un 0.1% a los sobornos? Solo con esto último se llenarían las arcas del país.

¿Por qué no se empeñan los relojes de Reinaldo Pared Pérez? Tal vez se consiga el doble de lo que se recaudó con la autosubasta organizada por Figueroa Agosto. Esos vistosos accesorios tienen un mercado asegurado entre los integrantes de los carteles de Colombia.

¿Cuánto cuesta mantener a Vincho? Quizás simplemente no podamos darnos el lujo de pagar sus inestimables servicios.

¿Y si buscamos entre las carteras Louis Vuitton de Alejandrina Germán? ¿No podrían aparecer algunos milloncitos extraviados, que inadvertidamente hayan salido de las cajas chicas de las dependencias que han estado bajo su égida y se hayan confundido con el patrimonio personal que ella heredó de su acaudalada familia? Tal vez sea el momento de revender la casita de Jarabacoa que ella le cedió a quienes ofrecieron comprársela por la modesta suma que ella dijo que valía.

¿Y entre las barbas de Radhamés Camacho? Junto con algunos restos de caviar, tal vez se han quedado guindando algunas onzas de oro, de las que su abuelo le dejó en el testamento.

¿No se puede montar un operativo para ubicar caletas en las villas de Casa de Campo de los funcionarios? ¿Y en las torres del narcotráfico, donde viven los senadores y diputados, los altos funcionarios, el ex-jefe de la policía, García Fermín y seguro que también el actual y el director de la Dirección Nacional de Control de Drogas?
¿Por qué no ven si ha quedado algún sobrante de cualquier presupuesto debajo de los opulentos atuendos del Cardenal? ¿Cuántos millones le asignaron a la Iglesia católica solo en los últimos cuatro años? ¿A cuánto ascienden las exoneraciones que se le dispensan? Con tantos cuartos volando por el aire, no es descartable que una porción haya aterrizado en algún inadvertido pliegue de sotanas.

No sería elegante -y ni siquiera productivo- mandar a las fuerzas armadas a desenterrar clavos en los palacetes de Agripino, pero bastará con que devuelva todos los bienes públicos que ha recibido solo desde el gobierno de Hipólito (incluyendo lo que le tocó de la liquidación del Baninter) hasta el último gobierno de Fernández. Que se quede con lo que recibió antes e incluso con lo que sea, que ya tenga encaminado en el gobierno de Danilo.

¿Por qué no se desmantelan las mafias del transporte? ¿En cuánto salen Hubieres, Pérez Figuereo y el resto de parásitos que los acompañan?

¿Y entre los sombreros de la Vice-presidenta, doña Margarita, no aparecerá ni un apartamentito en París, que pueda alquilarse en euros y destinarse a caridades perentorias? Tal vez si se buscara en todos los demás bancos, menos en el que mencionó Marcos Martínez, aparezcan fondos para reeditar, aunque sea en un 20 por ciento, el programa de venta de valores de moral y cívica, que ella tenía a través del Inespre.

¿Y si se le cobra un 18 por ciento de ITBIS a Felucho Jiménez por cada negocio que él haya recomendado y apadrinado en Palacio, calculando que cada uno dejara dividendos no de 10 millones de dólares, sino de 5? Porque tampoco se puede ahogar la iniciativa privada de los empleados públicos, con exceso de penalizaciones fiscales...

¿Qué van a subir el impuesto al alcohol de un 7 a un 15%? ¿ Pero por qué? ¿No se generarían más ingresos, si en vez de subir ese impuesto, lo redujeran en un 90%, pero se eliminara el contrabando de bebidas exclusivas a través de las embajadas y se le cobrara igual a todo el mundo, especialmente a los funcionarios del gobierno que pasan sus bebidas -compradas con dinero del erario- por los salones VIP de los aeropuertos sin pagar un chele a nadie?

¿No se captarían más fondos, si también pagaran los correspondientes impuestos todos los funcionarios y miembros del PLD que trafican con el alcohol exonerado que venden (con impuestos) en las tiendas de bebidas?

¿Cuándo le van a cobrar impuestos a los asociados al gobierno y al PLD que mantienen un contrabando permanente de mercancías -ropas, zapatos, carteras, bisuterías, cosméticos, joyas, electrodomésticos- a través de los aeropuertos y que se venden en muchas tiendas de plazas comerciales construidas con capitales lavados del narcotráfico?

¿Cuándo le van a cobrar los impuestos que realmente corresponden a los grandes industriales y empresarios? ¿Cuándo les van a cobrar la luz?

De un Presidente que asistió en silencio -beneficiándose sin rubores- al tipo de campaña que se realizó para las últimas elecciones, se sabe lo que se debe esperar, que es lo mismo que debe esperarse de un Presidente que nombre a Vincho encargado de la ética y la anticorrupción de un país. Entre tener a Bosch como referencia de honestidad y tener a Vincho, hay que bajar primero a la Fosa de Milwaukee.

Por lo menos como embustero, el Presidente Medina puede competir con el anterior. Anunció la reforma fiscal junto con una congelación de la nómina del estado y unas horas después comenzó a nombrar más botellas, más subdirectores en el “Plan de asistencia social de la presidencia”, más subdirectores en Aduanas, más integrantes de la “Comisión presidencial de apoyo al desarrollo barrial”, más nombramientos en la “Dirección general de cooperación multilateral” y en “embellecimiento de carreteras y avenidas de circunvalación”, más asesores del Poder Ejecutivo en “asuntos hidráulicos...”.

Habrá que ver si también puede competir en impunidad.

Y habrá que ver si el país puede superarse a sí mismo en docilidad, condescendencia y tolerancia.
Siga Leyendo...

martes, 9 de octubre de 2012

ANTE LA REALIDAD DE UN PRD ACÉFALO

“Y AHORA, ¿QUIÉN PODRÁ DEFENDERNOS?”
Por Tony Raful


Parece una decisión consumada en el más agreste contexto político de inmadurez y estulticia. El partido más viejo de la política dominicana, el partido que se fundó en el exilio para luchar contra una de las más crueles tiranías del continente americano, el partido que trajo a la democracia a la secuestrada nación dominicana el día 5 de julio de 1961, el partido que difundió los valores de la democracia y proclamó la lucha por reformas sociales, el partido que ganó las primeras elecciones libres efectuadas en el país después del ajusticiamiento de Trujillo, el partido que llevó al poder al demócrata Juan Bosch y gobernó 7 meses bajo un clima de libertades y conquistas sociales, el partido que impulsó la Constituyente y dio a la luz la reforma constitucional del 29 de abril de 1963, el legajo de reivindicaciones más progresistas y avanzadas de la historia dominicana.

El partido que encabezó la lucha contra los golpistas del 25 de septiembre de 1963, impulsando las movilizaciones de obreros, estudiantes, profesionales, chiriperos, por el rescate de nuestra democracia, el partido que tocó las puertas de los cuarteles militares buscando el apoyo de las armas para el retorno de la constitucionalidad sin elecciones, propiciando que bajo el espacio de la lucha popular se forjaran nuevos héroes como los coroneles Rafael Tomás Fernández Domínguez y Francisco Alberto Caamaño Deñó, el partido que llamó al pueblo dominicano a las calles en la voz estentórea de José Francisco Peña Gómez para apoyar la rebelión de los campamentos militares alzados por el retorno a la constitucionalidad y el regreso de Juan Bosch al poder el inolvidable 24 de abril de 1965.
El partido que repuso el orden constitucional apoyando la juramentación del doctor José Rafael Molina Ureña como presidente provisional el domingo 25 de abril de 1965, el partido que no abandonó las calles y derrotó los intentos de tomar la ciudad por la tropas del Centro de Enseñanza de las Fuerzas Armadas (CEFA) el 27 de abril de 1965 junto a un puñado de militares constitucionalistas, cuando muchos de sus líderes desertaron o buscaron asilo en las embajadas creyendo derrotada la revolución constitucionalista, el partido que se opuso a la injusta intervención militar norteamericana del 28 de abril de 1965 denunciando el atropello a la soberanía nacional en todos los foros internacionales y organizando la lucha contra el invasor, el partido que llamó a los diputados y senadores de la República a reunirse en Asamblea Nacional bajo el fuego ensordecedor de los disparos y elegir el 3 de mayo de 1965, al coronel Caamaño como nuevo presidente de la República en armas, en el momento más glorioso de nuestra historia en el siglo XX.

El Partido que libró junto al pueblo y otras organizaciones democráticas la lucha contra la secuela de crímenes, atropellos y terror de doce años, logrando en 1978 una victoria espléndida, llena de contenido social y valores éticos, que posibilitó el transito democrático en el país y robusteció la institucionalidad, el partido que permitió el regreso de los exilados y abrió las cárceles llena de presos políticos, institucionalizó las fuerzas armadas descabezando los grupos que operaban en su interior como una amenaza a la paz y el orden social, bajo la égida del gran Antonio Guzmán, el partido que le dio continuidad a nuestra democracia, el partido que oteó en el horizonte ideológico las fuentes enriquecedoras del socialismo democrático, bajo la conducción del más significativo e impresionante líder de masas, José Francisco Peña Gómez, el partido que perdió el rumbo una y otra vez en mezquinas lucha internas y que recobró su más alto sentido histórico en la candidatura del doctor Peña Gómez y su plataforma de “gobierno compartido” y su consigna de “primero la gente en 1994 y 1996”, que produjo la reforma constitucional dando pasos concretos en la reforma judicial y en la corrección constitucional de los períodos electorales fraudulentos de la historia dominicana.

Ese partido, el PRD, se encuentra hoy desguarnecido, no por falta de sustentación estadística electoral (es el partido más grande del país) sino por la incapacidad y escasez, pérdida de tino e incuria de gran parte de sus dirigentes. Cuando más necesita el pueblo dominicano de un partido responsable que ejerza la oposición resuelta, que sirva de contrapeso a la actual administración de gobierno, cuando más se requiere un PRD que salga en defensa de los pobres y de la clase media y de los sectores más golpeados por la reforma fiscal, tenemos una lucha fratricida, imposible de explicar con apego a la lógica y el sentido común, en medio de una disputa por el presidencialismo, cuando debe ponerse en primer plano la defensa de los intereses sociales del pueblo dominicano. Este partido que no es de nadie en particular, que es patrimonio de la nación, intervenido por el Estado de forma burda y abierta, requiere de un cambio de dirección y objetivos que supere a los dirigentes más connotados de la actualidad, que los deje atrás e inicie definitivamente su camino hacia el poder, abandonando el individualismo, el egoísmo, las traiciones, los errores garrafales, los acuerdos ocultos y los empecinamientos absurdos que vulneran la unidad necesaria.
Siga Leyendo...

REVISE EL GASTO PÚBLICO, COMPAY...

ANTES DE IMPUESTOS…
Por Ángel Lockward


El Presidente Danilo Medina, según se evidencia, ha encontrado un barco a la deriva. En ese orden, necesita y merece el apoyo de todos. Él dice que requiere de 58 mil millones de pesos en el 2012, según se desprende de su propuesta fiscal, que no es una propuesta integral, puesto que sólo trata los ingresos, sin decir nada de los gastos: El Presidente debe decir, porqué necesita tanto dinero y para qué lo requiere con tanta urgencia.

Se ha dicho que el déficit fiscal de este año alcanzara los 170 mil millones, cuando originalmente estaban previstos apenas 19 mil millones: ¿Cómo llegamos a esa locura, quienes son los culpables? ¿Los causantes de ese desastre son los mismos negociadores?

¿Qué puede hacerse para reducir los gastos, a los fines de que el sacrificio de la gente sea el menor?, por ejemplo: República Dominicana tiene 1,193 funcionarios designados en el exterior, que cuestan al Estado RD$ 2.0 millones al año cada uno, de esos 741 nunca han ido a trabajar y, eso representa RD$ 2,000 millones al año, que se pueden economizar: Centroamérica entera, con siete países, tiene menos de 1,000: Colombia, Chile, Perú y los demás, apenas 300 cada uno.

El Ministerio de Hacienda estimó el “gasto tributario”, léase exoneraciones, en 118,882.7 millones para el 2012; la mayoría, justificadas, como turismo, zonas francas, exportaciones: La Ley 112/00, en ese apartado, representa un gasto de 11,563 millones, empero, hay más de 5,000 millones dados a empresas fantasmas y a concesionarias, con contratos, que el Ministerio de Obras Públicas, con ligereza autorizó, que venden el combustible exonerado, incluso, hay generadoras, que lo venden a las estaciones de gasolina, sin olvidar, el contrabando que entra por Barahona: ahí, hay más de 10 mil millones: eso se resuelve con una simple resolución del Ministro de Industria y Comercio, con una revisión del Ministro de Hacienda.

El Estado tenía, hace “pocos años” 440 mil empleados, ahora hay más de 600 mil y, el trabajo no ha aumentado tanto: ¿por qué tenemos que pagar impuestos para la nómina política del PLD? Este año, la Ley de Financiamiento a los partidos, que no tendrán actividad, representa casi 1,000 millones; eso debe revisarse, aportar sólo para los gastos básicos, ahí ahorra casi 3,000 en tres años.

El Presidente de la República, es el principal Ejecutivo de la nación, nadie debe ganar más que él, ni pensionarse, por encima de él: un simple decreto resuelve eso: Eso, representa cientos de millones al año: el Ejecutivo debe publicar, los sueldos y las pensiones del Banco Central, Suprema Corte de Justicia, La JCE, las Superintendencias, el Banco de Reservas y, en fin, todo el Gobierno y los gastos sociales del Senado de la República, después, proponer los impuestos al pueblo y a los empresarios, para lo que falte. Faltara poco.

En el país hay muchos funcionarios que ganan más que el Presidente de Estados Unidos, más que el Presidente del gobierno de España, que tienen cubiertos por el Estado más gastos que El Rey de España o la Reina de Inglaterra: y, nadie lo sabe; incluso, transfieren las pensiones a las viudas y queridas; los hay, que liquidados con millones, años después, devuelven “las prestaciones laborales” para liquidarse otra vez, con “el nuevo sueldo y más tiempo”, los hay con varios sueldos, aunque la Constitución prohíbe, en su artículo 144, recibir más de uno: eso incluye hasta a los regidores, que son cientos, el desorden es general.

Desde luego, hay que explicarlo: Esta Reforma Fiscal, es exclusivamente para recaudar, pero modifica el régimen del país, en forma absoluta; desaparece el Impuesto a la Vivienda Suntuaria y, aparece, a la propiedad inmobiliaria, pues se sumará “todo lo que tiene cada ciudadano” y de esa manera, casi todos, pagarán, por un solar y una casita o apartamento; si todo lo que tienes, pasa de 5 millones, pagas. Ya no es al lujo, ahora incluye a la pobreza.

El impuesto a la placa, es ahora retroactivo, no sólo al valor del vehículo, pues se cobrara a lo que ya pagaron el “alto impuesto de la primera placa”. Pagarán también las rentistas que viven de los intereses bancarios, los cuales además, han caído drásticamente por la recesión. Y, lo peor, no incluye una amnistía, para arrancar de cero, de manera, que por ahí vienen los abusos y las persecuciones selectivas.
El Presidente prometió al país, en la Cámara Americana de Comercio, que no ampliaría el ITEBIS de 16% a 18%, dijo además que no ampliaría la base, incluyendo los alimentos; si ahora no puede cumplir la promesa bajo la cual la mayoría voto por él, debe decir, porqué.

En fin, Presidente, como usted no es culpable de nada de eso, antes de someter el proyecto, permita que el país se entere de los macos que están en ese hueco: es probable, que muchos, sean los mismos negociadores y, así, no: todo lo expresado, se resuelve con una simple carta suya, puesto que al final de la jornada, usted es el Jefe de la Administración Pública y quien diseña el Presupuesto General.
Siga Leyendo...

lunes, 8 de octubre de 2012

ANTE UNA PROPUESTA ABUSIVA

CUENTAS CLARAS
Editorial de El Nacional


Al advertir que la reforma fiscal propuesta por el Gobierno es insostenible, el Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep) atribuye el grave deterioro de las finanzas públicas al aumento desmedido del gasto público, un tema que el Gobierno ha rehusado incluir entre las causas probables de la debacle financiera.

Aunque las autoridades admiten que el faltante presupuestal se eleva a más de 130 mil millones, sin incluir el déficit cuasi fiscal del Banco Central, no se ilustra a la ciudadanía sobre si esos recursos fueron empleados dentro del esquema de una mejoría en la calidad del gasto o si fueron tirados por la ventana oficial en medio de una juerga dispendiosa.

No hay forma de convencer al sector productivo ni a la población de que acepten cargar con un ramillete de impuestos, sin que el Gobierno siquiera explique el porqué de un déficit tan pronunciado (7% del PIB) si los ingresos han crecido sobre un 10% durante los últimos seis años.

El Conep revela que durante el periodo 2008-2011 el déficit acumulado por el Gobierno central fue superior a los 225 mil millones de pesos, pero el estimado para 2012 será de más de 150 mil millones. Se retorna a la pregunta inicial de por qué se incurrió en dispendio tan descomunal.

El empresariado no debería tener reparos en aceptar o promover un pacto fiscal que también incluya garantía de incremento en las recaudaciones tributarias, pero le asiste derecho, como al resto de la población, a exigir al Gobierno que, además de cuantificar el déficit fiscal, explique a dónde fueron a parar tantos miles de millones.

Las variables ingreso y gasto deben tener la misma categoría de interés y promoción por parte de autoridades y sector productivo, pues de nada sirve que el Gobierno, mediante una caterva de impuesto, disminuya el desajuste fiscal, sin antes establecer o precisar las razones de un desorbitado nivel del gasto público.

A pesar del dispendio que refleja un déficit medido en términos absolutos en más de 150 mil millones de pesos, el índice de competitividad de República Dominicana fue uno de los peores del mundo y la educación ha ido de mal en peor, sin que tampoco se registre un incremento del empleo digno o productivo.

El presidente Danilo Medina está compelido a contar todo lo sucedido alrededor de ese dispendio en el gasto que prevaleció durante la Administración anterior y con más crudeza durante el más reciente periodo electoral. Las cuentas claras se reputan también como cuentas completas.
Siga Leyendo...