sábado, 31 de marzo de 2012

FOGARATÉ

¡CUÁNTA DECEPCIÓN!
Por Ramón Colombo

A Guillermo, Max, Julián, Eduardo e Ismael. Deben saber, si no les han llegado los rumores, que muchísima gente decepcionada (más de la que suponen) echa chispas contra ustedes por no haber sido capaces de unirse, reiterando así la inmadurez, el subjetivismo y esa aberrante carencia de visión histórica profunda que los partidos “progresistas” (valen hoy más que antes las comillas) han mostrado en todos los procesos electorales. Y les mandan a decir conmigo (mirando hacia el resto de América Latina) que lamentan sinceramente que sean tan atrasados.

NOTA DEL EDITOR: Todos quieren ser jefes, o nada. ¡Qué balsa de inútiles, miopes y más del montón! Es una de esas tradiciones de los llamados "progresistas" dominicanos que viene desde el comienzo de la izquierda, comenzando con el 1J4, que fracasó por las burradas de sus dirigentes ambiciosos, pretenciosos, prepotentes, desfasados de la realidad y cuyos cuadros sobrevivientes todavía hoy día son incapaces de ponerse de acuerdo hasta para decidir dónde van a hacer un monumento a sus caídos. ¡Cuántos mojones! ¡Quién va a seguir una camada de estúpidos, ineptos, incapaces, llenos de aire caliente!
Siga Leyendo...

viernes, 30 de marzo de 2012

CONDECORAN EN CUBA AL PERIODISTA DOMINICANO FÉLIX JACINTO BRETÓN

Le entregan la Distinción Félix Elmuza, la más alta que se le concede a un periodista extranjero

BAYAMO, Cuba.-El periodista dominicano Félix Jacinto Bretón, quien es nativo de un campo de la provincia Espaillat -aunque lleva varios años residiendo en Santiago de los Caballeros- acaba de recibir en Cuba la Distinción Félix Elmuza, a propósito de celebrarse recientemente el Día de la Prensa Cubana.

El reconocimiento se hizo durante un solemne acto celebrado en la Casa-Museo Carlos Manuel de Céspedes, ubicado frente al parque que honra la memoria de este ilustre cubano. Se reconocieron otros cuatro periodistas de esta ciudad, que se localiza a 127 kilómetros de Santiago de Cuba.

Bretón se convirtió en el segundo comunicador quisqueyano que recibe esta condecoración. El primero lo fue su compueblano José Rafael Vargas, lo que ocurrió hace ya varios años cuando era periodista activo. Hoy Vargas es senador de la República.

El 10 de diciembre de 1979, por el Decreto Ley 30, el Consejo de Estado creó la Distinción Félix Elmuza, la máxima condecoración que se otorga a propuesta de la Presidencia de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) a los periodistas nacionales o extranjeros que hayan obtenido méritos para ello.

Se toma en cuenta básicamente, para ser acreedor de esta distinción, una destacada labor profesional durante quince o más años de servicio y realizar aportes importantes al periodismo, con investigaciones y otros trabajos dedicados al ejercicio de la profesión o a su enseñanza, que le hayan merecido premios o reconocimientos nacionales e internacionales.

También que haya promovido relaciones de amistad y colaboración entre la UPEC y los periodistas cubanos con sus colegas y organizaciones de otros países y haber realizado en el exterior una obra periodística relevante que refleje la realidad de Cuba, entre otros meritos y acciones.

Las palabras, a nombre de los demás homenajeados, estuvieron a cargo del comunicador dominicano, quien agradeció la iniciativa de la UPEC de entregarle la Medalla Félix Elmuza.

Dijo que siempre ha sido un defensor de Cuba y su Revolución pero que eso lo hace por convicción y no esperando ningún reconocimiento “porque cada ser humano consciente debe ser solidario con una causa tan justa y humana como la cubana”.

“La alegría que me embarga y el regocijo que siento, no es solo por este reconocimiento, que con toda la humildad del mundo recibo -aunque a lo mejor sea hasta inmerecido- sino, porque estoy celebrando el Día de la Prensa Cubana entre los verdaderos herederos del Apóstol José Martí”, proclamó Bretón al recibir la Distinción.

También se refirió al caso de los Cinco héroes cubanos presos en los EEUU, esto es René, Gerardo, Antonio, Ramón y Fernando, diciendo que con estos “nuevos mambises del Siglo XXI se comete una injusticia” y exigió su puesta en libertad a las autoridades norteamericanas.

En otro aspecto precisó, con dramáticas palabras, que recibía esta distinción…pero considera que quien verdaderamente merece que se le reconozca, se le premie y se le condecore “es al heroico y valiente pueblo cubano, porque ha sido capaz de resistir durante más de 50 años el más criminal e injusto bloqueo que recuerde la historia de la humanidad”.

“Un pueblo que ha soportado todas las limitaciones inimaginables y ante que rendirse, doblegarse o retroceder, se yergue orgulloso cada día más defendiendo con más ardor y entereza su bandera, los principios y las conquistas alcanzadas a partir de 1959”, significó con vibrantes palabras.

El periodista Bretón compartió el reconocimiento con todos los dominicanos que son solidarios con la Revolución cubana y cerró definitivamente su intervención citando, al que dijo, es uno de sus poetas preferidos, Bonifacio Byirne, quien escribió: Si deshecha en menudos pedazos/ llego a ver la bandera algún día/nuestros muertos alzando los brazos/la sabrán defender todavía.

Siga Leyendo...

miércoles, 28 de marzo de 2012

CORRUPCIÓN Y LATROCINIO

HAITÍ COMO NEGOCIO
Juan Taveras Hernández
Juanth04@gmail.com

El pueblo haitiano “parece destinado por la providencia” a pagar con creces su origen africano y su decisión de enfrentar a los blancos, franceses, españoles, británicos y norteamericanos. En Haití se hizo, como dijera Juan Bosch en su obra Composición Social Dominicana, y Piero Gleijeses, en La Esperanza Desgarrada, “una guerra social, de esclavos contra amos; una guerra racial, de negro contra blancos y una guerra de liberación nacional”. Fue en Haití donde Napoleón, nos recuerda el historiador italiano Gleijeses, sufrió su primera derrota.

La historia de Haití es una historia de saqueo, de explotación, de miseria, de muerte y de olvido, donde hasta la naturaleza se ha ensañado en su contra.

El 12 de enero del 2010 un sismo de 7 grados en la escala de Richter devastó el país provocando más de 300 mil muertos, 350 mil heridos y un millón 500 mil sin hogar. No ha sido éste el primer terremoto grande. El 18 de octubre de 1751 se produjo el primero, luego el 3 de julio de 1770 de 7.5 grados, que no produjo daños tan demoledores porque eran otros tiempos, sin grandes concentraciones humanas.

Otros terremotos de dictadores depredadores y asesinos han abatido al pobre pueblo haitiano, cada vez más solo, cada vez más indefenso, cada vez más marginado, cada vez más ignorado, cada vez más saqueado.

Cuando se produjo el terremoto del 12 de enero, Puerto Príncipe, la capital haitiana, quedó, como gran parte del país, destruida. El panorama era dantesco. Los muertos incontables. Los heridos y desaparecidos por igual. Aquello era desolador. Partía el alma y estrujaba el corazón ver aquel drama humano.

El gobierno de la República dominicana fue el primero en acudir a la cita solidaria con recursos humanos y materiales. Los reconocimientos no se hicieron esperar. Por un momento me sentí orgulloso del presidente Leonel Fernández y de sus funcionarios, así como de empresarios que sin pedir autorización corrieron a extender la mano amiga a un pueblo que moría de hambre y de sed.

Pensé que la condición humana había prevalecido, que la sensibilidad humana había estremecido la conciencia de todo el pueblo dominicano incluyendo la del gobierno. Sin embargo, todo parece indicar que no fue así, que en realidad muchos vieron, en la tragedia haitiana, una posibilidad de hacer grandes negocios. ¡Y lo hicieron! ¡Pregúntele a Félix Bautista que lamenta que no le hayan dado “Haití completo para reconstruirlo”!

Sobre 325 mil cadáveres, 350 mil heridos, un millón 500 mil sin hogar, con la sangre corriendo como río por las calles desoladas, con el llanto de los huérfanos y los gritos de las viudas formando mares de dolor y de luto, funcionarios y empresarios vieron el negocio, vieron la manera de aumentar sus fortunas.
¡Reconstruir Haití sería el negocio del siglo! Cientos, tal vez miles de millones de dólares habría que buscar para levantar a Puerto Príncipe de sus cenizas, al igual que el resto del país.
Los hechos no me desmienten. Haití se convirtió para una parte de los funcionarios del gobierno y algunos empresarios, en un gran negocio. (En el sector de Alameda, en Santo Domingo, reside un ex funcionario haitiano en una casa espectacular, de dos piscinas, que le regaló el gobierno como pago por sus servicios de cabildeos y tráfico de influencias)

El pueblo dominicano no le regaló ninguna universidad al pueblo haitiano. Esa obra formó parte de los negocios turbios de gente del gobierno o ligada al gobierno. Esa obra, como muchas otras, está marcada por la corrupción de la mafia que gobierna y dirige el país desde hace ocho años.

Si después del sismo del 12 de enero del 2010 me sentí orgulloso por la solidaridad que mostró el gobierno ante la tragedia haitiana, ahora me siento avergonzando y triste, porque Haití, tras el terremoto, no debió ser un negocio para los dominicanos, Haití debió ser una estaca clavada en el corazón de los dominicanos.

Siga Leyendo...

CORRUPCIÓN Y LATROCINIO

FÉLIX BAUTISTA: EL ARTE DE BAILAR EN TODAS LAS FIESTAS
Por Sara Pérez

El Senador de la República, Félix Bautista, cortina, sombrilla, taparete, escudo, trinchera y parapeto, podría considerarse como el ejemplo más acabado de superación personal que hay en la República Dominicana.

Todos los sicarios, asaltantes callejeros, estafadores de pequeña monta, ladrones de medio pelo, microtraficantes, vendedores de crac, cocaína o cemento para oler, delincuenticos sin visión, ni futuro y lúmpenes de orilla, pueden encontrar inspiración en las ejecutorias de este pro-hombre de la patria democrática y el Nueva York Chiquito, que debe servir de modelo para quienes a veces se desesperan por lo que tarda en llegar el progreso.

Félix Bautista, hoy con intereses conocidos en República Dominicana, Panamá, Haití y Perú, donde ayudó a financiar unas elecciones, es el epítome del sueño dominicano, un hombre poderoso, rico y distinguido, que se hizo a sí mismo de la nada, con el único talento y el único negocio de pertenecer a un partido y teniendo como único capital originario, la amistad desinteresada de un presidente espléndido con sus amigos, familiares, clientes y socios.

Desde la más esmirriada modestia, este señor, que se desempeñaba como sastre en San Juan de la Maguana, donde con frecuencia las solicitudes de servicios no debían ser para confeccionar trajes a la medida, sino para coser parches, ha evolucionado hasta ser hoy, sin tener que recurrir a los temibles riesgos de la delincuencia de crónica roja, un boyante potentado de la construcción, bienes raíces y otras inversiones de naturaleza, procedencia y destino no siempre identificados, pero ese es un detalle que no importa

El caballero, en 1996, declaró un patrimonio ascendente a algo más de medio millón de pesos y en el 2010 reconoció la posesión de bienes por 16 millones de pesos, pero sus compañías han hecho inversiones por valor de 233.6 millones de dólares, que tal vez fueron sacados de las reservas del banco que maneja las cuentas del genio de la lámpara de Aladino, porque para tener un total absoluto de 16 millones de pesos y disponer de 233.6 millones de dólares, se necesita por lo menos un poco de magia. Y de la instantánea. De dar por cierta la declaración jurada del 2010, don Félix ha conseguido el grueso de su fortuna en los últimos dos años y se le nota un poco tartamudeante explicando un caso tan extraordinario, sin darse a entender de ninguna forma.

Pero la magia y sus misterios no fueron los ingredientes más escasos en el proceso mediante el cual un insolvente se convirtió en magnate, como socio mayoritario y casi absoluto de tres empresas, Hemisferco-Panamá, Inmobiliaria y Constructora Rofi y la Constructora Hadom-Haití, que tanto han dado de qué hablar en el país vecino en los últimos días, aunque en el nuestro, las referencias al caso se han administrado en la prensa tradicional, con la discreción y prudencia que aconsejan el nivel de libertad de prensa que se disfruta en el país.

Ahora, don Félix está como el Rey de Arabia Saudita, que no sabe con certeza a cuánto asciende su fortuna y no solo es un exitoso empresario que rompió récord en la acumulación de capital al vapor, sino que entre sus trabajos también se encuentra el apreciable aporte cívico de contribuir a hacer las leyes que nosotros tenemos que cumplir.

Su vida es un inspirador ejemplo de que no importa caerse, sino levantarse. El señor Secretario de Organización del partido en el gobierno, estuvo preso en Najayo, acusado por una estafa de más de 50 millones de pesos por la sobrevaluación de la carretera San Juan-Vallejuelo. El desagradable percance lo sufrió durante el último gobierno del PRD, pero el caso acabó desestimado y con don Félix en la calle, aunque de los 50 millones no se volvió a saber nada.

Este honorable Senador de la República, jugó un papel estelar en la concertación del convenio por 130 millones de dólares con la Sun Land Corporation, sin pasar por el Congreso y violando el artículo 37 de la Constitución –seguro que con la buena intensión de agilizar- y desatando un escándalo que no se detuvo ante las puertas del despacho del Presidente Leonel Fernández, como tampoco se detiene Félix Bautista, que, considerado por el primer mandatario como “un hijo”, no se sabe en qué medida es también un socio.

El expediente de este caso fue sometido a la justicia, pero tampoco prosperó, se supone que por discreta intervención del Poder Ejecutivo, que posteriormente movió sus hilos para destituir a los tres jueces de la Suprema Corte de Justicia que pusieron objeciones al fallo para desestimar el proceso.

Cuando dirigió la Oficina Fiscalizadora de Obras del Estado, tuvo la alegre oportunidad de asignarle a sus empresas y a las de allegados tan cercanos que cualquiera los confunde con él mismo, diversas obras, por valor de miles de millones de pesos, en maniobras que prueban su amplitud de criterio y su falta de prejuicios a la hora de auto asignarse –con la anuencia del Poder Ejecutivo- obras que él debía supervisar.

Al frente de la Remodelación de los rimbombantes parqueos de Bellas Artes, don Félix acabó gastando del presupuesto nacional 1,330 millones de pesos, casi el doble de los 700 millones presupuestados, con lo que cada uno de los parqueos habilitados en esa instalación costó 597 mil, 783 pesos.

No faltaron los envidiosos que consideraron la iniciativa como una leonelada típica de Balaguer: gastar descomunalmente en lo accesorio, en la fachada, en el cascarón, no invertir en lo medular, porque el objetivo no era desarrollar el arte, sino enriquecer al contratista que pegara bloques y repartiera dividendos con el palacio.

A veces ocurren tropezones, pero por suerte y con todos los resentidos que abundan, el nuestro es un ambiente comprensivo, flexible, curado de espanto, donde nada tiene demasiada trascendencia y todo se lava y entierra en un par de días.

Don Félix bailó en el expediente del narcotraficante Figueroa Agosto, a una de cuyas empresas, manejada por Mary Peláez, le concedió de grado a grado, contratas por valor de 16 millones de pesos, que no fueron cumplidas a cabalidad por la compañía contratada, a pesar de que Bautista insistió en que sí y el gobierno pagó lo estipulado. Un grupo de abogados ha solicitado formalmente al Ministerio Público una investigación sobre los vínculos del senador con Figueroa Agosto.

Pero quien trabaja duro cosecha sus frutos. Allegados de Bautista asignaron a una empresa relacionada con Bautista la construcción de la universidad que República Dominicana donó a Haití y Haití, que tiene sus limitaciones para muchos que no son tan visionarios, ha sido una especie de minas del Rey Salomón para un empresario emprendedor que ve el vaso medio lleno, cuando otros lo ven casi vacío.

Tras el desastre del terremoto del 2010, don Félix y otros dominicanos solidarios, conmovidos ante la catástrofe y las dantescas visiones de la muerte, la miseria y la corrupción trabajando juntas, se abalanzaron en picada sobre Haití, para ayudar al hermano pueblo en su desgracia. Bautista se sacrificó aceptando unas contratas por valor de 385 millones, 78 mil, 535 dólares con 63 centavos.

Pero nunca falta un pelo entre el sancocho. Ahora hay una Comisión de Auditores en Haití que, como parte de la investigación que se está haciendo sobre el uso de millones de euros provenientes de donaciones internacionales, recomienda la suspensión de las contratas de Bautista, porque los contratos y las empresas contratadas parecen haber pasado por alto algunos pre-requisitos legales.

Sin embargo, el conflicto lleva camino de resolverse. Ya saltó un primer ministro haitiano que muy amablemente ha negado que su dimisión se deba a presiones del gobierno dominicano, disgustado con las inoportunas averiguaciones que se están haciendo en Haití y el Presidente Martelly visitó República Dominicana y se reunió con el Presidente Fernández para firmar varios acuerdos de cooperación y ser condecorado con la máxima distinción que otorga el gobierno dominicano a un mandatario extranjero, la Orden del Mérito de Duarte, Sánchez y Mella, en el grado de Gran Cruz Placa de Oro. Creo que ninguno de los tres padres de la patria se ha sentido tan cómodo en ningún pecho, como en el que ha ofrecido esta fraterna ocasión.

El senador Bautista sigue bailando en el medio. Me pregunto qué habremos hecho para merecer la distinción de tener a tan brillante representante a nuestro servicio. Inclinémonos reverentes ante esta figura. Es un valor de los que verdaderamente promueve el palacio y al que hay que imitar.
Siga Leyendo...

martes, 27 de marzo de 2012

FÉLIX BAUTISTA EN LO SUYO


Wao! Ahora le dicen el pulpo Félix, pues dondequiera que hay un lío de dinero mal habido, aparecen sus manos.
Siga Leyendo...

lunes, 26 de marzo de 2012

PULSO POLÍTICO

¿CUÁL ES LA DIFERENCIA DEL GOBIERNO DE HIPÓLITO MEJÍA Y EL DE LEONEL-DANILO?
Dr. Ramón Ceballo
raceballo@yahoo.com

Con el interés de ilustrar mejor a nuestros amigos lectores, he decidido dar a conocer algunos aspectos que marcan una clara diferencia en la visión y el manejo de la administración pública durante la gestión que ha encabezado el presidente Dr. Leonel Fernández, Danilo Medina y los funcionarios del gobierno del Partido de la Liberación Dominicana frente a la gestión administrativa llevada a cabo durante el periodo que estuvo al frente de los destinos del país el presidente Hipólito Mejía.

Es mi intención analizar en base a datos y estadísticas, renglón por renglón cada una de las políticas, las acciones, los gastos, los ingresos, las inversiones y los precios de los diferentes servicios que ha recibido el pueblo dominicano en los últimos 12 años.

Para esto es necesario resaltar, además, la valoración que tienen algunos organismos internacionales, acerca de la función pública durante estos primeros años del siglo 21, época conocida como el “periodo de la cibernética”, lo que facilita que los ciudadanos tengamos mejores posibilidades de obtener informaciones y conocer lo que ocurre alrededor del mundo en tiempo record.

Las diferencias en el desempeño de las funciones y el costo de los servicios de ambos gobiernos son claramente notables, a pesar de la política que ha llevado el gobierno del PLD, encabezado por el Dr. Leonel Fernández y Danilo Medina para producir una manipulación de las informaciones, usando, para lograr ese objetivo, abusivamente los recursos del Estado y los medios de comunicación.

Desde el comienzo de este análisis comparativo los amigos lectores podrán comenzar a darse cuenta de la gran diferencia de un gobierno que solo sabe mentir, pero que la magia para continuar ocultando la realidad por la que vive el pueblo dominicano ya se le terminó al “Cartel Morado”.

Los siguientes son datos que resultan irrebatibles por los funcionarios de este gobierno, el cual pretenden continuar usando como relevo al Lic. Danilo Medina, para seguir llenando de miseria al pueblo dominicano.

En cuanto al total de empleos que actualmente hay en las Zonas Francas Textiles de la República Dominicana, durante el gobierno que encabeza el Dr. Leonel Fernández, Danilo Medina y el PLD es de apenas solo 41,882, mientras que durante los 4 años que ocupó la presidencia de la República el gobierno del Ing. Hipólito Mejía (PRD) era de 131,978.

Las evaluaciones que hace todos los años el Fondo Económico Mundial a los 142 países que hay en el mundo, ubica a la República Dominicana en el Índice de Competitividad durante este período de gobierno que encabeza el Dr. Leonel Fernández, Danilo Medina y el PLD, en la ridícula posición de ser el último de la lista, es decir ocupar el puesto número 142, mientras que durante el gobierno del presidente Hipólito Mejía se mantuvo en la posición número 62.

El mismo informe señala que durante los últimos 8 años la Confianza en el cumplimiento de las funciones que le corresponden realizara la Policía Nacional, de los 142 países analizados durante esta gestión gubernamental que encabeza el gobierno Leonel, Danilo y PLD ocupamos la posición 142, mientras durante el Gobierno que presidio el presidente Hipólito Mejía ocupamos el numero (PRD)67.

En cuanto a la Situación del Crimen Organizado del total de los 142 países analizados, en los que está dividido el mundo el gobierno del presidente Dr. Leonel Fernández y el continuador de su obra, Danilo Medina y el PLD nuestro país está ocupando la posición número 113, mientras que durante el gobierno del presidente Hipólito Mejía el mismo organismo que hace ese análisis anual lo colocaba en la posición número 53.

En cuanto a la Calidad de la Educación Primaria de los 142 países analizados durante el periodo que ha estado al frente del gobierno el Dr. Leonel Fernández, Danilo Medina y el PLD, la República Dominicana está ocupando la posición 140, mientras que durante el Gobierno del período 2000-2004 encabezado por Hipólito Mejía y el (PRD) estábamos ubicado en la posición número 90.

Ahora bien, es bueno señalar que para poder mantenerse desinformando, y justificando lo injustificable, el gobierno que encabeza Leonel Fernández, Danilo Medina y demás funcionarios peledeístas, han usado la Propaganda y la publicidad como medio para justificar lo que hacen, por esa razón los gatos de publicidad de este pobre gobierno leonelísta-danilísta es de unos $5,900 millones anualmente, mientras que el gasto en publicidad durante el Gobierno del presidente Hipólito Mejía y el (PRD) era apenas de unos RD$885 millones.
Siga Leyendo...

domingo, 25 de marzo de 2012

PULSO POLÍTICO

LAS ELECCIONES DOMINICANAS, SEGÚN BROUSSONET
Por Luis R. Decamps R. 

Una vez más ha estado de visita en el país durante varios días, el acreditado politólogo franco-belga Jean Jacques Broussonet, y -como de costumbre- se reunió con algunos de sus amigos para, según sus propias palabras, “compartir informaciones y reflexiones” sobre la situación política “ahora que la República Dominicana se encuentra de cara a unas elecciones que lucen cruciales para el destino inmediato de su democracia”.

En el marco de las fascinantes pláticas que se desarrollaron con el profesor Broussonet, tuvimos la oportunidad de cavilar y debatir alrededor de singulares y provocadoras ideas, en lo atinente al proceso electoral dominicano en marcha (casi todas formuladas por el distinguido pensador europeo), y nos ha parecido interesante (por supuesto, contando con la debida autorización de aquel) airear algunas de ellas, si bien fragmentariamente, a través de estas glosas.

“La República Dominicana”, comenzó planteando Broussonet, “tiene actualmente el aparato de clientelismo político más grande de todo el planeta, en términos relativos, pues beneficia de manera personal y directa, con fondos del erario, a 1,840,000 individuos (sumando la nómina pública y las de los ´programas sociales´), que de un universo de votantes que asciende a 6,504,943, representa un 38.3 por ciento (%), una vez se descuenta el promedio de abstención de las últimas cuatro elecciones (26%). Esta forma de usar el dinero del contribuyente para fines electoralistas, no tiene precedentes en el mundo, sin importar la época histórica”.

“Tal aparato de clientelismo político (copiado del modelo brasileño, pero sin las virtudes socialmente liberadoras de éste)”, continuó diciendo el reputado intelectual, “es lo que explica la fortaleza electoral del PLD (un partido sin historia de combatividad, sin referencias democráticas claras, de escasa conexión emocional con la gente sencilla y, además, filosófica y orgánicamente desfasado, puesto que exhibe un liderazgo providencialista, un pensamiento doctrinal, emparentado con el neofascismo, y todavía reivindica el concepto leninista de “disciplina”, en tanto fuente de dirección vertical y de élite “pensante”), a pesar de que las dos últimas administraciones del doctor Fernández, según testimonian múltiples organismos internacionales, han roto todos los récords internos en materia de dispendio, ineptitud, corrupción, inseguridad ciudadana, falta de transparencia y manejo mentiroso de las estadísticas estatales”.

“Más aún”, insistió Broussonet, “el alto liderato del PLD (incluido el doctor Leonel Fernández, un absurdo dirigente mesiánico del siglo XXI, que exhibe un discurso a favor de los pobres, pero que, en lo fundamental, es el líder de los ricos, de los beneficiarios de la corrupción -pública y privada- y de la derecha mas rancia del país), se amamanta en ese aparato clientelar con particularidades muy propias: aparte de que ha aplicado concientemente el “librito de Balaguer” (discurso que niega la realidad, manejo fraudulento de las estadísticas, mega obras, como fuentes de “acumulación originaria” y financiamiento electoral, paternalismo gubernamental, uso descarado de los recursos del Estado para propósitos partidistas, permisividad frente a la corrupción, etcétera), cuando menos las dos terceras partes de su base socio-política son de procedencia no peledeísta: balagueristas desamparados, lùmpenes barriales, “yuppies” (acrónimo pluralizado en inglés que designa a profesionales urbanos de entre 20 y 40 años, ávidos de nombradía y riqueza rápida), intelectuales conservadores y ex izquierdistas”.

“En otras palabras”, acota el letrado franco-belga, “no exageran los que han afirmado que el PLD es un proyecto en marcha de partido de Estado (tipo los de la vieja Europa del este) o de partido-corporación (tipo nacional-socialismo alemán o fascismo italiano) que tiene al gobierno como manantial de alimentación y plataforma de funcionamiento. Pero hay que agregar algo más: el peledeìsmo opera también en estos momentos, como una gran empresa política, económica e ideológica por acciones que, con rasgos y visión estratégica de monopolio, genera riquezas por diferentes vías, reproduciendo los peores referentes de la sociedad, mantiene una voluminosa militancia parasitaria, y está dirigida por una élite de nuevos potentados que se pelean sigilosamente por los cuantiosos privilegios que reditúa el ejercicio del poder. Es, por consiguiente, un partido que encarna, en términos históricos, si hacemos caso omiso a las confusiones que puedan existir hoy día al respecto, la opción política corporativista (en su vertiente neoliberal y neofascista) por oposición a la opción popular y humanista”.

“No se debe olvidar”, añade Broussonet, “que en política la visión corporativista del desarrollo social (autoridad estatal casi sin grietas, fuerte base financiera, apabullante parafernalia pública y control de la propaganda, la percepción y la “conciencia”), tiende a crear en principio, un estado de adormecimiento general (“mentid, mentid, que algo queda”, o “lo real no es el hecho sino la percepción”) y de apoyo por omisión que raya en el totalitarismo popularmente consentido, pero que a la postre genera por si mismo, un despertar colectivo en forma de indignación y rabia que, aunque en principio subterráneo (por el miedo de la gente a la represión o a la pérdida del beneficio de que goza por obra y gracia del Estado), termina haciendo añicos todo el ordenamiento creado bajo sus providencias y dictados. Esto es lo que enseña la historia, no otra cosa, y no hay razón para suponer que no ocurrirá lo mismo con el proyecto corporativista del PLD”.

“Ahora bien, ¿qué es lo que ocurre? ¿Por qué los pueblos terminan abominando de semejante visión del desarrollo social?”, se pregunta Broussonet, y de inmediato se responde: “Lo que acontece es que si algo no pierden nunca los pueblos (sin importar lo que se les de, ofrezca o machaque), es su instinto de supervivencia, y por eso, cuando reparan en que los proyectos corporativistas (aún con su inmenso aparato clientelar), se constituyen en tomaduras de pelo frente a sus verdaderas realidades materiales (la percepción, obviamente, se impone sobre los hechos sólo de manera temporal) y en una amenaza a la existencia misma de la nación (“el poder corrompe, y el poder absoluto corrompe absolutamente”), la conspiración y la deserción crecen como la verdolaga: es la consumación del viejo dicho de que “lo mucho hasta Dios lo ve”, pero en estos casos como repuesta popular sabichosa”.

“Por otra parte”, sigue diciendo el politólogo franco-belga “tampoco se puede olvidar que los proyectos corporativistas históricamente tienden al totalitarismo en términos políticos, económicos, culturales e ideológicos (subordinación de los poderes públicos y los órganos de control estatal a la voluntad partidaria o personal asentada en la sede del Ejecutivo, señorío mediático-cultural, invasión de la estructura económica con nuevos agentes vinculados al partido de gobierno, etcétera), y semejante sesgo inevitablemente termina enfrentándolos con la parte no sumisa de la partidocracia, con importantes sectores productivos (que ven en el pluralismo y la alternabilidad, los más sólidos pilares de la estabilidad social y, por lo tanto, las mejores garantías de sus inversiones y expectativas de avance), y con la clase media profesional e intelectual no incorporada al modelo de dominación establecido”.

“De ahí”, enfatiza Broussonet, “que si vemos bien las cosas, la fortaleza de hoy del PLD (sustentada en los recursos públicos y en el bombardeo publicitario), será su gran debilidad del mañana inmediato: al ser un organización de mentalidad corporativista que carece de límites morales y que, por ello mismo, en el fondo desprecia a la gente simple de carne y hueso (a la que entretiene y burla con migajas de la riqueza estatal), la rebelión de esta última contra ella será inevitable, y para fines prácticos, la misma se habrá de conjugar con la postura levantisca de los sectores ya mencionados para crear, formal o informalmente, un gran frente de oposición real: los ejemplos a este respecto, valga la insistencia, abundan tanto en la historia europea como en la americana, desde el partido NAZI de Alemania, hasta el PRI de México”.

“Desde luego, los enfrentamientos del tipo reseñado”, asegura el profesor Broussonet, “siempre terminan generando grandes polarizaciones sociales, económicas, culturales y políticas, aunque para el observador, la más evidente y brutal habitualmente, es la que se produce en el último terreno (dominado y regentado por los partidos y sus liderazgos): de un lado, los beneficiarios directos e indirectos del proyecto corporativista, y del otro lado, los excluidos y los críticos morales. A la larga, esa es la esencia de la batalla, sea de carácter electoral o sea de cualquier otra índole: el encaramiento simple de ´los de arriba´ contra ´los de abajo´, en la estructura política del Estado”.

“Naturalmente”, precisa el educador del viejo continente, “si esa batalla es puramente electoral, el partido que representa al status con regularidad, tiene las de perder, y no solamente porque marcha a contracorriente de la historia y los anhelos populares (por más grande que sea el aparato clientelista, nunca puede compensar a la mayoría de la población y, además, es inevitable que cree, dentro de sus favorecidos, un mudo sector de descontentos e insatisfechos, integrado por los que se consideran merecedores de mayores mercedes), sino también porque la inclinación al cambio (y esto no debe olvidarlo ningún analista u observador político), es una categoría histórica inherente a voluntad social, cuando hay una atmósfera de polarizaciones”.

A ese respecto, la consideración nodal de Broussonet sobre las elecciones nacionales, es clara y terminante: “La República Dominicana se encuentra en estos momentos, dentro de esa vorágine de polarizaciones (que constituye una seria amenaza para la democracia, porque el poder intenta reproducirse y perpetuarse con base en el dinero, la alineación publicitaria y la fuerza logística del Estado, debilitando la institucionalidad y yugulando los espacios de pluralidad y contrapeso), en un ambiente de grandes carencias y descontentos populares (certeramente colocados por la oposición en el centro del debate público, con la consigna paternalista pero reivindicadora de “!Llego papá!”), y de notoria y peligrosa precariedad en el arbitraje institucional (JCE y altas cortes controladas por el partido de gobierno). La situación no puede, pues, ser más explosiva, y de ella tienen clara conciencia los sectores que con regularidad deciden los procesos electorales”..

Siga Leyendo...

sábado, 24 de marzo de 2012

EL CARDENAL, AGRIPINO Y “LOS BOMBEROS” DE JUAN BOLÍVAR

Por Roberto Rodríguez
aguaitando.blogspot.com

A propósito del proceso electoral que vive el país, hay que ponerle atención a ciertas situaciones que se plantean con un supuesto propósito de conveniencia colectiva, cuando en el fondo no tienen otro objetivo que el encubrimiento de acciones deshonrosas y deplorables.

Es decir, como lo señalaba Carlos Marx, en su libro El 18 Brumario de Luis Bonaparte: “Hegel dice en alguna parte que todos los grandes hechos y personajes de la historia universal aparecen, como si dijéramos, dos veces. Pero se olvidó de agregar: una vez como tragedia y otra vez, como farsa”.

Eso --y no otra cosa--, es lo que podrían estar escondiendo las continuas intervenciones del Cardenal López Rodríguez en los asuntos propios de los participantes del circo electoral, y en la que el representante máximo de la iglesia católica en el país parece no querer quedarse sin ser parte de la payasada. Claro con un objetivo muy bien definido, el cual podríamos ver más adelante.

Para ello debemos remontarnos a la traumática e inolvidable noche del 14 de mayo de 1974, cuando la hueste reformista quiso poner fin a una jornada larga y dolorosa de represión contra la oposición electoral al tirano Joaquín Balaguer, representada en el poderoso Acuerdo de Santiago que tenía contra las cuerdas al régimen de oprobios que vivíamos desde 1966 y que llevaba como candidato presidencial a Antonio Guzmán Fernández.

Ha de recordarse que esa acción, ocurrida en San Rafael del Yuna, provincia La Altagracia, puso en peligro la vida del candidato presidencial opositor, quien milagrosamente logró escapar ileso de un ataque despiadado a tiros en contra de una caravana que anunciaba el cierre de la campaña.
Eso trajo como consecuencia la irrevocable decisión del Acuerdo de Santiago de retirarse de los comicios a celebrarse el 16 de ese mes, apenas dos días después. Para entonces, Juan Bolívar Díaz --que era analista político del desaparecido vespertino última Hora--, escribió un artículo titulado “Los Bomberos”, el cual se negaron a publicar los ejecutivos del diario, pero que vio la luz pública en la contraportada de una edición extra que trabajamos para el día 15 en el también desaparecido vespertino La Noticia.

En ese histórico e irreverente análisis, Juan Bolívar enrostraba a Rafael Herrera, director entonces del matutino Listín Diario y al obispo Hugo Eduardo Polanco Brito, la condición de “bomberos” que sólo accionaban cuando el fuego tocaba los intereses del gobierno, pero no así cuando la víctima era la oposición. Esto porque tan pronto el Acuerdo de Santiago anunció su decisión de retirarse de los comicios, ambos personajes aparecieron como mediadores para tratar de convencer a los líderes de ese movimiento, encabezado por el doctor José Francisco Peña Gómez, a que desistiera del retiro.

Juan Bolívar era certero en las precisiones y razones que enarbolaba para acusar de “bomberos” a Herrera y Polanco Brito, porque en todo el trayecto de la campaña, a pesar de las continuas agresiones contra las manifestaciones de los acuerdistas y la persecución y apresamiento de muchos activistas, nunca abrieron la boca para reclamarle a Joaquín Balaguer que moderara a sus perros de presa.

Viene a colación el asunto, porque, como referimos al principio citando a Carlos Marx, nueva vez la historia se repite y ahora vez como farsa, con las intervenciones, en sus respectivos escenarios, de Agripino Núñez Collado y el cardenal López Rodríguez en cada una de las situaciones que no convienen al oficialismo.

Ya vimos la participación directa que tuvieron estos dos siniestros personajes en la “solución” del conflicto con el centro de cómputos de la Junta Central Electoral, que de paso fue creado por el propio presidente de esa institución, Roberto Rosario, un descarado cuadro político del oficialismo que actúa sin parar mientes en sus bajezas e irresponsabilidades, adornadas con una arrogancia y prepotencia que le delatan en su parcialidad.

Ahora es López Rodríguez, cuando observa que al oficialismo lo están pegando a la pared en las denuncias de la oposición y la sociedad civil con razonables sospechas de corrupción en muchas dependencias y funcionarios oficiales.

En esa jornada de denuncias se incluye al candidato presidencial Danilo Medina, puesto en evidencia por haber plagiado su tesis de grado como economista y el reclamo para que explique la procedencia de la fortuna que le permite llevar una vida de rey, sin que se le conozcan otras fuentes de ingresos que la que tuvo siendo Ministro de la Presidencia de 2004 hasta el 11 de julio de 2006, cuando presentó renuncia. Ya en el período 1996-2000 había desempeñado las mismas funciones, en la que creó mecanismo de manejos de fondos fraudulentos que costaron al Estado miles de millones de pesos de los contribuyentes y que terminó llevando a la cárcel a varios compañeros suyos de partido.

Lo mismo ha sucedido con la candidata vicepresidencial oficialista, Margarita Cedeño de Fernández, nada menos que la esposa del presidente actual, Leonel Fernández, a quien públicamente se le ha cuestionado por una serie de acciones que se le atribuyen que van desde el manejo –sin mínima transparencia—de un presupuesto de 700 millones de pesos que administra en su despacho como primera dama, hasta llegar a cerrar tiendas de lujo en Nueva York, España y París para hacer compras de zapatos, sobreros e indumentarias costosas pagadas en dólares y euros con recursos del Estado. Nadie en el gobierno, ni siquiera la misma primera dama, se ha dignado en hacer un comentario sobre el tema. Igual ha sido señalada como poseedora de una cuenta por millones de Euros en un banco de Dinamarca que no ha sido de todo aclarada debido al secreto bancario que rigen las leyes de ese país. El silencio también ha sido la respuesta de la primera dama a las revelaciones de financiamiento millonario de su campaña por parte del Banco Popular, con recursos de los ahorrantes, en el que se incluye un apartamento en París.

Bueno, a todo esto y cuando la pelota se está poniendo interesante acerca de la falta de pulcritud y transparencia que, según los mismos participantes en la contienda electoral, ha exhibido cada uno de ellos cuando han tenido la oportunidad de manejar fondo del Estado, entonces aparece el nuevo “bombero apaga fuegos”, López Rodríguez a sugerir que esos temas no se debatan en la campaña y a plantear la firma de un “pacto de civilidad”. Esa es una falta de respeto al pueblo dominicano. Si los candidatos son bestias incivilizadas, el cardenal no tiene ningún derecho a privar al pueblo dominicano de presenciar el circo y tener la oportunidad de sacar sus propias conclusiones acerca de las cáfilas, y sus cómplices, que pretenden seguirle dorando la píldora.

¿Acaso teme el cardenal quedar delatado en medio de la confrontación, de la misma manera que Hipólito Mejía desnudó a Agripino Núñez Collado y su famosa cuenta en dólares en un banco de Puerto Rico?

Ya decía Vargas Vila, refiriéndose a ciertos curas que son “usufructuarios de la sangre de Cristo” en la tierra, los cuales pretenden exhibir la falsa figura del hombre de bien, bondadoso y humilde, cuando bajo su sotana “vive su alma de Emperador”, a la que no quieren renunciar y enseñan su verdadera identidad cuando sienten amenazada la abundancia en la que viven de espalda a la propia razón de ser, y en cambio trafican con la fe y la esperanza de los pendejos.

Esta vez, y como es ya norma de conducta, siempre que sea en defensa de sus dádivas y bonanzas, el representante católico ejerce la función de prepucio, pretendiendo proteger de la delación pública a los sinvergüenzas que llevan 46 años burlándose del pueblo dominicano, con la complicidad de la jerarquía rancia y despreciable de la iglesia católica.

Todo esto, agravado por esa ambición desordenada de poder que ha mostrado la gente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), apañada por estas acciones poco disimuladas, en instituciones que se les supone toda la transparencia necesaria para dirigir un proceso electoral, como es el caso de Roberto Rosario y su Junta Central, debe ser un advertencia clara para que a nadie lo agarren soplando botellas.

Es evidente que se está tejiendo una madeja en la que si nos descuidamos vamos a quedar atrapados todo el que no sea parte del tinglado que ha armado Leonel Fernández, y en ese proyecto –han dado más de una muestra convincente—están dispuestos a sacrificar a todo el que sea necesario si se convierte en obstáculo.

Que el 21 de mayo nadie alegue ignorancia y desde ya, a quien no le guste el calor que vaya abandonando la cocina. Pero mientras tanto, sigamos dándole fuego a la lata, denunciando a todo el que la riqueza sin acta de nacimiento lo ponga en evidencia.
Siga Leyendo...

viernes, 23 de marzo de 2012

RACISMO CAMPANTE

LINCHAMIENTO MODERNO: EL ASESINATO DE TRAYVON MARTIN
Por Amy Goodman

En la lluviosa noche del domingo 26 de febrero, Trayvon Martin, de 17 años, se dirigió a una tienda de alimentos en Sanford, Florida. Al regresar a su casa con las golosinas y el té helado que había comprado, Trayvon murió de un disparo. El asesino, George Zimmerman, no huyó. Sostuvo que mató al joven en defensa propia. La Policía de Sanford le creyó y lo dejó en libertad. Desde entonces, aparecieron varios testigos, se hicieron públicas llamadas realizadas al 911 y la noticia del asesinato provocó indignación a nivel mundial.

Trayvon Martin vivía en Miami. Estaba en Sanford, cerca de Orlando, visitando a su padre y se estaba quedando en el barrio privado conocido como The Retreat en Twin Lakes, donde Zimmerman se ofreció como voluntario para el programa de vigilancia barrial. El Miami Herald informó que Zimmerman llamaba frecuentemente a la policía y que había realizado 46 llamadas desde enero de 2011. Mientras realizaba una de sus rondas como guardia auto-proclamado y al tiempo que ocultaba su pistola 9 milímetros, llamó al 911 y dijo: “Hay un hombre realmente sospechoso…Este tipo parece estar tramando algo, o es drogadicto o quién sabe qué. Está lloviendo y él está deambulando por aquí, husmeando”.

Posteriormente, durante la misma llamada, Zimmerman exclamó: “Está bien. Estos hijos de p— siempre se salen con la suya. [Blasfema] Se está escapando”.

A continuación se escucha el sonido de los movimientos de Zimmerman, junto con una frase controvertida pronunciada en voz baja que muchos piensan que fue “negros de [insulto]”. Al oír a Zimmerman correr, el operador del 911 preguntó: “¿Lo está siguiendo?”. A lo que Zimmerman respondió: “Sí”. El operador le dijo a continuación: “Bueno, no es necesario que lo siga, no queremos que lo haga”.

Otra llamada al 911 que se hizo pública es la de una mujer que escucha a alguien gritar y pedir auxilio cuando, en un momento de la comunicación, se oye un disparo.

Las testigos Mary Cutcher y Selma Mora Lamilla también escucharon los gritos, que según la policía pueden haber sido de Zimmerman, lo que apoyaría su versión de los hechos, a pesar de que tenía un arma y pesaba 35 kilos más que Trayvon Martin.

Cutcher dijo en una conferencia de prensa: “No creo que haya sido en defensa propia porque escuché los gritos. Si Zimmerman estaba gritando hubiera continuado gritando luego del disparo. Eso fue lo único que vi esa noche, escuché los gritos. Estábamos en la cocina cuando escuché los gritos. Era un niño. En cuanto se escuchó el disparo no hubo más gritos. Entonces, eso indica que Zimmerman no era quien gritaba”.

El Jefe de Policía de Sanford, Bill Lee, defendió la decisión de su departamento de no arrestar a Zimmerman. Colocaron el cuerpo de Trayvon en una funda y y se lo llevaron. Lo catalogaron como “N.N.”, a pesar de que tenían su teléfono celular, que cualquier persona, y más aún un oficial de policía con una víctima de un disparo, podría haber utilizado para identificarlo fácilmente. Su cadáver permaneció durante varios días en la morgue sin identificar, a pesar de que sus padres lo habían reportado como desaparecido. Examinaron el cuerpo de Martin en busca de rastros de drogas o alcohol. A Zimmerman no lo examinaron. Los vecinos señalaron que Zimmerman cargó algunas cosas en un camión de mudanzas y se marchó.

Mientras la policía y el fiscal del estado Norm Wolfinger defendieron su falta de acción, el país entero comenzó a exigir justicia, lo que llevó al Departamento de Justicia de Estados Unidos a realizar una investigación y a Wolfinger a prometer convocar a un Gran Jurado. El Reverendo Glenn Dames, pastor de la Iglesia Episcopal Metodista Africana de St. James en la localidad vecina de Titusville, calificó la muerte de Martin de “linchamineto moderno”: “Nos hemos convertido en la voz de Trayvon Martin en todo el estado, en todo el país, incluso en el mundo. Desde aquí hasta Japón la gente está publicando en Tweeter y Facebook sobre la tragedia de este crimen. Sanford es una localidad en el centro de Florida que tiene una larga historia de hacer cosas como estas prácticas de investigación cuestionables. Y ahora han encontrado la horma de su zapato, porque tanto la comunidad como el país hemos declarado que ya no nos quedaremos de brazos cruzados. Se trata de un linchamiento moderno”.

El pedido del Reverendo Dames de que se arreste a Zimmerman de inmediato fue apoyado por los organizadores de la marcha “Million Hoodie” de la ciudad de Nueva York, denominada así por el buzo con capucha que vestía Martin el día que fue asesinado y que constituye un símbolo del estereotipo racial.

Los padres de Trayvon, Tracy Martin y Sabrina Fulton, se sumaron a la marcha en la ciudad de Nueva York y exigieron que se arreste al culpable.

Tracy Martin declaró: “George Zimmerman le quitó la vida a nuestro hijo. Lo estereotipó. Nuestro hijo no merecía morir. No hay nada que podamos hacer para traerlo de regreso, pero aquí estoy hoy para asegurarme de que se haga justicia y de que otros padres no tengan que pasar por esto”.

La Asociación Estadounidense por el Progreso de la Gente de Color (NAACP, por sus siglas en inglés) pidió la destitución del Jefe de Policía de Sanford, Bill Lee, entre otras demandas. Su presidente, Ben Jealous, dijo: “La realidad es que este jefe de policía ha perdido la confianza de la ciudad, ha perdido la confianza de la comisión del condado. El administrador de la ciudad ha estado en su cargo por seis meses. Creo que sería razonable que escuchara a los habitantes que piden justicia, que escuchara a la comisión de la ciudad que lo puso en su cargo, que escuchara a personas como a nuestro presidente regional, Turner Clayton, que ha sido funcionario de la ley durante 26 años y presidente de la Asociación por el Progreso de la Gente de Color durante 24 años, es decir que desempeñó ambas funciones a la vez durante 12 años, y sostiene que este tipo debe renunciar. Simplemente debe renunciar. Ayer se me acercó un hombre blanco mayor y me dijo sin rodeos: ‘Esta justicia que favorece a los blancos debe terminar”.

Ben Jealous también se refirió al comentario realizado por un vecino durante una asamblea popular en una iglesia de la zona de Sanford el martes por la noche: “’Si alguien mata a un perro en esta localidad, va preso al día siguiente’”. Jealous continuó: “Trayvon Martin fue asesinado hace cuatro semanas y el culpable aún anda suelto”.

Aún anda suelto y está armado.
Siga Leyendo...

MUY POSIBLE

¿Supo el FBI … de un complot para matar al presidente Kennedy?
Por Álvaro F. Fernández
alvaro@progresoweekly.com

Mi joven hija y yo recientemente dimos un paseo por Bay Road, una calle poco conocida en South Beach. Estando allí le señalé un edificio rosado de condominios al sur de Lincoln Road. Sentí una sensación extraña, una ola de emociones, y busqué el lugar tal como era en mi niñez. Pero eso fue hace mucho tiempo.

Por entonces aquel alto edificio era una propiedad sencilla, aunque grande, con una casa de dos plantas, una casita en la parte de atrás y amplios terrenos tanto en el lado norte como en el lado sur de la estructura. Usábamos el campo norte para nuestros juegos de football americano. Puede haber incluido otra de las estructuras de condominio que se encuentran ahora en el área adyacente.

La memoria me hizo viajar a 1962 y 1963. Esa casa era usada como oficina por la Agencia Central de Inteligencia. ¿Quién sabe qué se hizo allí? Pero sé con certeza de que muchos de los programas que se transmitían hacia Cuba por la vía de Radio Swan, situada en la isla del Cisne (Swan Island), el pequeño territorio utilizado por la CIA para muchas de sus operaciones encubiertas para derrocar al gobierno de Castro en Cuba, se transmitían o se grababan allí.

En esa vieja casa, tallada ahora en mi mente, yo entraba por la puerta principal cuando tenía 9 o 10 años, las escaleras exactamente frente a mí, y doblaba a la derecha donde trabajaba el líder del grupo. Él era mi padre. Tendría él por entonces, si recuerdo correctamente, un par de años más que John F. Kennedy, presidente de EE.UU. A la derecha de las escaleras frente a la entrada se sentaba un hombre cuyo nombre no recuerdo. Siempre tenía un puro colgando de la boca y podía escribir a máquina con dos dedos más rápido de lo que pueden hacerlo la mayoría de las personas con las dos manos. A menudo mis amigos y yo nos quedábamos mirándolo mientras trabajaba. Escribía en una vieja máquina Corona. No tenía nada de eléctrica. Sus dedos volaban sobre el teclado. Cómo un colibrí cuando vuela en el mismo lugar. A la izquierda de aquellas escaleras estaba el estudio donde se transmitían y grababan los programas de radio. A menudo participábamos como estudiantes en un programa de catecismo enseñado por un falso sacerdote cuyo nombre verdadero era Paquito.

Estaba también un individuo que me decía que era mi tío. Me introdujo al football americano cuando yo tenía ocho años. Me llevó a mi primer juego. Me enamoré de aquel deporte y reverenciaba al mariscal de campo de la Universidad de Miami, George Mira. Él usaba el número 10 en la camiseta. Este individuo, mi supuesto tío (a quien quería y vi a menudo años después), cuyo deceso ocurrió hace muchos años y cuyo nombre no mencionaré, también me dejó echar una mirada a la primera subametralladora que vi en mi vida. Estaba en el maletero de su auto. Y de verlo a él, nunca uno creería que tenía una reputación por usarla.

Puede que esto suene extraño, pero recuerdo aquellos días con afecto. Y me encantaba visitar aquella casa. Todo parecía tan emocionante. Allí, junto con los otros niños (principalmente los hijos de los hombres que trabajaban para mi padre) nos enteramos de Bahía de Cochinos, la Crisis cubana de los Misiles y otros hechos de la época –la mayoría, según iban sucediendo. Y a veces antes de que ocurrieran.

Es también donde recuerdo la semana anterior antes de que el presidente Kennedy visitara Miami. De visita en la oficina un día, recuerdo que había dos agentes del FBI. ¿Pueden imaginarse eso?, el FBI visitando a mi papá. En su oficina los agentes que uno solo veía en la TV o en el cine –persiguiendo a los malos. Y siempre con éxito.

Más tarde supe que estaban allí porque temían un intento de asesinar al presidente. Y todo apuntaba a que Miami era el lugar donde sucedería. Llegaron con fotos de los sospechosos –cubanos anti Castro que supuestamente vivían en Miami. Resultó que mi padre tenía mejores fotos de los hombres y las entregó gustosamente.

Lo cierto es que Kennedy fue asesinado un par de semanas después, pero en Dallas. Nadie parece estar seguro de quién lo hizo –hasta el día de hoy.

Es por eso que cuando leo acerca del libro del analista de la CIA Brian Latell, que será publicado en un par de semanas y que recibió el tratamiento de The Miami Herald: “¿Sabía Castro?” quién iba a matar al presidente Kennedy, hago memoria y recuerdo mis días que viví como en un filme. Más emociones de las que podía esperar un niño.

Pero el hecho es que había muchas personas conscientes de que existía un complot para asesinar al presidente. Como a la mayoría de los presidentes, había mucha gente que odiaba a Kennedy. Ahora Latell, conjuntamente con The Miami Herald y sus titulares, están tratando de acusar a Castro. No es nada nuevo. Él ha sido el “coco” durante más de medio siglo. Denle crédito por mantenerse en el poder…

Y no me extrañaría que Castro pudiera haber sabido que alguien quería matar al presidente Kennedy, pero lo que Latell deja convenientemente fuera del libro –al menos por lo que ha reportado The Miami Herald–es que también había gente del bando contrario que conocían del complot. Y al menos en el momento específico que me enteré, los sospechosos de ser culpables eran personas que también querían matar a Fidel.
Siga Leyendo...

LAMENTABLE

José Carvajal, o la crítica despoblada
Por Osiris Vallejo

Suelo leer los artículos que el periodista José Carvajal publica en su blog personal. Hace un tiempo le expresé por escrito que su postura combativa y desenfadada, me hace cierta gracia, y que me parece bien que enfile armas contra lo que a él le parezca objetable. De vez en cuando acierta, como lo hizo hace un tiempo en un texto sin desperdicio que publicó tras la muerte del escritor dominicano Viriato Sención. Sin embargo, en un escrito de publicación reciente, del que se hace eco el portal Almomento.net, Carvajal emite unos juicios que me desconciertan y que en mi opinión deben dejar en la incertidumbre a todo el que tenga el más elemental sentido del arte literario.

El referido artículo, que lleva por título Libro súbito de José Acosta, hace las veces de crítica literaria, pero no es tal. Carvajal pasa revista al libro más reciente de José Acosta, la colección de relatos El enigma del anticuario. Pero Carvajal no se limita a señalar supuestas deficiencias de la prosa de Acosta, sino que parte de una pretendida crítica del libro y de inmediato pasa a generalizaciones sobre Acosta como escritor, en un tono perceptiblemente descalificatorio. El artículo entretiene, pero no convence. Y es evidente que deja peor parado a su autor que al escritor José Acosta.

Después de presentar objeciones sobre algunas frases o ideas elaboradas por Acosta, José Carvajal se despacha con esta joya:

“Hay más: “sonrisa escapada de mi boca” (¿de dónde más?); “cara poblada de arrugas” (poblar tiene que ver con gente); “la puerta de entrada” (¿entonces no se sale?); “velocidad de cortejo fúnebre” (¿cuántas millas o kilómetros por hora es eso?); “afirmó con la cabeza” (¿y por qué no solamente asintió?); “era una anciana de pelo canoso” (lástima que no se puso el tinte); “la puerta se abrió con un crujir de tapa de sarcófago” (¿qué sonido es ese?); “el pelo recogido en un moño a un lado de la cabeza” (¿en qué otra cabeza podía ser?); "Los palos del equipo de golf testificaron a favor de la foto" (pero ¿los palos de golf hablan?). Para muestra ya es suficiente.”

Es decir, que según José Carvajal, el adjetivo “poblada” debe usarse exclusivamente cuando se trata de gente. Podría aludir aquí a una interminable lista de ocasiones en que “poblada” se ha usado en otros contextos. Pero, en cambio, prefiero limitarme a lo más esencial. O sea, a la realidad axiomática de que el uso figurado es parte de la espina dorsal de la escritura creativa. Claro, esto solo serviría para que José Carvajal me señale que la frase “espina dorsal” es privativa del esqueleto y, por lo mismo, la he usado mal. Aparentemente, en la cosmovisión literaria de José Carvajal no tienen lugar las alusiones metafóricas ni el símil. Yo me resisto a creer que Carvajal esté hablado en serio. Con toda honestidad, todavía dejo abierta la posibilidad de que nos diga que todo ha sido una broma.

Si Carvajal habla en serio, entonces, las editoriales deben darse prisa y corregir de inmediato la obra de maestros de la literatura que han caído en errores de la misma especie. Por solo citar un ejemplo, el cuento “Las ruinas circulares”, de Jorge Luís Borges comienza con esta frase: “Nadie lo vio desembarcar en la unánime noche”. Si le hacemos caso a Carvajal, debemos concluir que la noche no es un congreso, ni una sesión corporativa, ni una reunión de líderes sindicales, por lo tanto, no puede ser “unánime”.

Las demás objeciones de Carvajal caen en el terreno del absurdo. Le parece descalificable la frase “velocidad de cortejo fúnebre”, y se pregunta, “¿cuántas millas o kilómetros por hora es eso?”. Yo tengo la respuesta. Seguramente el lector ha tropezado alguna vez con la frase “a paso de tortuga”. ¿Cuántos kilómetros es eso? Según datos de National Geographic, algunas especies de tortugas pueden alcanzar un máximo de 1.7 kilómetros por hora. Todo buen observador se habrá dado cuenta de que un cortejo fúnebre avanza a un ritmo muy parecido al de la tortuga promedio. ¡Eureka! Hemos hallado el ritmo exacto de la “velocidad de cortejo fúnebre”.

Una mirada cercana al artículo de Carvajal deja claro que no se trata de un análisis objetivo, ni mucho menos honesto, del libro El enigma del anticuario. No alude de manera específica a las historias; no se detiene a valorar la psicología de los personajes; no emite un solo juicio intelectualmente defendible. Pero eso no es todo. Lo más terrible es que el mismo Carvajal deja entrever que no ha leído ningún otro libro de Acosta, pues en su artículo declara que la única referencia que tenía de Acosta eran los elogios que le rodean. Pero el desconocimiento absoluto de la obra de Acosta no le impide emprenderla contra el escritor con generalizaciones injustas e infundadas.

Todo el que se haya aventurado a una lectura desapasionada de los libros de José Acosta, ha de concluir que se trata de un autor con una imaginación privilegiada. Por solo aludir a unos pocos ejemplos, en el libro de cuentos Los derrotados huyen a París, Acosta da muestras de una maestría literaria y lingüística admirable. En su novela La multitud traza un universo de cuestionamientos espirituales y filosóficos de una profundidad exquisita. Y ni hablar de su poesía, género en el que ha publicado varios libros de una riqueza lírica incuestionable. Ni siquiera es necesario esgrimir los premios nacionales e internacionales (que son muchos) de que ha sido merecedor el escritor dominicano para entender que estamos ante una literatura de una solidez evidente y un escritor de alto vuelo.

En suma, en el artículo de José Carvajal no hay análisis, ni juicios literarios sólidos, ni rigor intelectual. Se trata, no hay duda, de una crítica hueca, peregrina, ligera, infundada y despoblada.

*********
Osiris Vallejo. Nació en la República Dominicana y reside en Estados Unidos desde 1990. Ha publicado los libros Saint Domingue, 2044, poemario con el que obtuvo el premio Letras de Ultramar, que otorga el Ministerio de Estado de Cultura (2005) a través del Comisionado Dominicano de Cultura en los Estados Unidos, y Cicatriz, una colección de cuentos fantásticos. Ha recibido varios premios literarios por trabajos de ficción, entre ellos el segundo lugar en el concurso internacional de cuentos Casa de Teatro, 2003. Tiene una licenciatura en Ciencias Sociales de City College of New York y una Maestría en Literatura Hispánica en North Carolina State University. Artículos y textos literarios suyos suelen aparecer en periódicos dominicanos y extranjeros.
Siga Leyendo...

miércoles, 21 de marzo de 2012

LADRONES DE IDEAS

Vincho Castillo plagia comercial de Michael Jordan
7dias.com.do

SANTO DOMINGO (R. Dominicana).- Algunos creativos dominicanos parecen sufrir de anemia neuronal. Cuando aún no ha se ha acallado el escándalo del amoroso plagio de la hija del ministro de Cultura, José Rafael Lantigua, en las redes sociales comienza a circular un plagio más, el del comercial de Michael Jordan titulado “Look me in the eyes”. El plagiario es la Fuerza Nacional Progresista, del inefable Vincho Castillo.

La derechista FNP utiliza, incluso, el mismo título del comercial de Jordan: Mírame a los ojos. En él aparece una sucesión de personas,de las se destacan los ojos en primeros planos. El texto interpela a Hipólito Mejía sobre su intención de volver a la presidencia luego de haber encabezado un gobierno al que la FNP le atribuye las cosas peores.

El dominicano puede verse en Plagiado, y el de Jordan en Original

Como en el del famoso baloncelista norteamericano, en el comercial de la FNP la frase “mírame a los ojos” sustenta la estructura del mensaje.

Puesto en evidencia, hay que esperar que la FNP retire, como lo hizo Cultura, el comercial plagiado.
Siga Leyendo...

LATROCINIO Y CORRUPCIÓN

¿QUIÉN PROTEGE A FÉLIX BAUTISTA?
Por JUAN T H

El pueblo dominicano no sabe del credo de la corrupción, ni la mitad.

Dicen los organismos internacionales que este es el gobierno más corrupto del mundo. ¿No será porque tiene el presidente más corrupto del mundo?

Cuando se investigue la fortuna del presidente y la de su familia, incluyendo la de sus hijos, la sorpresa no podrá ser mayor.

Entre los hijos del presidente se destaca uno: Félix Bautista, personaje involucrado en los mayores escándalos de corrupción que haya conocido el país en toda su historia.

Lo de Félix Bautista, de acuerdo a los reportes de la prensa tanto nacional como internacional, no tiene comparación.

El señor Bautista no es solo senador de la República, es también secretario de organización del Partido de la Liberación Dominicana. ¿Qué dice esa organización sobre la supuesta casa millonaria que el señor le construyó en Alameda, en la capital, al ex primer ministro haitiano? ¿Qué dice el partido oficialista sobre el rumor de que el gobierno dominicano patrocinó la campaña electoral del hoy presidente Haitiano? ¿Qué dice el presidente y el secretario general del PLD sobre los contratos por más de 300 millones de dólares en el vecino país, todos irregulares, según se ha denunciado? ¿Y el Comité Disciplinario del PLD, que dice? ¿Y el Comité Político, dónde está?

Sobre el patrocino de la campaña electoral en cinco países del área, ¿qué dice el PLD? ¿Por qué el Congreso de la República no ha interpelado al senador Félix Bautista sobre sus negocios tanto en el país como en el extranjero? ¿Qué dice el presidente del Senado y secretario general del PLD, tan duro y despiadado contra la oposición cuando denuncia la corrupción, sobre su colega y compañero de partido?

¿Cómo explicar y justificar que el señor Bautista, según su propia declaración de bienes, tuviera poco más de medio millón de pesos en el año 1996, en el 2010, según su otra declaración de bienes, 16 millones, y ahora sea uno de los hombres más poderosos del país, en apenas dos años?

¿Será cierto que Félix Bautista compró las emisoras de Dorín Cabrera? ¿Será cierto que también compró el canal 23 y otras estaciones de radio a la familia del ex cónsul en Miami Javier González, ya fallecido? ¿Será cierto que también compró un avión de 24 pasajeros por casi mil millones de pesos, que entra y sale por el aeropuerto El Higüero sin hacer aduana? ¿Será cierto que el senador de San Juan de la Maguana también compró la más importante concretera del país?

¿Con qué dinero habrá comprado todas esas propiedades? ¿Con el dinero de quien habrá hecho tantos y tantos negocios? ¿Qué hay de cierto en que las obras de la Oficina Supervisora de Obras del Estado, que él dirigía, le eran asignadas a empresas suyas o de testaferros?

¿Por qué el Ministerio Público no ha investigado al señor Bautista, que ha bailado en tantas fiestas del gobierno, incluyendo la de Figuereo Agosto? ¿Quién lo protege?

Creo, sinceramente, que el senador y secretario general del PLD debe ser nominado para un precio Nobel en Economía. Si duda merece, no solo la nominación, sino el premio.

Finalmente, ¿quién cree que Félix Bautista está solo en todas esas operaciones económicas, tanto en el país como en el extranjero? ¿No será Félix un camarón de proa? ¿No habrá una mano más larga y poderosa detrás del senador, que lo premia y le garantiza impunidad?

¿No será su padre el verdadero jefe de todas las operaciones del señor Bautista?

¡El tiempo lo dirá!
Siga Leyendo...

domingo, 18 de marzo de 2012

Han pasado 37 años del asesinato de Orlando Martínez

Por Narciso Isa Conde

Orlando Martínez Howley, brillante periodista y militante revolucionario ejemplar fue asesinado el 17 de marzo de 1975, aproximadamente a las 7:00pm.

Se trató de un crimen político con características de asesinato de Estado, planeado y ejecutado (en un periodo de ejercicio del terror político), desde las altas esferas policiales-militares del régimen balaguerista de los doce años, 1966-1978

El grupo del poder que lo asesinó fue denunciado a tiempo y un persistente esfuerzo de acusación logró mantener abierto el proceso de sanción judicial, pero solo en el año 1997 pudo ponerse en marcha el expediente y apresarse a una parte de sus asesinos.

La impunidad total prevaleció durante 22 años. La acción judicial en los años posteriores ha sido lenta, parcial y tortuosa; limitada a los autores directos, materiales, del crimen.

Un asesinato de estado

Todos ustedes saben de mis vínculos de camaradería, hermandad y amistad con Orlando Martínez Howley. Las grandes afinidades morales, político-teóricas y humanas que nos unieron para siempre, desde nuestra militancia común en el movimiento estudiantil de izquierda “Fragua” y en el seno del Partido Comunista Dominicano, son muy conocidas.

Orlando fue un estudiante, un militante revolucionario, un ser humano y un comunicador social, verdaderamente ejemplar. De un gran talento e inmensa bondad.

Su militancia revolucionaria, sus valiosos escritos y su ejercicio periodístico, los dedicó a enfrentar -con un despliegue de valor admirable- la represión, las torturas, las injusticias sociales, el saqueo de las corporaciones extranjeras, la perversidad política, el entreguismo al poder imperialista de los EEUU, el terrorismo de Estado aquí y más allá de nuestras fronteras; defendiendo siempre a los (as) explotados (as), desposeídos (as), excluidos (as), reprimidos (as) y discriminados.

Sus enemigos eran, en consecuencia fácilmente identificables, y quienes dentro de ellos se propusieron matarlo, tampoco resultaron difíciles de detectar: estaban ubicados en la cúpula del poder militar, policial y político, en estrecha relación con los sectores, poderosos, con las corporaciones transnacionales y con los enclaves de inteligencia y asesoría militar de los EEUU (Estación Dominicana de la CIA, Cuerpo de Asesores Militares-MAAG, Embajada de los EEUU en el país).

Se trataba de los mismos que dirigieron la maquinaria de terror en los días de la post-guerra de abril y durante los doce años del régimen de Balaguer.

Orlando lo sindicó como los “generales de horca y cuchillo”, refiriéndose sobre todo al grupo que encabezaba el entonces general Enrique Pérez y Pérez junto a los generales Salvador Lluberes Montás, Ramón Emilio Jiménez hijo y otros jerarcas militares; todos vinculados a la CIA, al MAAG y a los grupos terroristas de la mafia cubano-americana de Miami; todos cavernariamente anticomunistas.

A ese grupo pertenecieron también el Coronel Ernesto Cruz Brea, encargado de inteligencia; el mayor Pou Castro, jefe de operaciones de grupos de acción y el coronel Isidoro Martínez (conocido como “La Caja”), ya fallecido.

Utilizaban para sus fechorías a otros miembros activos de la Policía Nacional, el Ejército, la Marina, la Fuerza Aérea y sus órganos de seguridad, como también a miembros civiles de las tristemente célebre Banda Reeleccionista y Anticomunista (organismo para-militar).

A Cruz Brea, en su columna Microscopio, el propio Orlando Martínez se refirió como el oficial encargado de coleccionar sus escritos y de darle seguimiento para estimular el crimen. Incluso señaló que si algo le pasara, si era asesinado, solicitaba que ese coronel fuera investigado; siempre estableciendo los vínculos de este señor con el grupo de Pérez y Pérez.

Y justamente la primera amenaza escrita recibida por Orlando, fue a raíz de su valiente denuncia sobre las circunstancias que rodeaban el asesinato del periodista Gregorio García Castro y el proceso de investigación del mismo.

Ese crimen precisamente se produjo en 1973 siendo Cruz Brea Jefe de la Policía Nacional y lo ejecutaron agentes del Servicio Secreto a su servicio.

Orlando Martínez

Gregorio García Castro tenía vínculos de amistad con el general Neit Nivas Seijas, quien encabezaba un grupo muy corrupto, pero enfrentado al grupo de Pérez y Pérez.

A raíz de ese hecho, Orlando denunció con todos sus detalles el encontronazo entre Nivas Seijas y Cruz Brea en el Palacio Nacional y dio pistas sobre sus verdugos, lo que determinó la referida amenaza de muerte en su contra; la cual, como es lógico, movió diversas reacciones de solidaridad y protección, y detuvo temporalmente a los sicarios de Pérez y Pérez y Cruz Brea.

La intención de todas maneras se mantuvo viva y fue más tarde, a raíz de aquel artículo titulado “¿Por qué no doctor Balaguer?”, publicado en El Nacional de Ahora el 25 de febrero de 1975, cuando se reactivó persistentemente el operativo para matarlo.

En ese artículo, lleno de indignación por el atropello de que había sido víctima el gran pintor revolucionario Silvano Lora en ocasión de su deportación en el Aeropuerto las Américas, Orlando exhortó a Balaguer a subirse en un avión y largarse del país, junto todos sus funcionarios corruptos, calieses y asesinos.

El mismo fue usado de inmediato como punto de partida para el nuevo operativo criminal. El coronel Cruz Brea, además de distribuirlo entre los “generales de horca y cuchillo”, se lo llevó personalmente a Balaguer planteándole que ya eso “no se podía permitir”. Y Balaguer no lo detuvo, lo que se tradujo en luz verde para el atentado. (Esta información nos la suministró el señor Ortega Oller, cuñado del general Ramón Emilio Jiménez hijo).

La reunión del Estado mayor con esos fines no tardó en producirse: el 8 de marzo de 1975 se encontraron en la Secretaría de las Fuerzas Armadas los generales Jiménez, Pérez y Pérez, Lluberes Montás y Logroño Contín (fallecido), el primero Secretario de Estado de las Fuerzas Armadas y los otros jefes de Estado Mayor del Ejército, la Fuerza Aérea y la Marina de Guerra respectivamente.

El encargado de dar las instrucciones a Pou Castro para que montara el equipo criminal, junto al coronel Isidoro Martínez de la FAD, fue el general Lluberes Montás. Así lo confesó Pou Castro en los interrogatorios publicados.

En vista de la necesidad de reforzar el operativo y específicamente de incorporar a ese Staff a Mariano Cabrera Durán, experto tirador, se le solicitó al general Jiménez hijo que instruyera al jefe del J2 de las FFAA, coronel Abreu Rodríguez, para esa selección, dado que este sicario estaba asignado a ese organismo. Esa instrucción también fue dada personalmente por el general Ramón Emilio Jiménez hijo y eso consta en uno de los interrogatorios a Pou Castro.

Esos hechos y esas confesiones dejan bien claro que se trató de un asesinato de Estado, consultado con el presidente de la República, decidido en Estado Mayor de las FFAA y ejecutado por dos grupos: uno de contención dirigido por el coronel Isidoro Martínez y otro encargado de la acción directa, de la ejecución del crimen, comandado por el entonces Mayor, hoy general retirado y fallecido, Joaquín Pou Castro (alias Ñoño).

El día escogido fue el 17 de marzo de 1975 y los detalles del seguimiento y de la operación constan en el expediente acusatorio. En la labor de rastreo participó el coronel Sánchez Guzmán, asignado a la escolta del canciller Víctor Gómez Bergés. Sánchez Guzmán murió posteriormente en un extraño y sospechoso accidente automovilístico.

Sobre todo esto debo decir lo siguiente: Orlando Martínez me informó previamente que el entonces canciller Víctor Gómez Bergés, vecino de él y compañero de partido de una de sus primas (la que posibilitó la relación con Gómez Bergés), le había presentado y ponderado positivamente un oficial que prestaba servicio en la Cancillería. No tengo claro si se trató de Sánchez Guzmán o de Pou Castro, quien también estaba asignado a la Cancillería. Orlando, y quien esto escribe, desconocía entonces la trayectoria criminal de esos dos oficiales.

Días antes del asesinato, Orlando me comunicó confidencialmente que Víctor Gómez Bergés lo había llamado para informarle que ya estaba montado un operativo militar para asesinarlo y que la única forma en que podía salvarse era si abandonaba el país, a lo que él se resistía con toda razón, dado que en su caso implicaba aceptar la autocensura, dejar su trabajo y separarse de su familia, especialmente de su madre que no estaba bien de salud.

Aquí les mostramos íntegramente el artículo que le costó la vida a Orlando Martínez…titulado ¿Por qué no Dr. Balaguer?

¿POR QUE NO DR BALAGUER? **

Señor Presidente de la República, ya que usted impide que un artista del prestigio y la calidad moral de Silvano Lora viva en su Patria, ya que dejar en el extranjero a dominicanos le produce placer o ganancias politiqueras, me voy a permitir hacerles algunas recomendaciones. Espero que sobre todo medite la última. Como Usted ha dicho que en este gobierno, y parece ser cierto, la corrupción sólo se detiene en la puerta de su oficina, ¿Porqué no saca de la República Dominicana a todos esos corruptos? Como aquí existe una galopante inflación de delincuentes sin uniformar y, según usted, también uniformados, ¿por qué no les ordena a los calieses del régimen que los apresen y los metan en un avión? ¿Por qué no les dice a los genízaros que prestan servicio en el aeropuerto que apresen no a los que traen cigarrillos de marihuana, sino a los pejes gordos del tráfico de drogas? ¿Por qué no manda al exilio a los que reciben comisiones para negociar contratos que entregan nuestras riquezas a las compañías multinacionales? ¿Por qué no instala en un barco a los latifundistas, a los que están negados a que este país salga del subdesarrollo y de la situación de miseria colectiva que lo acompaña?¿Por qué no entra en ese mismo barco a quienes en la ciudad son el soporte ideológico de esos terratenientes? Y también a quienes son el sostén armado, los que dan palos, apresan y torturan campesinos que luchan por sus derechos. Como usted es enllave de los norteamericanos, ¿por qué no le solicita un portaaviones para enviar al lugar que fuese a los numerosos calieses que viven del trabajo del pueblo? En caso de que su amistad con los Estados Unidos sea más estrecha de lo que sospechamos, ¿Por qué no le pide al Pentágono un cohete último modelo con el objetivo científico de crear una colonia de calieses en la luna? ¿Por qué no desaparece de la vista de los dominicanos honrados, que son la mayoría, a todos los vagos que en este gobierno cobran sin trabajar? ¿Por qué, tómelo en cuenta, no deposita en un cómodo asiento de primera a los funcionarios irresponsables que se las dan de Fouché contemporáneos y a la hora de la responsabilidad no dan la cara? Y mi recomendación final: Si es inevitable que esta situación continúe, si es imposible evitar actos indignantes y miserables como el que presencié el domingo en el aeropuerto, ¿por qué, doctor Balaguer, no se decide usted a subirse en el avión o el barco y desaparece definitivamente de este país junto a todos los anteriormente mencionados?
Orlando Martínez Howley.

**Nota: 21 días después de ser publicado este artículo en la columna Microscopio, su autor, Orlando Martínez, fue asesinado.
Siga Leyendo...

sábado, 17 de marzo de 2012

DEGENERACIÓN Y SOCIEDAD

OMEGA, OTRO PARADIGMA SOCIAL... 
¿QUÉ LE PUEDEN RECLAMAR A ESE MALDITO TÍGUERE?
Por Ramón Colombo


¿Qué le reclaman a Omega? ¿Que es modelo de vulgaridad? ¿Que rinde tributo a la violencia? ¿Que exalta el sexismo brutal? ¿Que no tiene educación elemental? ¿Que no respeta las normas convencionales? ¿Que sus inconductas afectan la “excelente” imagen del país? Hay que preguntar: ¿Qué le pueden reclamar a ese maldito tíguere, que no tengan que reclamárselo a sí mismos quienes gozan su “música” en las pistas de baile más exclusivas y lo han consagrado como paradigma consecuente con su propia degeneración moral?

Verdad... ¿qué se puede esperar del "tíguere", sino actuar de acuerdo a su naturaleza? Violencia, descontrol, indisciplina y cobardía encubiertas con fanfarronería son sus armas...
Siga Leyendo...

jueves, 15 de marzo de 2012

PERDONEN LA MOLESTIA

El uso de las TIC: otro mito del presidente Fernández
Por Margarita Cordero

Siempre he tenido reservas frente al conocimiento del presidente Leonel Fernández del papel que desempeñan las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en las sociedades del siglo XXI. Lo que dice sobre este asunto me sabe a cliché ya viejo repetido para un país que –piensa él— está poblado por oligofrénicos.

Mis reservas no son ociosas ni fruto del empeño miserable de encontrar la quinta pata del gato en cualquier cosa que diga Fernández. Lo cierto es que la visión que tiene el presidente de las TIC dista mucho de la visión crítica que sostienen incluso organismos tan asépticos como la CEPAL. A la acriticidad de Fernández en la materia atribuyo que teniendo las TIC como parámetro de la modernidad, deje de lado cuestiones tan elementales como los porcentajes de acceso (para no hablar de la calidad de uso), y privilegie la importación de unidades de computadoras para establecer la diferencia entre el ayer premoderno y el hoy moderno.

Cuando lo escuché hablar sobre esto, cuatro párrafos de su farragoso discurso, sentí que abofeteaba sonoramente mi mediana inteligencia. Al final concluí que no era yo la ofendida, sino que la “sapiencia” de Fernández es uno de los tantos mitos que los medios, apañadores del poder y de los poderosos, construyen sin ruborizarse.

Refresquemos lo dicho por Fernández sobre las TIC este 27 de febrero: “No obstante, donde verdaderamente se ha producido el gran salto hacia la modernidad de la sociedad dominicana es con la importación de unidades de computadoras, lo cual ha significado el pleno ingreso del país al siglo XXI.

“En el 2004, la cantidad de unidades de computadoras importadas fue escasa, de tan sólo 13 mil 794. En el 2011, por el contrario, fue de 216 mil 147, para un aumento espectacular de 1 mil 467%.

“Esto, sobre todo, en un renglón que en el mundo contemporáneo se ha convertido en el instrumento fundamental para obtener información, incrementar la productividad, la competitividad, el desarrollo de la capacidad creativa y la innovación.

“Ese solo hecho permite establecer la diferencia radical entre dos administraciones, portadoras de objetivos y de modelos de desarrollo diferentes, separados el uno del otro, como el día de la noche y el cielo del mar” (Fin de la cita).

¿El verdadero salto a la modernidad lo impulsa el número de computadoras importadas? Hay que tener la piel de elefante para afirmarlo sin ruborizarse.
Veamos cuál es la penetración de internet en el país, según datos correspondientes al 2010 provenientes de una fuente libre de toda sospecha, el Indotel, utilizados en el diagnóstico “Género y TIC: igualdad y equidad en la e-Dominicana”, elaborado por el Centro de Investigación para la Acción Femenina (CIPAF). Cito:

“En cuanto a la penetración de internet, el número de cuentas ha pasado de 106,296 en el 2004, a 622,931 a diciembre de 2010. Si bien estos datos reflejan un crecimiento importante durante estos años, la penetración del servicio con respecto a la población total es todavía muy baja, situándose en un 6.21%, lo cual sitúa al país muy por debajo de otros como Chile, México, Brasil, Venezuela, Panamá y Costa Rica”.

El diagnóstico de CIPAF agrega lo siguiente: “Ahora bien, este servicio no se expande al nivel requerido para cubrir todas las zonas geográficas y llegar a todos los estratos de la población. Así lo revelan las estadísticas de penetración de los abonados o cuentas de internet por provincia correspondientes al 2008, las cuales dan cuenta de la magnitud de la brecha digital. La principal conclusión es que, en general, el acceso es muy limitado en prácticamente todo el país y con una gran brecha entre la provincia con mayor acceso y la que tiene el menor. Mientras el Distrito Nacional concentra el 12% de las cuentas activas, en Elías Piña hay 0.11 cuentas por cada 100 habitantes. El 47% de las provincias, es decir 15, tiene un nivel de penetración por debajo del 1%; el 34%, 11 provincias, entre 1 y 2% y el 16%, 5 provincias, entre 2.67 y 3.67%”.

¿Gran salto a la modernidad? Creo que no. De ahí que lo dicho por Fernández en su discurso de este domingo me parezca pirueta en el trapecio de un acróbata que se cree dueño del circo.

Por suerte, y a contrapelo de su deseo, hay instituciones y gente que producen datos, no para la demagogia electorera, sino para la comprensión de nuestra gris realidad. Y ahí están, como mentís irrebatible a la mucha fantasía de este Narciso que no acaba de entender que el espejo lo engaña.
Siga Leyendo...

miércoles, 14 de marzo de 2012

PROPUESTAS ALTERNATIVAS

SOBRE GUILLERMO MORENO
Por Melvin Mañon

El mérito de atreverse, o al menos, de haberse atrevido cuando fue fiscal a disentir del poder y desafiarlo podría ser el activo principal de Guillermo Moreno. Ahora, y de frente a la realidad actual, cabe, es más, hay que preguntarse: ¿atreverse a qué?

Me ha intrigado, y no poco, que a Guillermo Moreno en 2008 candidato de la Convergencia y ahora en 2012 de Alianza País lo auspiciaran fuerzas de izquierda cuando él mismo no procedía de este litoral ni tampoco enarbolaba una plataforma que reivindicara esos postulados históricos. Debe haber mediado, en su caso, algún tipo de valoración personal. Gente que lo conoce y que decidió confiar en él, por ejemplo. El origen de esa confianza se me escapa pero del hecho en sí no tengo dudas y como quienes decidieron confiar en él me merecen credibilidad y respeto concluyo que sus razones habrán tenido.

Guillermo Moreno, aunque cifras minúsculas, pero ha crecido, en comparación con los demás proyectos y candidatos analizados en esta serie a pesar de no contar ahora con una parte de las fuerzas que en el 2008 lo apoyaron y que ahora sustentan a Julián Serulle en el llamado Frente Amplio.

Ha crecido a pesar de que, y al decir de muchos allegados, tiene serias dificultades para conectarse con la gente real, en los escenarios reales y no virtuales de la vida política cotidiana. Se le atribuye una atención desmedida por el trabajo de escritorio y algunos lo ven más como un pensador o teórico que como un político.

Ha crecido a pesar de las críticas bien y mal intencionadas a su forma de hacer política tanto por quienes lo acusan de personalista y ególatra como por los que lamentan su ausentismo de escenarios donde se entiende que su presencia era importante. Ha crecido, y esto es lo más importante, cuando su situación específica indicaba que debió haber disminuido y este es un hecho que merece nuestra atención. Esta afirmación, en sí misma, es disputada, porque el crecimiento recogido en encuestas coincide con la deserción de una parte de sus colaboradores.

Alianza País, es la continuación de varios esfuerzos cuyas etapas iniciales podrían situarse alrededor de “Atrevernos” de “Iniciativa Ciudadanos Independientes” y el “Voluntariado”. Ahora, de manera singular, salió mejor parada que los demás grupos que intentaron formar una coalición que no logró sobrevivir la primera ronda de desacuerdos entre sus integrantes.

Podría pensarse, no sin fundamento, que el apoyo de dirigentes históricos de izquierda suplió a Guillermo Moreno una cierta infraestructura de cuadros alrededor de la cual se nucleara el proyecto. Sin embargo, tampoco esto explica su crecimiento. Este hecho es tanto más inexplicable por cuanto Guillermo Moreno no se caracteriza por ser un gran conocedor del país real. Sus destrezas conocidas, como las de muchos otros candidatos, pertenecen al ámbito del derecho y su propia experiencia pública previa fue la fiscalía en la cual exhibió carácter y determinación. Puede que hayan sido estas mismas cualidades las que, extrapoladas al ejercicio actual, le inspiren confianza a esa parte del electorado que se decanta por su candidatura.

El mérito de atreverse, o al menos, de haberse atrevido cuando fue fiscal a disentir del poder y desafiarlo podría ser el activo principal de Guillermo Moreno. Ahora, y de frente a la realidad actual, cabe, es más, hay que preguntarse: ¿atreverse a qué?

Tras hacer un recorrido por las publicaciones de Alianza País creo que puedo identificar los elementos que podría sindicar como diferenciadores, innovadores o especialmente creativos en el discurso de Guillermo Moreno. Tengo noticias de que su práctica política no es esencialmente distinta a la de los demás, pero su discurso, o al menos el sentimiento de este lo es.

Guillermo Moreno es el único candidato de los alternativos que habla abierta y claramente de su condición y de la necesidad de romper el bipartidismo. Pero Moreno, al condenar el gobierno y los partidos tradicionales introduce una nota de indignación personal no de desencanto resignado. Moreno tiene un látigo en la voz y lo usa implacable contra los culpables pero, al hacerlo, se pone en sintonía con una parte del electorado que se siente y está legítimamente indignada. La denuncia de Moreno, no es igual a la de Estrella ni a la de Max ni a la de Serulle las cuales sin dejar de ser sinceras, se sienten retóricas, formales, oportunas. La denuncia de Moreno tiene un olor y un sabor personal de alguien que está “quillado a nivel”. Esto lo diferencia de aquellos; lo sintoniza con esa población indignada y justamente por eso ha sido capaz de traer a su lado gente que comparte este sentimiento. Este sentimiento, ese estar en sintonía es tan fuerte que ha sido capaz de compensar por los otros defectos mencionados en su quehacer político cotidiano.

Los que apoyan a Guillermo Moreno ahora no están pensando en su pasado como fiscal ni en su trayectoria política previa a Alianza País aunque sus credenciales de honestidad e integridad personal nunca han sido cuestionadas. El apoyo a Guillermo Moreno actual, procede, a mi juicio, de la sintonía que su denuncia intensa, emotiva y resuelta encuentra con una parte de la población que la sufre sin resignarse. Aunque sepan que él no gana hay una fibra que vibra porque no es lo mismo denunciar y gritar con pique que hacerlo de una manera políticamente correcta. Si Guillermo Moreno se atreviera a ir más lejos, creo que le iría mejor porque mas diferente será, más espacio habrá para él, más cerca estará de la ruptura.

Siga Leyendo...

domingo, 11 de marzo de 2012

TRANSFUGUISMO OPORTUNISTA

Por Fernando Rodríguez Céspedes

El transfuguismo partidario es un fenómeno que siempre ha existido en la política vernácula, pero nunca, como ahora, se había practicado con tanta profusión y celebración de quienes acogen en sus agrupaciones políticas a los desertores de las entidades contrarias como héroes dignos de grandes recibimientos.

Esto se explica por la inversión de valores que predomina en nuestra sociedad ya que lejos de ver a los tránsfugas como traidores, se les rinden pleitesías propias de quienes han realizado una noble y loable hazaña. En esto, caen tanto el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) como el de la Liberación Dominicana (PLD).

No pasa un día sin que los periódicos reseñen la juramentación o integración de reformistas a la campaña de Danilo Medina o del ex presidente Hipólito Mejía o de perredeistas en el PLD o peledeistas en el PRD porque creen que uno y otro constituyen una opción de poder y por eso saltan de un lado a otros como saltimbanquis.

La motivación principal de los tránsfugas es el oportunismo aunque, en ocasiones, influye el maltrato de sus compañeros de partido como sucedió con Rafael Calderón que se fue del PRD al PLD y el de Víctor Gómez Casasnova quien pasó de la secretaría general del Partido Reformista al PRD. Ambos salieron premiados con una senaduría y una diputación, respectivamente.

Casos similares, pero más recientes fueron los de Luis Ynchausti y Taína Gautreau, viejos dirigentes del PLD quienes fueron ignorados y echados a un lado por el candidato presidencial del partido morado y su equipo, quienes desestimaron las ofertas de estos para integrarse a la campaña política de su partido y despechados se fueron al PRD.

En ambos casos, los desertores entienden que la agrupación a la que se acercan, a última hora, constituye una opción de poder y eso es lo que importa, porque si fuera, como alegó la polémica Taína que se fue del PLD por razones morales, no se hubiera integrado al otro gran partido del sistema cuyo gobierno no fue, precisamente, un ejemplo de moralidad ni de buenas políticas económicas.

A propósito de moralidad, es difícil entender el enérgico discurso del candidato Hipólito Mejía contra la corrupción y sus intenciones de combatirla cuando se le ve recibiendo como héroes a personas como Luis Ynchausti y a José Enrique Sued, el primero condenado por corrupción y el segundo sometido a la justicia por el mismo motivo.

Siga Leyendo...